Cine para pensar – Cesare Zavattini

dx1.jpg

Probablemente sea Cesare Zavattini una de las mayores figuras de la cultura italiana del siglo XX. Escritor, periodista, pintor, se empezó a dar a conocer en Milán, cuando se inició en el periodismo, y enseguida publica en 1931 un libro, Parliamo tanto di me, con el que ya destaca por su utilización del absurdo y la fantasía como vehículo de un afilado y punzante sentido del humor. A este seguirán varios libros en la misma línea, hasta que entra en el mundo del cine a mediados de los años 30, con directores como Camerini o Blasetti.

Pero realmente se labra una auténtica carrera en el cine a partir de su colaboración con Vittorio De Sica en Los niños nos miran (I bambini ci guardano), de 1943, dando inicio a una relación prolífica y perfectamente simbiótica que continuaría en películas como El limpiabotas (Sciuscià), de 1946, El ladrón de bicicletas (Ladri di biciclette) de 1948 (por cierto, ¡menudo año para el cine mundial, vaya cosecha!), Milagro en Milán (Miracolo a Milano), de 1951, o Umberto D, de 1952, precisamente la época dorada de De Sica como director, aunque participará en muchos más guiones en años posteriores, como el de Dos mujeres (La ciociara), de 1960 o El jardín de los Finzi Contini (Il giardino dei Finzi Contini), de 1970.
Continuar leyendo “Cine para pensar – Cesare Zavattini”