Cine para pensar – Roberto Rossellini

robyrossellini.jpg

Verdaderamente alma del movimiento neorrealista, es además una de las principales figuras del cine mundial, y un autor imprescindible en el desarrollo del cine moderno. No sólo eso, sino que vio el peligro que para el cine suponía el nacimiento de la televisión, y siempre buscó el modo de armonizar la relación entre ambos medios: “el cine ha muerto, ¡viva la televisión!”

Como tantos otros genios del séptimo arte, dejó los estudios de Literatura y Filosofía sin terminar, y se dedicó al cine en exclusiva, primero como ayudante y guionista, dirigiendo después algunos documentales, y por fin, debutanto como realizador en 1941.

Pero si por algo merece un lugar en el olimpo de los grandes directores, es porque, como pionero del neorrealismo, renovó la estructura del lenguaje fílmico de los años cuarenta, con un cine que es mucho más directamente inspirador y modelo del cine de las décadas posteriores, incluso del actual, que el propio cine americano de aquella época.

¿Cuáles son las bases de esa renovación? Pueden parecer hoy muy obvias, pero en su momento fueron revolucionarias: rodaje en escenarios naturales, lejos de los grandes decorados de los estudios, uso de imágenes y estilos documentales, utilización de actores no profesionales, el uso de una luz más realista… Pero lo más importante, es que estas bases son fruto del posicionamiento moral  que, desde su concepción, debería alcanzar el cine, mostrando la realidad como vehículo de reflexión, crítica, búsqueda de valores humanos y censura de actitudes antisociales.
Continuar leyendo “Cine para pensar – Roberto Rossellini”