Mis escenas favoritas – 10, la mujer perfecta

10, comedia de Blake Edwards es sobre todo recordada por las imágenes de Bo Derek trotando por la playa y por el coitus interruptus al son del Bolero de Maurice Ravel. Pero Dudley Moore, el protagonista, las pasa canutas en escenas memorables, por propia torpeza o por culpa del efecto de la anestesia del dentista aderezada con varias copas de brandy que hacen a su novia (Julie Andrews) pensar que un obseso sexual ha entrado en casa del afamado George Webber (interpretado por Moore), que en vano se esfuerza en explicar a la policía, que no le entiende a causa de la melopea y de los algodones que aún lleva en la boca, quién es él.

Aquí hay un resumen de algunas simpáticas escenas.

About these ads

18 comentarios en “Mis escenas favoritas – 10, la mujer perfecta

  1. Alfredo, Sir Alfred, sí señor una de mis escenas favoritos y película. El actor siempre ha representado este tipo de papeles y aquí lo borda. Dudley Moore interpreta en otra, no recuerdo su título, a un millonario de Nueva York. Tiene escenas maravillosas, también.

    La pena es que en esta escena no disfrutemos de las vistas de la mujer 10. ¡Era guapísima!. Oye y con este frio zaragozano qué envidia el ver ese paraiso tropical. ¿No?

    Un abrazo,

    U

  2. Siempre me gustó Blake Edwards, y curiosamente, también he tenido siempre la sensación de ser un caso raro en esto del cine, no se si será acertada o solo mi impresión,pero creo que el hecho de discurrir su trabajo en el periodo que iba del cine más clásico a la comedia más reciente, ha hecho que algunos historiadores menospreciaran gran parte de su filmografía, no se si me explico, durante sus primeros años hizo películas que poca gente se atreve a tildar de mediocridades, en cambio en la recta final de su carrera, el deberse a ciertas modas imperantes, aún haciendo buenas películas en mi opinión (aunque bueno, quizás no como años anteriores eso si), ha creado un aura de irregularidad en la visión de su trabajo, cosa tremendamente injusta.
    Saludos Alfredo!

  3. Jolín, no puedo poner ahora los altavoces y en mudo no me apetece; veo luego las escenas. Esta peli no la he visto (bueno como otras miles de miles, claro). Y sinceramente, no había pensando en ella como visible, ja ,ja. Luego, lo miro, sí.

  4. Mi querido amigo,comparto plenamente las escenas.Quisiera añadir que Blake Edward es un autor completamente olvidado.Ay,son tantos en la historia del cine.Pero Edwards es un moderno,tanto por su estética como por los temas que trata. A mí me gustan muchísimo Días de vino y rosas,¿recuerdas el final de la película?desgarrador.Dasayuno con diamantes,todo un icono cinematográfico de todos los tiempos.El maravilloso wester crepuscular Dos hombres contra el Oeste,maravilloso Holden.La espléndida Diagnóstico asesinato con uno de mis actores favoritos James Coburn.Y la más ignorada de todas,que a mi juicio,es su obra maestra,Chantaje contra una mujer.
    Bueno paro ya mi querido amigo.
    Gracias por estas imágenes en un día como hoy;terriblemente atareado en trabajos obligados.¡Me pasaría todo el día en los cines!
    Un fuerte abrazo.

  5. No puedo abrir el vídeo, lo intento luego. Pero lo que recuerdo es que vi la película en casa, después de ir al “dentista” y me dormí, literalmente me pareció un rollo, me aburrí mucho. Ahora no sé si por la peli o por el antiinflamatorio.
    Vete tú a saber.
    Voy a intentar ver el vídeo luego.

    Besitos

  6. Valentín, la comedia ha quedado, salvo honrosas excepciones, reducida a un acopio de vulgaridades bastante zafias.
    Un abrazo

    Diego, bienvenido de nuevo, te refieres a “Arthur, el soltero de oro”. No te creas, la mujer perfecta de esta peli no es para nada mi tipo.
    Un abrazo

    Iván, mucha razón, como siempre. Otro precursor despreciado. Saludos.

    En realidad, Luisa, lo mejor de la peli está en estas escenas, quitando la del infructuoso intento de coito. Ya me dirás qué te parece.
    Besos

    Francisco, excelentes todas las películas que citas. Fantásticas.
    Ánimo con esas ocupaciones.
    Un abrazo

    Lucía, pero sobre todo, tómate el coñac antes del dentista, si lo haces después, que sea con pajita…
    Besos

    Entrenómadas, la primera vez también yo me dormí, qué curioso. Quizá sea la película, los mejores momentos están en el vídeo.
    Besos

  7. Parece que estos tiempos no son de risa: aunqu se suele confundir lo alegre con lo plúmbeo, lo zafio. Una pena que la risa siempre lleve las de perder en el cine. Excepto El Closet de hace tanto no me acuerdo haberme reido a carcajada, y con la mandibula desacomodada en un cine. Y eso que soy de risa fácil, y me gusta reir. ¿Qué le ha pasado a la comedia? Es daría para una tesina.

    Por otro lado: si no llego La Puta y la Ballena, mucho menos va a llegar XXY de Lucía Puenzo. No solo recibió varios premios, que no es que sea muy confiable eso: es que va allí donde todo es tan misterioso. Tan ambiguo. El hermafroditismo.- ¿Quié sabe a que sabio se le da por traer las películas? El cine lleva un atraso de varias décadas aquí, precsiamente porque es muy poco lo que llega.

    abrazos,

  8. Malvisto, estos tiempos son de risas tontas, porque la gente parece reírse sólo de cosas tontas. Espero esa tesina. En mi ciudad también se nota la escasez de oferta, sobre todo cuando se trata de cine muy minoritario, o de reestrenos clásicos, a pesar de que en determinados momentos pueden poner “Piratas del Caribe” en cinco salas distintas a la vez. La dictadura del euro y de la banalidad.
    Abrazos

    Diego, lo siento, no he visto tu comentario hasta ahora. Por la tarde no estoy en la Universidad, lástima. Otro día.
    Un abrazo

  9. Adoro a Blake Edwards y a veces pienso que más bien debería odiarlo. Sólo él ha conseguido a día de hoy hacerme reír a carcajadas una y otra vez, por más que vea escenas o películas como ésta. Es en mi humilde opinión un genio insuperable.
    Y la verdad, ya cada vez que entro aquí (aunque no siempre comente) casi no me atrevo a leer la entrada del día. Creo que nunca he coincidido tanto en temas de cine como con vos…
    Todo un placer.

    Un abrazo

  10. El placer es mío, Mónica, con tan buen público, así cualquiera… Tienes mucha razón sobre Edwards, minusvalorado, como ocurre con la comedia, en general.
    Me alegra que coincidamos. A ver si a medida que esto se vaya complicando seguimos coincidiendo.
    Abrazos

  11. Pingback: Las sexys medidas de las famosas | El Circulo Rojo

  12. Pingback: Las sexy medidas de las 10 famosas más voluminosas

  13. Para mi es una gran pelicula, y lo de el 10 no se refiere a bo derek su protagonista, creo que se refiere a la que en la pelicula es su novia la mujer perfecta sensata divertida etc…por eso vuelve con ella

    • Hombre, eso es obvio. Lo que ocurre es que, para empezar, a Bo Derek se la vendió publicitariamente así para atraer gente a la taquilla, y después, visto el éxito y la repercusión de la película, se quedó con el mote. Por otro lado, en la película queda claro que el 10, si es que le corresponde, es solo una cuestión física.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s