Diálogos de celuloide – Ninotchka

[Tres delegados soviéticos están en medio de una calle de París, entrando y saliendo por turnos por una puerta giratoria al vestíbulo de un elegante hotel]

KOPALSKI: Camaradas, ¿para qué engañarnos? Es maravilloso.

IRANOFF: Seamos honestos, ¿tenemos algo así en Rusia?

KOPALSKI y BULJANOFF: No, no.

IRANOFF: ¿Imagináis cómo serán las camas en un hotel como éste?

KOPALSKI: Me han dicho que si tocas el timbre una vez, viene un criado. Si tocas dos, un camarero. ¿Y sabéis qué ocurre si tocas tres veces? Viene una doncella. Una doncella francesa.

IRANOFF: ¡Camaradas, si tocamos nueve veces…!¡Entremos!

BULJANOFF: Un momento, un momento. No tengo nada contra la idea, pero sigo diciendo que vayamos al hotel Termino. Moscú nos hizo las reservas allí. Estamos en una misión oficial y no tenemos derecho a cambiar las órdenes de nuestros jefes.

IRANOFF: ¿Dónde está tu valor, camarada Buljanoff?

KOPALSKI: ¿Eres tú el Buljanoff que luchó en las barricadas? ¡Y ahora te da miedo coger una habitación con baño!

BULJANOFF: No quiero ir a Siberia.

IRANOFF: ¡Yo no quiero ir al Hotel Termino!

BULJANOFF: ¡Y yo no quiero ir a Siberia! ¡No! ¡No!

IRANOFF: Buljanoff, escúchame…

KOPALSKI: Mira, mira, Buljanoff, si Lenin viviese te diría: “Buljanoff, camarada, para una vez en tu vida que vas a París, no seas idiota, entra y toca tres veces”.

IRANOFF: No diría eso. Lo que te diría es: “Buljanoff, no puedes permitirte ir a un hotel barato. ¿Es que el prestigio de los bolcheviques no cuenta para ti? ¿Quieres vivir en un hotel en el que das al grifo de agua caliente y sale fría y das al de la fría y no sale nada? Vamos, Buljanoff…”

BULJANOFF: Insisto en que nuestro lugar está con el pueblo, pero, ¿quién soy yo para contradecir a Lenin? Vamos allá.

Ninotchka. Ernst Lubitsch (1939).

9 comentarios sobre “Diálogos de celuloide – Ninotchka

  1. Esta película es una de mis debilidades cinematográficas. El diálogo es de los mejores que tiene y eso es mucho decir porque el guión es francamente bueno.
    Desde luego, Lenin les hubiera mandado a los tres a Siberia.

  2. Los guiones de Lubitsch son soberbios, y esa magia que rodea las películas, el llamado “Toque Lubitsch” les confiere un encanto inigualable y que aún no ha podido siguiera emularse en tantos años.
    En cuanto a estos tres elementos, a mí me dan lástima, qué ingenuos y que ‘pringaos’. Más que en Siberia, yo los hubiera enviado a Uzbekistán.

  3. ¿Podeis creer que no la he visto?..si, una colleja merezco.
    Desde luego la escena es divertida, si, que panolis jejeje ¡si Lenin levantara la cabeza!
    Bonita foto…¡Ay la Garbo!

  4. Lubitsch… Yo siento ser un poco tópica, pero me quedo con “Ser o no ser”, ante la que me arrodillo a la par que me encandilo;) De todas formas, coincido plenamente en que ésta es una brillantísima comedia y recuerdo haberla visto de jovencita dentro de un ciclo de la Garbo, a que a pesar de que creo que es un tanto palo como actriz, adoro. Luego la he vuelto a ver alguna vez, entendiéndola mejor, pienso. ¿El guión era de Wilder?

  5. Inma, es buena peli, y la Garbo está encantadora. El diálogo es muy ilustrativo sobre lo que eran las jerarquías soviéticas, y un buen ensayo para chotearse poco después de los nazis.

    Señorita Rouge, con eso lo ha dicho todo.

    Entrenómadas, yo prefiero “Ser o no ser”, por supuesto, y “El bazar de las sorpresas”, maravillosa.

    Luisa, estoy de acuerdo, Greta Garbo era un poco limitada y es más bien un mito que una actriz. Efectivamente, en el guión colabora Billy Wilder, al igual que hizo en “La octava mujer de Barbazul”, también de Lubitsch. Las conexiones entre la manera de hacer cine y el ácido humor de uno y otro son evidentes.

    Abrazos y besos a repartir.

  6. ¿Escuchas el programa “El séptimo vicio”? El año pasado hicieron un concurso en el que emitían trocitos de diálogos y tenías que adivinar de qué película se trataba. El premio era una camiseta.
    El diálogo de Ninotchka lo adiviné yo.
    ¡La camiseta me queda pequeña!
    Un abrazo.

  7. Lucía, lo escucho muy de vez en cuando porque son horas difíciles para mí. Pero sí escucho otros programas con concurso y me he ganado alguna cosilla. Pero lo de Ninotchka tiene mérito porque hay cantidad de diálogos brillantes para acordarse o elegir uno, y además no es una peli que se vea mucho últimamente. Lástima la camiseta. Se podían haber estirado un poco…
    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.