Música para una banda sonora vital – Blanco y negro

Fernando Trueba descubrió a Bebo Valdés tocando el piano para los viajeros en el salón de un hotel de Estocolmo, ciudad donde se había refugiado tras la llegada de la revolución a Cuba. Trueba entendió el talento que residía en las manos de este hombre y se lo trajo a España, donde, además de editar varios discos con el sello del director, ha intervenido en sus documentales musicales, Calle 54, El milagro de Candeal, y Blanco y negro, junto al cantante Diego “El Cigala” y que es una magnífica grabación en formato cine, con una espléndida fotografia en blanco y negro, de un concierto celebrado en Mallorca en la gira promocional del disco Lágrimas negras, acompañados del gran contrabajista Javier Colina, el pedazo de guitarrista Niño Josele, y con Israel Porriña “Piraña” al cajón.
Nos quedamos con dos piezas, la que da título al disco, compuesta por el maestro Miguel Matamoros y un clásico en el repertorio de Compay Segundo, y el Corazón loco, del gran Antonio Machín.