Aniversario de Katharine Hepburn

hepburn_1.jpg
Se cumple este mes de mayo el centenario del nacimiento de una de las mejores actrices de todos los tiempos, Katharine Hepburn. El mes próximo se cumplen los cuatro años de su muerte. Con tal motivo, ofrecemos aquí una noticia aparecida en la web del cine de Lo que yo te diga, en la que se habla de la publicación de un nuevo libro sobre la Hepburn, una mujer admirable, que a pesar de ganar 4 premios de la Academia no acudió a recogerlos porque rechazaba que a los actores les hiciera competir como en ferias de ganado. Los donó a un museo, porque, como ella misma dijo, “si no he ido a recogerlos, tampoco merezco tenerlos”:

Título: KATE. EL LADO OSCURO DE KATHARINE HEPBURN

Author: WILLIAM J. MANN

Editorial: TB Editores

Un título más comercial que afortunado, para describir lo alejado que está el contenido de este libro del sensacionalismo que suele acompañar muchas oscuridades. El título original, “Kate, la mujer que fue Hepburn” precisa mejor que el autor ha buscado esas cosas que los humanos solemos esconder por múltiples razones. Lo que ha encontrado resulta muy interesante, respaldado y ameno. Ofrece el fondo histórico necesario para comprender, pero añadiendo además datos biográficos muy bien introducidos, de personas que la rodearon. Este fragmento del prólogo ilustra el móvil del autor….

…”La mayoría de los relatos sobre la vida de Hepburn -libros y artículos- han sido escritos por amigos, fans o periodistas que subieron las empinadas y estrechas escaleras de su casa de la ciudad en Turtle Bay, Nueva York, o viajaron a su casa de veraneo en Fenwick, Connecticut. Todos sus biógrafos, fielmente o no, han sugerido algún tipo de “cooperación” por parte de la estrella. Tras su muerte, algunos tuvieron la impresión de que A. Scott Berg, su más reciente cronista, estaba dando los últimos toques a la leyenda tal y como Hepburn quería que se contara. Pero Berg, admitiendo por anticipado su falta de objetividad, reconocía en la introducción de “Kate Remembered” (publicada inmediatamente tras su muerte y ofreciendo una cálida, ingeniosa, cariñosa descripción de su amistad) que la cuatro veces ganadora del Oscar merecía una biografía más minuciosa, de más envergadura.
Como reportero e historiador cultural, he intentado aportar el libro que Berg describe. Soy un gran admirador de Hepburn, pero no fui su amigo ni me considero un fan. A diferencia de otros biógrafos, no comienzo mi relato con un encuentro en persona con la estrella. En vez de con la leyenda viva, empiezo con las reliquias que dejó atrás”

Esa criatura pública es algo que yo inventé. No soy yo. En absoluto.

KATHARINE HEPBURN

… Mientras escribo estas palabras en 2006, casi cuatro años después de su muerte, la leyenda de Hepburn permanece en gran medida tal como ella la dejó, tan sacrosanta como la Estatua de la Libertad y quizá igual de perdurable. Parece suficiente simplemente dar un paso atrás y admirarla, y ciertamente hay mucho que admirar en Katharine Hepburn. Fue un ejemplo de logros, un icono cultural americano. Su solo nombre conjura indomabilidad, independencia, sentido común yanqui. De todas las leyendas femeninas de Hollywood, sólo Marilyn Monroe la supera en términos de reconocimiento mundial. Pero el nombre de Monroe invoca a la Víctima: el de Hepburn, por el contrario, es sinónimo de Superviviente. Rebelde. Campeona.

Su muerte el 29 de junio de 2003, a los 96 años, provocó una inesperada sensación mediática. Un año después, la subasta de sus efectos personales en Sotheby’s generó todo un nuevo ciclo de publicidad, con 11.000 de sus fieles pasando por allí en cinco días. Mientras el mito era mercantilizado, sin embargo, la mujer mucho más interesante que había detrás se arriesgaba a perderse para la historia, sin que nos enterásemos de lo que estaba sucediendo. Eso es porque, durante décadas, nos habíamos fiado del mito. La profundidad de nuestra admiración nos había convencido de que conocíamos a la auténtica Kate, que la pública y la privada eran una y la misma.

«Protagonizó siete billones de películas», escribía la crítica Mary McNamara, «ganó todos esos Oscar, pero al final, Katharine Hepburn era amada por sí misma, por ser quien era».

Quien era. El público realmente pensaba que lo sabía. Y ahí radica su secreto.

19 comentarios sobre “Aniversario de Katharine Hepburn

  1. Vaya foto guapa. Tiene tanta fuerza su rostro que parece que se va a salir. Sin embargo creo que no fue tan independiente como lo aparentaba. Pero eso es otra historia. A mí me parece que tiene muchos registros, matices para dar y vender y eso es tan difícil de encontrar. A mí me relaja verla en pantalla. Siempre me apetece, siempre.
    kisses lluviosos

  2. Creo que tienes razón, su fortaleza y su independencia eran en parte una fachada. Su principal debilidad era posiblemente el aspecto emocional, ¡lo que pasó esta mujer!
    Pero ha sido una actriz impresionante, una de las dos o tres mejores de todos los tiempos.
    Besos (menos mal que hoy me he traído la piragua al trabajo, que si no…)

  3. Pues el Ford también se lo hizo pasar fatal. Yo creo que ahora les haría rabiar a todos. Creo que deberías abrir un espacio “cotilleo elegante sentimental”. Siempre he pensado que Kathearine Hepburn podía haber sido una buena directora. Yo me la imagino detrás de la cámara. No eran aquellos los tiempos adecuados, pero a mí me da que hubiera sido buena.

  4. Interesante sugerencia lo del ‘cotilleo elegante’, sentimental o no. Tomo nota. De hecho, tengo listo un post en esa línea para la próxima semana, y para más adelante tengo una idea sobre un posible asesinato en el que Chaplin tuvo un papel de cierta relevancia, con líos de faldas de por medio…, pero de momento no me he atrevido.
    Lo de Ford, normal, no imagino que nadie pudiera pasarlo bien con él salvo habiendo ingerido antes incontables litros de alcohol.
    Y también creo que tienes razón en lo de la capacidad de Hepburn para la dirección. En otro tiempo y en otro lugar me la imagino dirigiendo cosas a lo John Cassavetes, cine independiente total. Lástima que sólo podamos elucubrar.
    Besos

  5. Cuando leí el título de tu post y vi la foto se me escapó: ¡Oh Dios!. Te sonará muy tópico, pero la adoro, siempre quise ser como ella: rebelde, independiente, divertida, inteligente, fuerte, bonita, elegante…

  6. No puedo más que decir que me encanta…es una de mis personas favoritas y actriz extraordinaria…siempre me sonrío al ver “Historias de Filadelfia”…un abrazo

  7. Lucía, totalmente de acuerdo, aunque no sé si mucha gente estará de acuerdo en lo de bonita. La belleza es relativa, pero creo que merece más la pena cuando hay una mente detrás en armonía con ella. Yo me quedo con Katharine antes que con Marilyn, por ejemplo.

    Fernando, coincido contigo. “Historias de Filadelfia”, imprescindible. También la recogeremos aquí algún día, con su pequeña historia, que la tiene.

  8. Buscando una foto de esta mujer, para adjuntar a mis correos, me topé con tu página sobre esta maravillosa actriz, y leyendo vuestros comentarios, me alegro que todavía hoy siga vivo esa imagen de “mujer orgullosa de sí misma”, como deberíamos ser todas. Transmitía una fuerza, “un que feliz soy, siendo como soy”, “y hago y digo lo que quiero”, que para es pura envidia (sana, por supuesto) opino como Lucía, quiero ser como ella. Tal vez la imagen que nos transmitió, no era real, pero si no fue asi, entonces… QUE BUENA ACTRIZ. Genial. Besos.cris

  9. Bienvenida, Cris. En efecto, quizá esa imagen no fuera real, pero sí lo es el mito que esa imagen ha creado y que debemos aspirar a que no desaparezca nunca. Esa actitud convierte a las personas que la manifiestan en bienes muy preciados.
    Besos

  10. me encanta katharine hepburn ,era una mujer muy linda y muy alegre , ver sus peliculas me calientan,ojalas ubiese nacido en otra epoca me ubiese hasta casado con ella………………..

  11. me encanta katharine hepburn ,era una mujer muy linda y muy alegre , ver sus peliculas me calientan,ojalas ubiese nacido en otra epoca me ubiese hasta casado con ella………………..

  12. Ah, Katherine! ya te dije que yo también estaba enamorado de ella. Una mujer como debieran ser todas, alejada en apariencia del culto a la belleza de serie, de la pretensión de provocar admiración por la atracción sexuel como la mencionada Marilyn y de parecer débil y vanidosa…
    Si, como parece,la imagen que daba en sus películas es bastante próxima a la realidad me habría gustado ser el Spencer Tracy.

    1. Bueno, no todo es como parece, Carlos. Era una mujer fuerte, tenaz, apasionada, sí, pero también con sus debilidades. Lo que ocurre con ella es que supo ser suficientemente inteligente como para, sabiéndose muy distinta a Marilyn, hacer acopio de todo aquello que a Marilyn le faltaba y regalarlo en dosis altísimas. Y claro, para muchos como nosotros es un modelo. Lo que pasa es que, en la vida real, todos nos giramos cuando vemos pasar a Marilyn y no cuando pasa Kate…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .