La tienda de los horrores – Los vengadores

2054_pic1.jpg

Si promoviéramos un concurso entre las peores adaptaciones de una serie de televisión a la pantalla grande, tendríamos ganadora indiscutible. Este truño, esta bazofia visual, esta gilipollez supina, bate todos los récords en cuanto a la estulticia cinematográfica involuntaria (queremos pensar que fue sin querer). Qué duda cabe de que quienes promovieron esto tenían como objetivo crear una película seria que fuera una digna recuperación de la vieja serie televisiva en que se inspiraba (una de esas series que hace treinta años todo el mundo seguía y que hoy se pudriría en los anaqueles de las series retiradas de la programación por falta de audiencia o se moriría de asco en la madrugada), pero el resultado es un crimen merecedor de ser incluido en la Convención de Ginebra.

Si no, no se explica que actores consagrados se pusieran a las órdenes de Jeremiah Chechik, autor de la interesante Benny & Joon y del penoso remake Las diabólicas, para dejarse embolicar por este proyecto. Ralph Fiennes da vida al elegante y caballeroso agente John Steed, prototipo de gentleman británico (traje de corte, bombín, bastón multiusos -y supongo que también con un mayordomo que le planche el periódico-) y Uma Thurman a su compañera, la explosiva y embuchada Catherine Gale, experta en artes marciales y que se maquilla a oscuras, en esta historia que pretende crear una intriga de acción en torno al robo del clima por parte de un viejo millonario histriónico (Sean Connery), con una técnica visual depurada, con gadgets continuos y tecnología hasta la náusea, un planteamiento ridículo y unos perfiles en los personajes que no es que sean tópicos y maniqueos, sino que ni siquiera llegan a la categoría de caricatura.

Sus apenas noventa minutos de duración se hacen pesados, difíciles, imposibles de soportar sin continuos bostezos y una mala leche creciente. El visionado sirve para descubrir instintos oscuros que uno ni pensaba que tenía. Por rescatar algo potable, la escena en la que Connery irrumpe en una gran sala donde se hallan unos cuantos mandatarios discutiendo de cosas de mandatarios. Es la única parte de este bodrio que apunta algo hacia lo que es el cine. En fin, si conseguimos con este post que alguien que no haya visto la película sea consciente de la amenaza que supone para su estabilidad mental, ya habremos hecho la buena acción del día, del año, e incluso de la década.

Acusados: J. Chechik, R. Fiennes, U. Thurman, Sean Connery.
Atenuantes: trastorno mental transitorio, porque si no, no hay explicación posible.
Agravantes: noventa minutos.
Sentencia: culpables.
Condena: Chechik deberá rodar un remake de Verano Azul, con Connery como Chanquete, Fiennes como Tito y Thurman como El Piraña.

13 comentarios sobre “La tienda de los horrores – Los vengadores

  1. AY, que disgusto cuando la fui a ver, con la ilusión que me hacía.
    Imposible de tragar, un tostón, un petardo de peli.
    Me dormí, me desperté, me enfadé. Y todo en e que os podáis imaginar.
    Ufff, horrorosa.

    Salvo el paraguas, nada más. Y no con mucha happiness

    kisses

  2. Yo al final descarté verla y nunca he tenido la tentación más que en su dia de estreno cuando vi el cartel ese y alguna foto de las féminas, pero definitivamente no fue suficiente, y me consta que hice bien. Siento que hayas pasado por ese mal trago de verla, jeje.
    Saludos

  3. Qué malos recuerdos nos traes hoy a la tienda de los horrores. Es un bodrio de los que hacen época, a pesar de Uma Thurman y Ralph Fiennes.
    Un abrazo

  4. Seamos sinceros…alguna de los telefilmes llevados a l cine han dado luego mejor resultado que lo que veíamos en blanco y negro en la tele?…creo que serán pocos…un bodrio total…abrazos…me gusta el oboe el adagio de Marcelo muchooo…recuerda que soy un nostálgico…ja,ja,ja..

  5. Entrenómadas, ¿todo eso en apenas 80 minutos? Tiene mérito… Yo también salvo el paraguas, ese porte clásico de gentleman british total. Me recuerda el curso aquel de inglés, el “Follow me”.
    Besos.

    Iván, caí por curiosidad, y poque por edad, por falta de ella, me refiero, me perdí la serie. Aún tengo pesadillas en las largas noches de invierno… Un abrazo.

    Valentín, ya lo siento. Creo que, sinceramente, es la peor película de la sección hasta ahora. Incluso peor que “Matrix”… De largo. Un abrazo.

    Fernando, tienes toda la razón. Lo malo es que si vuelves a ver aquellas series y eliminas el componente nostalgia, también eran malas con ganas. Veo que tienes buen gusto también para los adagios y que tu nostalgia no se limita al otoño.
    Abrazos.

  6. 39escalones, por favor!

    Envía un Mail para la embajada del Brasil en tu País y habla de la injusticia que los tribunales do Brasil están cometiendo con esta niña.
    Gracias. Viva la solidaridad entre los humanos.

  7. David Santos, por desgracia, no sé de qué niña hablas y tu enlace no funciona. Pero se hará lo que se pueda.

    Cacho de pan, creo que debería arbitrarse alguna fórmula para repercutir las facturas del psiquiatra en los productores de determinadas películas, y además que desgravara en Hacienda. Espero que haya progresos.

    Lucía, decepcionante creo que es un término demasiado generoso. Eres mejor persona que yo.
    Besos.

  8. ¡Dios mío! Me acabo de imaginar a la Thurman como El Piraña y se me ha ido la líbido de vacaciones durante 5 años… ay, qué mal. A ver con qué película la puedo hacer volver. Esto de Los Vengadores es truño-truño, sí. Me temo que hay muchas más como ellas, y que vendrán. A saber: están haciendo por ahí un remake del Superagente 86. Con lo entretenida que era la serie…

    Saludos,

  9. Un despropósito sin igual…

    Además, para intentar hacer un guiño a la serie original, al pobre Patrick McNee (si no hubiera sido suficiente acabar fingiendo ser el criado de Roger “Bond” Moore en esa cosa titulada “Panorama para matar”), le encasquetan en estos “Vengadores” el papel de… ¡¡hombre invisible!!

    En fin…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.