Cine para soñar – El extraño viaje

elextranoviaje2.jpg
Fernando Fernán Gómez, sin duda uno de los principales exponentes del teatro y del cine españoles en la segunda mitad del siglo XX, y conocido por el gran público más por su supuesto mal carácter que por sus virtudes como creador e intérprete, dirigió en 1964 una de las joyas del cine de culto en España, la magnífica El extraño viaje, una absoluta rareza en nuestro cine, y más en la época, y que hoy en día sigue siendo una de las mejores películas de toda la cinematografía española, una obra maestra de categoría indiscutible.

La película nos acerca a la vida cotidiana de un pueblo de la sierra cercano a la capital, en el que durante la semana la vida transcurre plácida y lentamente como corresponde a una villa campesina, pero que al llegar la noche del sábado vive la animación y el ambiente del baile que acude a amenizar un grupo de músicos que llega cada semana desde la ciudad. Dentro de la vida monótona del pueblo la historia se centra en la relación entre tres hermanos, Ignacia, Paquita y Venancio, que viven en una vieja casona de grandes salas, pasillos lúgubres y ruidos extraños. La hermana mayor es una mujer implacable, dominante, adusta, una mujer soltera ya entrada en edad, mientras que Paquita y Venancio son tímidos, retraídos, en permanente estado de sumisión hacia ella.
Una noche de tormenta, escena rodada en un espléndido suspense gótico y de una forma que podría insertarse perfectamente en cualquier buena película de terror o de intriga norteamericana, ambos hermanos, muy infantilizados por el carácter opresivo de su hermana mayor, acuden a la habitación de ésta porque tienen miedo de la magnitud de la tempestad. Allí creen encontrarse con una gran sorpresa, no pueden creer lo que oyen… si es que en verdad oyen algo. ¿O sólo creen oírlo? ¿Hay alguien en la habitación de su hermana en plena noche de tormenta? ¿Quién puede ser? ¿Han oído bien, alguien hablaba con su hermana a aquellas horas de la noche? El temible carácter de Ignacia cae sobre ellos cuando se atreven a insinuar semejante cosa, estalla y una vez más somete a los débiles hermanos, que aunque no terminen de creer a su hermana no osarán contradecirla ni hacer o decir nada que pueda irritarla.
La película de Fernán Gómez es una mezcla perfecta de comedia negra, intriga absorbente, esperpento, romanticismo clásico y drama rural, que retrata la realidad de la España franquista alejada de los grandes núcleos urbanos, presentando arquetipos reconocibles para el público (incluso para el público de hoy) y situaciones cotidianas que se van alternando entre la monotonía del día a día en espera de la diversión del fin de semana que, no obstante, luego es celebrado con otra clase de monotonía, el mismo baile en el mismo sitio, la misma orquesta, las mismas canciones…, una tímida forma de expresar los deseos aperturistas de una juventud que se veía encorsetada en la rígida moral franquista, metafóricamente mostrada en el dominio por parte de Ignacia de sus dos hermanos más jóvenes, así como en las escenas de los bailes, donde las mujeres del pueblo, los mayores, el sacerdote, y los núcleos duros de la moral tradicional, se sientan alrededor de los bailarines escrutando, vigilando, controlando sus contorsiones, la distancia que guardan, cuántas veces bailan unos con otros, quiénes salen de o entran juntos a la sala, qué chicas hablan demasiado con los músicos de la orquesta, y no vacilan en advertir en voz alta a quienes superan los límites que el decoro de la decencia de la época impone a todos, como férreos guardianes de la doctrina moral más pura.
Cobra especial importancia “el que dirán”, que limita las libertades de los más jóvenes, cuyas acciones y pensamientos son observados al milímetro, como los hermanos que quieren irse al extranjero, metáfora de la libertad que ansían.
Especialmente hay que destacar el extraordinario papel como director de Fernán Gómez, que realiza un magnífico retrato de una sociedad rural, junto con un suspense tratado con maestría y a una dirección de actores soberbia, incluso del pavisoso Carlos Larrañaga, además de la música utilizada, de la perfección del guión y de la estupenda fotografía, un blanco y negro espectacular, sin poder omitir las magníficas escenas en las que queda resuelta la trama de la película, totalmente impensables por aquel entonces en la cinematografía de un país inmerso en la ‘caspa’ de los bodrios que emiten en ese pseudo-programa de Televisión Española que hace exaltación del cine del régimen, sobre todo los momentos que tienen lugar en la bodega y el descubrimiento de qué se esconde bajo el velo de esa fantasmal figura de mujer vestida de negro que vaga interminablemente por los pasillos del viejo caserón.
Una obra maestra sin paliativos de un genio del cine español, como actor, guionista y director, y de un genio de la escena. Fernando Fernán Gómez es un verdadero tesoro de nuestra cultura. No tengo ninguna duda de que si se tratara de un actor alemán, inglés, italiano o francés, hubiera sido requerido por más altas jerarquías cinematográficas mundiales, y que incluso sería mundialmente conocido y reconocido, una especie de Max Von Sydow, pero todavía mucho más grande.
Aun así, recientemente recibió un merecido homenaje en el festival de Berlín, lugar donde ha sido varias veces premiado y donde se le tiene en especial consideración. La interminable ovación que recibió en el momento de la entrega del premio es prueba de ello. Se lo merece este gran creador, actor y escritor al que debería organizarse (si él quisiera, claro, no es cuestion que se enfade), el merecido homenaje institucional y de la profesión, antes de que sea demasiado tarde y de que, como siempre ocurre en este país, la gente pase a mejor vida sin que se le hayan reconocido sus méritos como es debido. Y si alguien se lo merece, sin duda es quien ideó esta maravilla que es El extraño viaje.

12 comentarios sobre “Cine para soñar – El extraño viaje

  1. No la he visto, así que me la apunto. Es cierto que FFG está infravalorado en este país. No sólo es un gran intérprete, sino también un gran escritor y director. Y además ha desarrollado la mayor parte de su carrera en una de las etapas más difíciles de nuestra historia reciente. Así que reconocer sus méritos, no es más que aplicar un pelín de justicia en este mundillo donde muchas veces imperan criterios básicamente mercantiles.

  2. Magda, creo que la infravaloración de Fernán Gómez, que es cierta, se debe también a que él no se ha cortado un pelo en aceptar muchos papeles denigrantes en películas lamentables por la necesidad de sobrevivir, aunque siempre ha tenido el decoro de reconocerlo y admitirlo.
    Pero cuando ha podido crear, dirigir sus proyectos, incluso las comedias costumbristas o los entretenimientos facilones, ha demostrado una maestría digna de un genio, y a años luz de distancia de algunos cineastas españoles actuales que para los críticos parecen representar la panacea universal.
    Un saludo.

  3. Yo no la conocía, pero me apetece mucho verla.
    eso sí, al principio de tu relato me parecía una historia muy lorquiana, luego ya no tanto.
    El cartel creo que cuenta demasiado, ¿no te parece?
    La voy a buscar. Muy interesante.
    kisses,

  4. Te la recomiendo vivamente, es una película estupenda. En cuanto al cartel, creo que sólo cuenta demasiado porque yo he contado un poquito, pero no te creas…
    Ya me contarás qué te parece.
    Besos.

  5. Yo tampoco la conocía, ¡pero no nos pongas a todas en la lista negra!. Estoy de acuerdo en todo lo que dices de F.F.G. y se merece un buen homenaje y mucho más. Como siempre lo de casa nunca nos parece suficientemente bueno y tienen que venir a decírnoslo los de fuera. En España hay actores fabulosos que son dignos de nuestra mayor admiración.

  6. Lucía, me alegro de que te guste Don Fernando. No es mi intención crear listas negras, sé muy bien que en el fondo hay una gran, gran minoría silenciosa que sabe valorar las cosas en su justa medida, más allá de la epidemia de banalización y vulgaridad en que vivimos. Un abrazo.

  7. obra maestra del cine, y Fernando Fernán Gómez un talento único que vamos a añorar, y que aún no ha sido, ni lo fue en vida ni parece que lo sea todavía, lo bastante valorado… tipical spanish… Saludos.

  8. Curiosamente, y por suerte, todo el mundo ha sido unánime estos días en cuanto a la calidad de esta película y se ha hablado mucho de ella. Seguro que mucha gente, sobre todo los más jóvenes, han tenido conocimiento de ella estos días.
    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .