Música para una banda sonora vital – Despertando a Ned

Esta, la primera de otras muchas, es de The waterboys, El blues del pescador (Fisherman’s blues), y aparece abriendo la pequeña comedia costumbrista irlandesa ‘Despertando a Ned’ , en la cual se cuenta la divertida historia del habitante de un pequeño pueblecito que es agraciado con un inmenso premio de la lotería pero fallece antes de cobrarlo, y las peripecias de los vecinos que pretenden hacerse con el premio, para lo cual han de simular que Ned, el ganador, sigue vivo ante los ojos del funcionario que debe acreditar el premio y el ganador.

Y si sois pescadores de agua dulce, mucho ojo, sólo pesca deportiva, y devolved los peces al río…

Cine para pensar – Abajo el telón

craddle.jpg

La pareja formada por Susan Sarandon y Tim Robbins son conocidos por su continuo cuestionamiento a la política interior y exterior de su país, del que se dice que es el más poderoso del mundo y la primera y más cualificada democracia del planeta. De hecho, éste es un convencimiento muy arraigado en los Estados Unidos y la razón por la cual muchos opinan que ese país ocupa, a la manera de un pueblo elegido, el privilegiado lugar que el destino reserva a quienes han de guiar a los demás pueblos (quieran o no, eso es irrelevante) hacia la conquista de la libertad y el bienestar. El problema viene de que los norteamericanos hacen suyo el lema cristiano de “la caridad empieza por uno mismo” y se otorgan el derecho de conquistar la libertad y el bienestar para sí mismos a costa del sufrimiento y el sacrificio de los demás, lo cual llevan haciendo desde su independencia, vendida desde siempre como un golpe en la mesa a favor de la libertad, cuando se trata en realidad de una revolución burguesa liberal en busca de aumento de beneficios y libertad económica (y si no que se lo digan a los esclavos negros, que aún esperaron cien años para su libertad, y otros cien para obtener derechos).

Esa misma diferencia existe en el interior del país, en el cual, la libertad y el bienestar son materia reservada a las clases dirigentes. Muchos norteamericanos con cierto grado de independencia intelectual no cejan en su empeño de denunciar estas situaciones y, siempre que pueden, hacen notar su disconformidad con su crónico sistema de hipocresía. Susan Sarandon y Tim Robbins pertenecen a este grupo que manifiesta su constante demanda de libertad y derechos reales, fundamentados en la seguridad social, la abolición de la pena de muerte, la desmilitarización, la extensión de derechos, una economía más social, etc. En muchas ocasiones eligen en su trabajo personajes que les permitan mostrar las desigualdades y las profundas contradicciones de su país, pero en otras son ellos mismos los que diseñan desde el principio el vehículo que quieren utilizar y la situación concreta que quieren poner sobre la mesa.
Continuar leyendo “Cine para pensar – Abajo el telón”