Cine para pensar – Horizontes de grandeza

bigcountry1.gif
Muchas personas, sobre todo de sexo femenino, tienen prejuicios hacia los westerns. Los argumentos utilizados son innegables: son violentos, machistas cuando no directamente misóginos, legitiman la guerra y el exterminio racial de los nativos, y un largo etcétera.
No vamos aquí a llevar la contraria a quienes defienden este punto de vista, pero sí queremos hacer notar que quien rechaza este género, por las razones que sea, rechaza toda la tradición épica de cualquier cultura. Porque el western no es más que la épica de un país nuevo, sin historia, que busca por todos los medios crearse una identidad común fundamentada en sucesos míticos e históricos, en personajes heroicos de más que dudosa verdad histórica. Todos esos hechos como sus protagonistas son demasiado recientes, pero ha sido el cine quien los ha elevado a la categoría de mitos: David Crockett, Daniel Boone, El Álamo, el duelo a muerte en O.K. Corral (Pasión de los fuertes, Duelo de titanes), la guerra de Secesión, Little Big Horn, el ferrocarril de costa a costa, etc.
Continuar leyendo “Cine para pensar – Horizontes de grandeza”

Un escritor de cine

El escritor Robert Bloch tuvo la buena o mala suerte, según se mire, de que un genio como Alfred Hitchcock llevara al cine su novela “Psicosis”. La película, indudablemente mejor que el relato, eclipsó al magnífico escritor que era Bloch, un autor imprescindible para los amantes de la literatura fantástica y de terror. La editorial Valdemar reivindica a este maestro de historias perversas y malignas con la publicación del libro de cuentos “El que abre camino” y la novela “Pirómano”.
Robert Bloch (Chicago, 1917-Los Ángeles, 1994) fue un prolífico autor que escribió unos cuatrocientos relatos cortos y más de veinte novelas. Este admirador de H. P. Lovecraft y Edgar Allan Poe fue de los primeros que descubrió la veta que suponía el advenimiento de la televisión, medio en el que colaboró alumbrando media docena de capítulos para la teleserie “Alfred Hitchcock presenta” y los libretos de 20 episodios de “La hora de Alfred Hitchcock”. No obstante, su más popular contribución a la pequeña pantalla fue la escritura de tres historias originales para “Star Trek”.
Continuar leyendo “Un escritor de cine”