Diálogos de celuloide – Los Palomos

VIRTUDES: Ay, cuando tengamos un marco como este en Barcelona.
EMILIO: Ya lo decía mi tío, “el marco, el marco lo hace todo”.
VIRTUDES: Ya, pero es que tu tío fabricaba espejos…
(…)

POLICÍA: ¿Y éste por qué llora?
VIRTUDES: Porque se acuerda de su mujer.
POLICÍA: Porque está muerta…
EMILIO: Nooo, porque viveee…

(…)

EUGENIO: ¿Puedo llamar a mi mujer?
POLICÍA: ¿Para qué?
EUGENIO: Para decirle que no me espere a cenar en seis años y un día.

Los Palomos. Fernando Fernán-Gómez (1964).