Obra maestra de la comedia: Historias de Filadelfia

programme_3320.jpg

La gran Katharine Hepburn no tenía suerte a finales de los años 30. Las películas en las que intervino durante esos años, exceptuando algunos éxitos como Bringing up baby (La fiera de mi niña, rodada en 1938 por Howard Hawks), fueron estrepitosos fracasos de crítica y público, hasta tal punto que en varias publicaciones especializadas se la empezó a calificar de “veneno para la taquilla”. Sin embargo, Kate era una mujer inteligente (Bogart dijo de ella que en su intelecto cabían perfectamente compatibilizadas la “Suma teológica” de Tomás de Aquino y un completo listado de consejos sobre cómo esparcir el abono en un campo), decidida y emprendedora, y cuando las cosas se pusieron mal en el cine, se marchó a Broadway para perfeccionarse como actriz, y de paso, lograr sobre las tablas el reconocimiento que se le estaba negando en el cine.
Continuar leyendo “Obra maestra de la comedia: Historias de Filadelfia”