Cine para sentir – Umberto D

181umbertod1.jpg

Tras la obra maestra Ladrón de bicicletas (1948), el tándem Vittorio de Sica – Cesare Zavattini volvió a colaborar y a profundizar en los conceptos del neorrealismo para crear Umberto D (1952), una de las películas más tiernas y duras jamás rodadas, en la que se cuenta la historia de un funcionario jubilado y su perro, el simpático Flike.
El esquema narrativo es el mismo que en la obra precedente, es decir, establecer el drama alrededor de una historia personal cruda y desnuda que sirva de símbolo para presentar unas condiciones sociológicas generales del país y de la época.
La película está rodada con actores en su mayoría aficionados y en escenarios reales de Roma, con lo que gana en cercanía, frescura y espontaneidad.

El actor Carlo Battisti interpreta a Umberto, el funcionario retirado y olvidado por la sociedad que, sin embargo, sigue conservando una presencia digna y también resignada con sus situación de abandono. Las penurias económicas derivadas de la escasa cuantía de la pensión que recibe del Estado tras largos años a su servicio hacen que tenga problemas para pagar la pequeña habitación en la que vive bajo el imperio de una desagradable casera que está buscando el momento de librarse de él. Umberto está tan empobrecido que vive gracias a la comida que recibe de los programas de beneficencia, y además ha de compartir esta comida con su perro, única compañía y consuelo. Sin embargo, el progresivo deterioro de la situación hace que el drama desemboque en una dura alternativa entre velar por su bienestar o conservar su perro, dado que no posee recursos suficientes para el mantenimiento de ambos.
Cuando Flike se pierde, sin embargo, el amor que Umberto siente por su perro, la necesidad que tiene de él, hace que corra en su busca temeroso de que sea víctima del caótico tráfico, ya por entonces, de la ciudad. Esto proporciona un suspense digno de las películas de intriga y misterio de los grandes maestros del género, incluso más que la lucha por un secreto entre espías o la última arma secreta surgida de los oscuros laboratorios del malvado enemigo de James Bond.
Muchas veces se ha criticado al neorrealismo italiano por el hecho de que la presentación de un drama personal repleto de desgracias, pobreza y dramatismo puede diluir el mensaje principal de la película, el compromiso de denuncia social. Sin embargo, De Sica y Zavattini utilizan Umberto D para realizar agudas observaciones sobre la injusticia social en un país duramente golpeado por la guerra y por sí mismo, objetivo primordial del neorrealismo.
Pero la película, un alarde de extrema y delicada sensibilidad que no tiene nada que ver con los productos almibarados que suelen llegarnos de Estados Unidos, nos proporciona también un mensaje crítico con la situación de los ancianos, el hecho de que en las sociedades occidentales se consideren cargas cuando no directamente molestias que consumen recursos y esfuerzos de dedicación que podrían gastarse en otra cosa, mientras que, por ejemplo, en culturas de países menos desarrollados económicamente, la edad avanzada se considera un plus a apreciar por las generaciones más jóvenes, que pueden beneficiarse de sus experiencias y consejos, a la vez que eso suele plasmarse en la ocupación por ellos de puestos de honor y responsabilidad en sus sociedades que nada tienen que ver con el enclaustramiento (y la mayor ocultación posible) que se produce en las sociedades occidentalizadas, por el pernicioso paralelismo e identificación que absurdamente establecen entre los conceptos de, por un lado, juventud y belleza, de carácter positivo, y por otro, de vejez y decrepitud, por no decir llanamente fealdad, de carácter negativo.
Por otro lado, es una película paradigmática que muestra magistralmente la capacidad que tienen los animales domésticos para consolar la soledad de las personas, para servir de aliciente vital y como motivadores del mantenimiento de la esperanza, la dignidad y los buenos sentimientos enmedio del caos de la deshumanización de nuestros entornos urbanos. Flike es una metáfora de los valores que desaparecían progresivamente con la masiva industrialización y el capitalismo que se estaban instalando tras la guerra, y que en muchos casos hoy, desgraciadamente, son a menudo ya tan sólo un recuerdo.

11 comentarios sobre “Cine para sentir – Umberto D

  1. A mí si esta metido Zabattini ya sé que me va a gustar. Hijo, tengo yo una cosa con este hombre que no veas. Y la foto qué preciosidad.
    Tengo que preguntarle a mi madre por esta peli, a ver si está en casa, que de cine italiano ella siempre ha estado bien surtida.
    Oye, pero a ti deberían ficharte en la Filmoteca de la ciudad.
    I think so.
    Bachi,bachi

  2. ¡Bueno, qué generosa eres! Nada me agradaría más que trabajar entre bobinas, rollos de celuloide y patios de butacas… Pero me conformo con vivirlo con toda la pasión posible, a falta de mayores talentos y tiempo.
    Esta peli es absolutamente recomendable. Emoción a flor de piel.
    Besos

  3. Qué chulo este post. Por la peli de la que hablas, por lo que cuentas de ella, por cómo lo cuentas. Debería ya de existir un repositorio internáutico de pelis ¡ya!, y así poder acudir a la que nos gustaría ver en cada momento. Y estoy con Marta, serías un lujazo en la Filmoteca.
    Un beso.

  4. Gracias, Luisa, con comentarios así da gusto. Lo de internet no te preocupes porque llegará no tardando mucho, seguro.
    La película merece mucho la pena. Recomiendo vivamente su visionado, es un alarde de sensibilidad y una historia de fraternidad de primer orden.
    Besos.

  5. De los directores más representativos del neorrealismo, el cine de DeSicca es el más humanista, y precisamente, lo que más me atrae de este cineasta es que pasó de dirigir comedias de humor sentimental a contar relatos sobre la vida intimista con vocación de crónica. Qué maravilla

  6. Es cierto, aunque la posterior deriva de De Sica hacia la comedieta de costumbres ramplona, facilona, plana y sonrojante le quita puntos. Sin emnbargo, en su primera época se ganó justo reconocimiento.
    Saludos

  7. No conocía esta película y, la verdad, me gusta lo que cuentas de ella.
    Es cierto que el neorrealismo italiano ha teñido de gris casi siempre sus historias pero yo no creo que desvirtúe así el mensaje, es más, pienso que a veces lo que consigue es clavarlo a fuego.
    Me gusta el “género” sobre todo por lo que tiene de compromiso: me parece importante utilizar el cine para denunciar, para llamar la atención, para ponernos ese espejo en el que vernos reflejados y reflexionar sobre lo que vemos. Si encima la película está bien construída y contada…¡premio!.
    Pues eso, que otro buen descubrimiento
    P.D. ¿Donde hay que firmar para lo de la “filmoteca internetera?”…

  8. Estoy contigo, esa debe ser el primer objetivo de las manifestaciones artísticas, estética aparte, y creo que el neorrealismo cumplió a la perfección.
    De lo otro, a medida que las películas en soporte físico vayan desapareciendo, proliferen aún más las TV con disco duro y las descargas por internet se vayan legalizando, el cine -clásico en principio, pero poco a poco también el de estreno – y los cines, serán a la carta.
    Un abrazo

  9. Acabo de leer el tremendo post de Entrenómadas y ahora como contrapunto leo el tuyo. Hace unos días se murió uno de los perros de mi hermana y no te imaginas que disgusto toda la familia.
    La película tiene que ser estupenda y no perderé la ocasión de verla.
    Si piden firmas para incluirte en la filmoteca cuenta con la mía.
    Un abrazo.

  10. El post de Entrenómadas es terrible. Ya se ve que algunasc cosas no cambian con el tiempo, por desgracia.
    No dejes de ver la peli si tienes opción. Verás como te gusta.
    Y en cuanto a lo de la Filmoteca, después de tantos ánimos estoy pensando en acampar en la puerta, a ver si ‘cuela’.
    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.