Cine para soñar – Orfeo

4579.jpg
La primera película francesa de la que hablamos tiene por fuerza que ser especial. Una de las películas más extrañas que he visto nunca es Orphée (Orfeo), dirigida en 1949 por ese genio inigualable que es Jean Cocteau. Es un derroche de imaginación poética, una explosión de lo onírico, que seduce y atrapa desde los primeros fotogramas. A partir del mito de Orfeo y Eurídice crea un auténtico poema visual, casi más bien un sueño, a ratos incluso una pesadilla.
El amante de Cocteau, Jean Marais, también protagonista de la sublime La bella y la bestia, es un poeta famoso en otro tiempo, pero que ahora es más bien ignorado por crítica y público. Un poeta rival es apaleado en plena calle, y cuando llega la Princesa Muerte (interpretada por María Casares, hija de Santiago Casares Quiroga), Marais queda fascinado por ella, al punto que olvida a su esposa por completo, aunque cuando ésta muera, no dudará en descender a los infiernos en su busca para reclamar su retorno.
Continuar leyendo “Cine para soñar – Orfeo”