Cine para temblar – El corazón del ángel

programme_3528_gallery_1.jpg

Harry Angel es el típico detective desastrado que alterna una vulgaridad y suciedad más que molestas con un potente olfato para su trabajo y un sentido del humor caústico: cabello despeinado, barba de varios días, ropa arrugada, corbata llena de lamparones, una oficina revuelta y desordenada hasta en los cajones de su escritorio, y un coche lleno de parches y tan sucio que casi podría andar solo. Tiene una particularidad. Aunque su oficina está en el degradado Brooklyn de 1955, recibe clientes (cuando los recibe) de lugares apartados, puesto que al apellidarse Angel es el primer detective de la guía de teléfonos.
Continuar leyendo “Cine para temblar – El corazón del ángel”