Romanticismo con sexo explícito: 9 songs

9songs.jpg

El siempre interesante director británico Michael Winterbottom se apuntó en 2004 a la cada vez más habitual corriente de filmación realista e íntegra de las escenas de sexo en el cine, y lo hizo en el marco de una historia romántica sui generis entre dos jóvenes en el Londres de hoy. Lisa es una estudiante norteamericana que se halla en Gran Bretaña y que en un concierto conoce a Matt, joven inglés con el que inicia una apasionada relación amorosa en la que el sexo es un elemento todavía más básico, si cabe.

Sin dejar nada a la imaginación, Winterbottom ofrece una historia típica de enamoramiento, pasión y alejamiento desde una óptica interesante. Matt es un glaciólogo que realiza sus estudios en áreas del planeta que se sitúan bajo cero permanentemente (una acertada contraposición al continuo volcán sexual de su relación con Lisa) y que, a modo de flashback va contando su historia con Lisa mezclada con algunas notas científicas sobre el comportamiento de los glaciares, a la vez que las imágenes nos introducen en el interior de un laboratorio universitario congelado o nos ofrecen bellas panorámicas de paisajes helados, cuyos valles, promontorios, accidentes geográficos se contraponen a las curvas y formas del cuerpo de la amante deseada. Los continuos encuentros sexuales ofrecidos, sin morbo, sin voluntad de transgresión o perversión alguna, de forma libre de ataduras y de manera que casi constituye un lenguaje narrativo propio, con jadeos, cuchicheos, caricias y sonrisas como palabras sin pronunciar, como lenguaje ritual, van siendo salpicados por unas escenas en las que sin apenas diálogos se nos dan a entender de forma bastante acertada los altibajos de una relación normal reconocible para todos, con sus promesas tácitas, sus desencuentros puntuales, sus cada vez mayores rencores pero en el marco de un amor puro y sincero.

El otro gran acierto de la película, el otro lenguaje paralelo que nos ofrece para complementar la historia, es la música (de ahí el título). Las vivencias de Matt y Lisa, los flashbacks , son aderezados con canciones de los conciertos a los que han acudido juntos, de grupos como The Dandy Warhols, Black rebel motorcycle club, Elbow o Franz Ferdinand, además del músico Michal Nyman. El acierto radica en que, exceptuando el tema instrumental de Nyman, las letras de las canciones que van apareciendo a lo largo del metraje ilustran los respectivos momentos en los que se encuentra la relación de Matt y Lisa, haciendo un diagnóstico y una previsión de su futuro juntos luego confirmado por las escenas siguientes.

Pero su gran valor es la cualidad narrativa de la película, el hecho de que la relación íntima esté contada al revés, desde el enloquecido sexo de la pareja hacia la intimidad cotidiana de ellos dos, con el sexo precediendo al conocimiento mutuo, mostrando primero la cama y su intimidad en ella antes de detenerse en abrir el cuadro y ofrecernos escenas de su vida cotidiana, de sus maneras de ser y de pensar.

Más allá de innecesarios debates en cuanto al retrato explícito del sexo, la película es un ejercicio soberbio de sencillez y naturalidad, un retrato fiel, veraz y sincero de una relación de pareja que empieza siendo ocasional, un mero y caprichoso encuentro sexual, y que va creciendo hasta desarrollar un vínculo que se va enriqueciendo con la vida cotidiana, hasta que en el momento de la forzosa separación, queda un profundo sentimiento agridulce que Matt utiliza para contarnos la historia. Una sencilla, delicada y original película.

About these ads

43 comentarios en “Romanticismo con sexo explícito: 9 songs

  1. A mi esta película me dejo un buen sabor de boca la verdad, coincido en que es mucho más que una película con escenas de sexo explícitas, la desnudez del film no es solo física en mi opinión. La verdad no entendí muy bien el mal recibimiento del film en determinados círculos, a mi me parece bastante sincero y honesto.
    saludos

  2. Esto está mejor, si.
    No conocía la peli pero adoro la sencillez así que me la apunto. Tiene muy buena pinta. (Me encomendaré a San Google para lo de las letras de las canciones…salvo que estén subtituladas, claro).
    Besos.

  3. Iván, creo que a los actores también les dejó buen sabor de boca… Bromas aparte, creo que la gente se quedó en lo superficial y no supo ver el profundo romanticismo que hay en el fondo, y que sobre todo queda plasmado en la forma en la que Matt recuerda a Lisa. Es la gente que siempre mira al dedo y no a donde apunta.
    Un abrazo.

    LaMima, ya vés tú qué variados y heterogéneos somos. Muy importante lo de las canciones, en efecto; si no, te pierdes media peli.
    Besos.

  4. Es una peli que no me gusto. Me quedo con la historia externa, con la luz y con las canciones. A mí me gusta imaginar, utilizar la inteligencia y esta peli no me hace inteligente.

    Un abrazo.

  5. Coincido bastante contigo, si bien no me entusiasmó, sí que es de lo poco salvable en estos últimos años. Las escenas de sexo están muy cuidadas, y en ningún caso gratuitas, más bien necesarias para una mejor comprensión de la historia.
    Saludos

  6. Sonia, a mí en la pantalla me gusta más ver sexo sugerido que explícito. Pero es una película en la que no se busca provocar ni una repercusión morbosa de las escenas. Es sexo explícito “artístico”, si me permites la palabra.
    Abrazos.

    Valentín, en realidad las escenas de sexo son premonitorias e una historia muy íntima y personal que va mucho más allá del mero contacto físico.
    Abrazos.

  7. qué gracia, hoy yo también me consagro al sexo.

    estoy dándole vueltas a un texto que quizá te pueda interesar. espero acabarlo entre hoy o mañana. puedo enviártelo cuando esté, y me dices qué te parece la idea.

    besitos!

  8. Jo, yo no la he visto. Pero el director me gusta. ¿Crees que la echaran para Haloween, en lugar de las cutredades gores que ponen?
    Bien, ¿vas a abrir una sección de cine erótico?
    Besos, y gracias por el aviso

  9. Entrenómadas, creo que la programaron en una madrugada de La2 hace un mes o dos. No es mala idea la sección de cine erótico. Es justo lo que le hace falta a mi mente “calenturienta”.
    Besos y gracias a vos

  10. Lucía, hija, recuérdame que cuando llegue a Ministro de Cultura te subvencione. Qué maravillas me pones en bandeja.
    Esta película la programaron en la tele hace poco, ya sabes, de madrugada y sin publicidad alguna. Le pediré a un colega que me dé un par de referencias de internet que no le suelen fallar en cuanto a oferta y calidad. Yo no me bajo cine ni música de internet por otras razones, y no sólo de legalidad.
    Besos.

  11. No he visto la película, pero me sucede como a ti, me gusta más la sugerencia que lo explícito, cuando de ver sexo en el cine. ¿Ya viste “9 semanas y media”? es un tanto viejita pero la menciono porque además de que me gustó mucho aunque no es muy sugerente el erotismo que se presenta sino un tanto explícito, me parece que es erotismo y no mero sexo explícito. La diferencia entre erotismo y sexo es fundamental. También me gustó el erotismo que se da en “Tess”, de Polanski, el cual hizo una adaptación de la novela homónima de Thomas Hardy. Y el erotismo de “El amante” me parece espectacular, me fascinó.

    Veré esta película para conocerla :)

  12. Magda, “9 semanas y media” es casi un mito. En el cine, prefiero el erotismo que el sexo explícito. El primero puede insinuarse de múltiples maneras resultando igualmente efectivo, como tan bien hacía Buñuel. Me encanta que cites “Tess”, Nastassja Kinski está ahí soberbia en ese aspecto, absolutamente erótica pese a llevar toneladas de ropa puesta… El amante quizá va un poco más allá, pero es igualmente efectiva. Lo mismo sucede con el cine italiano, por ejemplo, cuando por problemas de censura sólo podía contarse con la imaginación.
    Saludos.

  13. Sí.Es un director interesante.Una de mis novelas favoritas es Tristram Shandy,novela por otra parte irrealizable en cine,y viene Winterbottom y realiza una interesante película al más puro estilo La noche americana.Sólo con saber que el director conocía ésta novela me es suficiente,porque los directores actuales parecen que tienen su escuela,más que el las librerías en los videoclubs.Esto no lo digo yo,sino Rafael Azcona.
    Un abrazo.

  14. Sí, pero la peli de Winterbottom se queda sólo en interesante, y poco más (aunque bien mirado, ya es bastante para lo que suele haber últimamente).
    El gran Rafael Azcona tira con bala y siempre hacia el mismo sitio. En efecto, los directores del cine clásico norteamericano (en su mayoría europeos) o los directores europeos hasta los años 80, e incluso en menor medida, después, cuentan con el amplio bagaje de referentes culturales que les ofrece su tradición oral y literaria, con lo cual el cine adquiere por mimetismo el carácter de arte, si bien con sus subgéneros más ligeros en los que el aspecto cultural no llega a desaparecer del todo (llamémoslo cine de aventuras, por ejemplo). Pero desde Spielberg hay un cine que rompe con todo eso y en el que los referentes culturales son menos importantes que el efectismo visual, y de su éxito nace su imitación.
    Azcona tira hacia Tarantino, que fue dependiente de videoclub; pero los referentes de Tarantino, además de la serie B de la que tanto se enorgullece incluyen también a cineastas clásicos y a películas basadas en importantes referentes literarios. Por ejemplo, toda la escena inicial de “Pulp fiction” está basada en “The Killers” de Robert Siodmak y en “Código del hampa”, de Don Siegel, a su vez inspiradas en el clásico cuento de Hemingway.
    Así que quizá los referentes culturales lleguen filtrados y por vía intermedia, pero algo queda.
    Un abrazo.

  15. En realidad a mi me cansó la película: por más allá que vea hacia lo que apunta el dedo; es decir, lo que me cansó fue algo así como la ingente fuerza, el puntilleo en demostrar lo que hacen las parejas.. enamoradas pues; pero siguen existiendo cosas más pequeñas, las cuales disfruto más.

    abrazos!!

  16. Noemí, me vas a obligar a revisitar un montón de escenas de sexo para hacer un monográfico, para lo cual, comprenderás, no vas a necesitar animarme mucho, je, je… El sexo ha pasado de ser un tabú, un hecho sobre el que pasar por encima, una enorme elipsis, algo insinuado, simbolizado, intuido, sospechado, hasta el desarrollo (ay, qué lejos quedan ya los cines de Perpignan), la eclosión, su uso como mecanismo de expresión de ideas más profundas, incluso políticas, y finalmente, el realismo, lo explícito, el “así porque sí”, como en la vida. Un tema interesante, de corto recorrido quizá, pero le daremos vueltas a ver si logramos algo. No te imaginas, por otro lado, lo que me costó encontrar una foto de esta peli que no enseñara nada demasiado aparente…
    Besos.

    Budokán, precisamente es lo que más destaca de Winterbottom: igual realiza una película política, que una sentimental, que adapta literatura clásica. Gracias. Un abrazo.

    Malvisto, puede que tengas razón en cuanto a que es muy reiterativa con el tema sexual de la pareja, pero no se detiene mucho en las cuestiones personales de la vida cotidiana. Quedan más bien esbozados. Quizá. siendo una película de apenas hora y media, hubiesen podido incluirse cinco o diez minutos más en los que viéramos más íntimamente (y menos sexualmente) la plasmación de todo eso que apunta.
    Abrazos.

  17. hace poco que la vi, y me dejó a mitad, la verdad, es original, desde luego, pero la estructura se me hizo monótona, seguramente por no captar los matices de las letras de las canciones, aunque tiene momentos logrados y me pareció interesante… sobre las escenas de sexo, la verdad es que lo de los fundidos en negro siempre ha sido una manera de que la película sea para todos los públicos y que la censura no ponga sus manazas encima, pero a mí lo que me gustaría ver es un romance en el que después de los besos el director tuviera el valor de no cortar, de llegar a mostrar toda la pasión y alegría del sexo compartido de los enamorados, en vez de un fundido en negro, eso una vez a lo largo de una película… Winterbottom en esta peli lo hace al contrario de alguna manera, y no es un mal ejercicio, pero a ver si algún director decide hacer una clásica historia de amor en la que el sexo no sólo se sugiere, que se llegue hasta el final y que se vean las caricias y la ternura también después del orgasmo, y entonces con una gran contención narrativa los enamorados se duermen y fundido en negro, amanece un nuevo día… la vida misma Un saludo.

  18. Tienes mucha razón en todo lo que comentas. Quizá sea éste el momento, ya que por ser políticamente correctos ya no debe filmarse “el cigarrito de después”. El problema es de enfoque: el sexo como tabú, como provocación, el miedo a ser cortado, censurado, la autocensura en alguna forma por la propia opinión de lo que debe ser el sexo en la pantalla. Es la faceta de la vida a la que el cine más ha rehuido. Algunos ejemplos de lo que propones hay, curiosamente más en el cine oriental que en el occidental, pero es una carencia que, en efecto, de momento no tiene remedio, y que hace que cualquier película con pretensiones de realista quede coja.
    Un comentario muy agudo. Un abrazo.

  19. No sé qué piensen ustedes, pero esta película es muy realista desde la óptica de la dinámica de la evocación, así es, el narrador es el personaje masculino el cual rememora su relación sentimental con la estudiante extranjera, no sé el género femenino, pero suele suceder que a nosotros los del género masculino en nuestros recuerdos sentimentales, amorosos, etc. está muy presente, siempre, el factor sexual, es por ello que al ver 9 Songs me pareció sentimentalmente realista y hasta descriptiva formalente en la manera de cómo el protagonista recuerda sus amoríos.

  20. 24/60, efectivamente, así es. No en vano, la acción principal es un gigantesco flash-back en el que él recontruye sus recuerdos de ella, y como todo recuerdo, seguramente será impreciso, manipulado, y más fruto del deseo de recordar que de la exhaustividad memorística.

  21. Vaya, esta pelicula me ha dejado con una sensación bastante fuerte en varias formas de verla… el realismo sin precedentes en la historia del cine (escenas de sexo, drogas y rock and roll) siendo realmente disfrutadas por los actores, no haciendo distinciones entre lo que es el trabajo actoral con la vida. Fundir el acto de dirigir, con el de sugerir caminos de ver una relación (que aunque se hizo de forma no lineal) termina siendo casi secuencial. Como muchas de la secuncias y reconstrucciones que en la vida nos toca en verdad. Me parece que la reconstrucción de las relaciones (asi como las vive el personaje) se basan en algo que dice al principio : “Cuando recuerdo a Lisa, no recuerdo su ropa, ni en su trabajo, ni de donde era ni siquiera en lo que decia. Pienso en su olor, su sabor, su piel tocando la mia” Quizas es una pista para recosntruir nuestras propias emociones y no perdernos de nada de esta vida.
    Saludos a todos

  22. David, el comentario de Matt sobre sus recuerdos de Lisa pueden ir muy bien enfocados por ese punto: el olvido de lo superfluo, lo artificial, y la importancia de la esencia, los sentidos, olores, tacto, etc. Y todo ello en contraposición con los fríos glaciares que él estudia.
    Saludos

  23. Más allá de la crítica que intelectualmente pudiera elaborar, tengo que apelar a la sensibilidad y a mí me dejó una agradable sensación, me pareció una película sumamente romántica.

  24. Es un pestiño infumable. Si no es por el sexo, no habría nada. No ees que sea el sexo un enganche comercial: es lo único de este truño.

    Sí, bla, bla… refleja muy bien esta época: NADA

  25. Claro, exactamente la opinión de quien sólo ve (o le interesa) el sexo de la película, sin preguntarse por qué el sexo y no la cocina o el ganchillo, o qué significa. Otro que en vez de mirar la luna cuando se la señalan, se queda mirando el dedo. Total, bla, bla, bla, nada.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s