Diálogos de celuloide – La cena

MAITRE: Disculpen, ustedes que son personas instruidas, ¿me permiten una pregunta un poco impertinente?

MAESTRO: …

MAITRE: ¿Por qué los jóvenes me tocan las pelotas? ¿Será la edad?

MAESTRO: ¿Cree usted que nosotros no les tocamos las pelotas a los jóvenes?

MAITRE: Ya, pero las suyas son más resistentes.

MAESTRO: Ah.

PROFESOR: Será la edad, pero a mí me tocan las pelotas todos, jóvenes y viejos.

MAESTRO: No, yo no. Yo me conformo con tocarle las pelotas a los demás.

PROFESOR: Tampoco eso está mal.

La cena. Ettore Scola (1998).

13 comentarios sobre “Diálogos de celuloide – La cena

  1. ¡Soy la primera! Este diálogo es como muy italiano y viene muy bien en día festivo como hoy. En mi caso, que hoy tengo que trabajar, te aseguro que me las van a tocar.
    Besos.

    PD. Te mando los enlaces encantada, por si te pueden servir o simplemente para pasar un buen rato, no hace falta que digas nada, con la subvención y la estatua ya me conformo.

  2. Buenos días Alfredo.
    Se encuentra a faltar en las películas actuales buenos diálogos.Desde niño,llevo a cuestas una libreta gorda en donde voy anotando diálogos que me sorprenden.No obstante,hace tiempo que no apunto gran cosa.
    Un abrazo.

  3. Estoy de acuerdo, Francisco, de ahí los que pensamos que la huelga de guionistas de Hollywood no es de ahora, sino que dura treinta años ya…
    Alguna cosilla hay, pero en un cine donde se tiende a la velocidad y al atropello constante de acontecimientos, hay poco espacio para las conversaciones. Los diálogos quedan reducidos a la banalidad. Sin embargo, hay notables excepciones. Seguiremos anotando.
    Un abrazo

  4. Voy a hablar seriamente con el jefe y decirle de tu parte que me está inconstitucionalizando. Veremos como se lo toma.
    Alfredo, la estatua ¿no es muy seria? a mi me gustaría algo un poco más exótico, tipo Afrodita o similar. Pero si ya has empezado con la ecuestre no importa, lo dejamos estar.
    Besos.

  5. DE esta escena no me acuerdo muy bien… me tocará volverla a ver. Afortunadamente la tengo, porque me encanta. Sobre todo el maldit filósofo y la alumna.
    Y me alegré mucho con la fecha del 18… qué juicio increible tienes. Y nunca puedo planear: escribo lo que se me va ocurriendo.
    – Para hoy, puede que vea Woman In the Dunes.

    abrazos,

  6. Que mal, esta no la he visto, habrá que echarle un vistazo, tiene una estupenda pinta, de este diálogo en concreto no puedo más que identificarme con el profesor, jeje.
    Saludos

  7. Me imagino que “me tocan las pelotas” tiene una connotación como de “me enojan”, “me sacan de mi”, “me desesperan”, “me molestan” ¿Es así? No conozco esta expresión pero creo que si atino a interpretarla como digo arriba, el diálogo me parece un choque entre generaciones y algo más, entre personas sin importar la edad. El mesero inicia toda una plática filosófica, muy interesante…

    Un abrazo, Alfredo
    Magda

  8. Lucía, no te preocupes, que todavía no había hecho el molde al caballo… Tengo una concha gigante de vieira que me servirá para algo tipo “El nacimiento de Venus”… También tengo un triciclo, pero para una estatua, creo que no procede…
    Besos

    Muy bueno, Francisco, mucho mejor que la historia esa de la caja de bombones que siempre se cita.
    Un abrazo.

    Iván, es la típica película de espacio cerrado y un montón de personajes variopintos coincidiendo a la hora de la comida, sus charlas, sus relaciones. En esta escena el Maestro es Vittorio Gassman y el Profesor Giancarlo Giannini. Merece la pena.
    Un abrazo.

    Malvisto, gracias por el artículo. Estoy plenamente de acuerdo; es sólo uno de los déficits culturales españoles, que son tantos y de tantos tipos… Precisamente la próxima semana (creo que el miércoles) hablo de una película inspirada en un relato. Ya ves, no lo planifico todo, pero sí las entradas: me gusta que varíen mucho de un día a otro y cubrir la mayor parte de ámbitos del cine. Ya me contarás si te gustó la película.

    Magda, en efecto, significa eso que tú dices, y tienes razón en cuanto al choque generacional; los tres personajes son bastante mayores, casi coetáneos, aunque el diálogo es extrapolable a cualquier fase de la vida.
    Un abrazo.

  9. Alfredo, amigo, ahora te leo. Me encanta tu blog, bien lo sabes, más si cabe cuando leo a Magda y sus reflexiones. Si es que unen más que dividen, acercan más que separan no sólo los que nos conocemos sino l@s que como Magda, viven allende los mares. Magda, te sentimos muy cerca.

    Un abrazo y gracias,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .