Diálogos de celuloide – El sueño eterno

Guión escrito por William Faulkner a partir de la fascinante novela negra de Raymond Chandler.

noir4.jpg

CARMEN STERNWOOD: No es usted muy alto, ¿verdad?
MARLOWE: Bueno, hice lo que pude.
CARMEN STERNWOOD: No está mal, aunque posiblemente ya lo sabe.
Continuar leyendo “Diálogos de celuloide – El sueño eterno”

50 años de la muerte de Erich von Stroheim

stroheim.jpg

Recientemente se han cumplido 50 años de la desaparición de Erich von Stroheim, uno de los grandes cineastas de la época muda del cine, un aniversario que ha pasado completamente desaparecido. Para no olvidar a este maestro, al autor de obras maestras como Avaricia o Esposas frívolas, y que participó como actor en clásicos como La gran ilusión o El crepúsculo de los dioses, recogemos aquí la biografía del genio que aparece en Wikipedia.

Erich Oswald, nombre real, nació en Viena el 22 de septiembre de 1885. en una acomodada familia de comerciantes judíos. Estudió en la Academia Militar de Viena, pero su carrera militar terminó en 1909 cuando desertó y emigra a los Estados Unidos debido a unas deudas. Durante cinco años trabajó en los más variopintos empleos hasta que en 1914 llegó a Hollywood para trabajar de figurante, especialista y actor. Sus conocimientos militares le conviertieron en asesor y ayudante de dirección. Durante la I Guerra Mundial encarnó a malvados oficiales prusianos, lo que le convirtió en un renombrado actor. Fue el protagonista de una campaña de publicidad de guerra con su imagen y con la frase “este es el hombre al que le gustaría odiar”.
Continuar leyendo “50 años de la muerte de Erich von Stroheim”

Música para una banda sonora vital – Corazón salvaje

Chris Isaak tiene poco que ver con el tipo guaperas e insustancial que su discográfica se empeñaba en meternos por los ojos con vídeos como el de su mayor éxito, Wicked game, el juego perverso. Por el contrario, es un tipo con gran sentido del humor que sabe reírse de sí mismo y con inquietudes que van mucho más allá de la música y de posar para fotos que cubran las carpetas de las adolescentes. También se ha dejado caer por la televisión, con su propia comedia de situación norteamericana, en la que no hace precisamente un papel de niño bonito, y en varias películas, como por ejemplo El silencio de los corderos, donde interpreta a un policía del SWAT, en las adaptaciones que hizo David Lynch al cine de la serie Twin Peaks (Fuego, camina conmigo y El diario de Laura Palmer), como el padre de la reencarnación de Buda en El pequeño Buda, de Bertolucci, o con el inclasificable John Waters en Locos por el sexo. Su música también ha formado parte de bandas sonoras, como por ejemplo en Corazón salvaje, la exótica y extraña adaptación del cuento de El mago de Oz una vez pasado por el imprevisible filtro de David Lynch, protagonizada por Nicolas Cage, Laura Dern, Willem Dafoe, Isabella Rosellini o Harry Dean Stanton. Además, una interpretación en directo de una de las últimas canciones de Isaak radiadas en España, hace ya algunos años, Somebody’s cryin’.

La tienda de los horrores – Pret à porter

pret-a-porter.jpg

Aborrezco la moda y toda la cantidad de bobadas que se mueve alrededor de ella. Lo siento, pero no puedo soportarlo. Me parece bochornoso que en todos los noticieros hablen de pasarelas, que en tantos y tantos programas se muestren imágenes de percheros de carne y hueso que visten harapos que no se pondría ni un antinudista desesperado. Me parece un mundo absolutamente sobredimensionado, al que los vampiros que controlan el negocio llevan décadas intentando convertir por la fuerza en una de las manifestaciones de arte reconocidas, a la misma altura que la pintura o la escultura. De ahí que intenten aplicarle el concepto más soberbio que existe, que es ponerle a una ropa el nombre del diseñador como si fuera un artista. No, no como una simple marca comercial, sino un nombre, a veces con nombre y apellidos, como si de pinturas móviles se tratara y merecieran reconocimiento. Me da náuseas, especialmente esa tontería de las “colecciones” y todavía más la serie de negocios y negocietes que arrastra con él: la pamemada de los y las top-models, los catálogos, los cuerpos esqueléticos, el proselitismo económico y la difusión de falsos estereotipos del éxito y de la belleza. Vamos, un asco.
Continuar leyendo “La tienda de los horrores – Pret à porter”

El origen del cine narrativo: George Méliès

La invención del cine, por mucho que los norteamericanos se lo adjudiquen a su adorado Thomas A. Edison, inventor de muchísimas cosas, algunas de ellas aparatos y sistemas para proyección de películas, corresponde a los famosos hermanos Lumière, que consideraban su invento como una curiosidad, pero no susceptible de explotación comercial. Los Lumière no eran una lumbrera, precisamente.

Pero los primeros pioneros del cine eran creadores de documentales, o más exactamente, se limitaban a reflejar en película de celuloide escenas de la vida cotidiana, de las personas, hechos o acontecimientos que encontraban a su alrededor. Sólo entusiastas como George Méliès (puedes leer sobre él aquí), Continuar leyendo “El origen del cine narrativo: George Méliès”

Concurso Helektron

Mi amigo Valentìn Cazaña, autor del blog más heterogéneo de la red, me hace el honor de incluirme entre sus candidatos al concurso organizado por Helektron, en el que se sortea un fabuloso mp4. Haz clic aquí para conocer la forma de concursar.

Mis candidatos a tan magno premio son los siguientes:

Valentín Cazaña

Innisfree1916

Entrenómadas

Pandeoro

Gracias a Valentín y a Luisa Miñana, que han tenido a bien nominar a esta escalera, y al ideólogo del concurso, cómo no.

Cine para pensar – Familia

familia.jpg

Probablemente sea Fernando León de Aranoa el director más en forma de nuestro cine actual, y sin duda es uno de los mejores guionistas. Curtido en la televisión, donde escribió guiones para programas (el concurso Un, dos tres, o los especiales de humor del dúo Martes y 13) o series (Turno de oficio), saltó después a la escritura para el cine, trabajando en películas como Insomnio, La gran vida, Por fin solos o la extraordinaria rareza Fausto 5.0, dedicándose más adelante a la dirección de sus propias películas, donde ha podido demostrar en toda su plenitud sus grandes cualidades como escritor de cine.
Continuar leyendo “Cine para pensar – Familia”

Alfred Hitchcock presenta – Bernard Herrmann

herrmann-sm.jpg

Es imposible no hacer un homenaje a un compositor de cine que debutó con la música de Ciudadano Kane y se despidió con la banda sonora de Taxi Driver (artículo original, aquí).

Bernard Herrmann nació el 29 de junio de 1911 en la ciudad de Nueva York (EE.UU.) con el nombre de Max Herrmann, que finalmente su padre cambió por el de Bernard. Hijo de inmigrantes judíos rusos, Herrmann se vio avocado a la música gracias a la afición y voluntad de su padre, Abraham, que llevaba asiduamente a sus hijos a la ópera y a todo tipo de conciertos. El hermano pequeño de Herrmann, Louis, decidió orientar su carrera a continuar la profesión de su padre, óptico, mientras que Bernard se decantó por el estudio y la práctica de la música, decisión que se vio seguramente influida por un regalo que le hizo su padre cuando aún era muy joven: un violín.
Continuar leyendo “Alfred Hitchcock presenta – Bernard Herrmann”