La nostalgia irlandesa de John Ford: El hombre tranquilo

quietmandvd.jpg

“Me llamo John Ford, hago westerns”.
Eso es lo que dijo el gran maestro una vez para presentarse a sí mismo. Nada más lejos de la realidad, porque Ford, además de realizador de cuatro o cinco de los westerns más importantes de la historia del cine, y de una decena de otras obras notables del género, también fue el creador de otras cintas de similar calidad y basadas en otras preocupaciones y apetencias que la exaltación de la historia, la cultura y la tradición americanas.
Ese es, precisamente, el caso de El hombre tranquilo (The quiet man, 1952), donde Ford da rienda suelta a su nostalgia por sus raíces celtas y a su añoranza de la Irlanda de la que era oriunda su familia, y que es la mejor y más célebre de la serie de largometrajes que realizó para manifestar el amor que sentía por su lugar de origen.
Continuar leyendo “La nostalgia irlandesa de John Ford: El hombre tranquilo”