La tienda de los horrores: La tabla de Flandes

latabladeflandes.jpg

Decididamente, Arturo Pérez-Reverte no tiene suerte con las adaptaciones al cine de sus novelas. Y eso que, y que conste que es una opinión muy personal emitida desde la ignorancia en cuestiones de crítica literaria, el estilo narrativo de este escritor cartagenero se ajusta bastante bien a lo que, de un tiempo a esta parte, es una constante en la literatura, el convertirla en mera recopilación de diálogos de estilo cinematográfico y en una colección de planos y secuencias, en un estilo literario el de hoy, en general, demasiado tributario de lo audiovisual, en el que la disposición de los hechos, los puntos de clímax, la sucesión de eventos tiene más de guión que de literatura. Desde luego, siendo el autor español más adaptado a la pantalla de las últimas décadas, no dice mucho en favor de dichas adaptaciones que la mejor siga siendo la primera (El maestro de esgrima, de Pedro Olea, 1992, que, dicho sea de paso, también me sigue pareciendo la mejor novela de su autor, junto a El húsar), resultando otras imperfectas o incompletas (Alatriste, La novena puerta), y otras verdaderamente ridículas, como la presente, coproducción hispanobritánica dirigida por Jim McBride, director británico que mejor hubiera hecho yéndose de misionero al Congo.
Continuar leyendo “La tienda de los horrores: La tabla de Flandes”