Diálogos de celuloide – Una historia de Brooklyn

034905_44.jpg

– Iván está bien, pero no es un tipo serio. Es un filisteo.

– ¿Qué es un filisteo?

– Es un tipo que no se preocupa por libros… o películas o cosas interesantes. El hermano de tu madre, Ned, también es un filisteo.

– Entonces yo soy un filisteo.

– No. A ti te interesan los libros y cosas. Como cuando vimos The Wild Child.

– Esa película le gustó a mucha gente. No, yo soy un filisteo.

The squid and the whale. Noah Baumbach (2005).

17 comentarios sobre “Diálogos de celuloide – Una historia de Brooklyn

  1. Alfredo, amigo, Sir Alfred. Esta película me encantó y me identifiqué – en algo, no recuerdo – con la historia.

    Tengo claro que no soy un filisteo. Me gusta esta palabra. Sir Alfred, ¿Por qué no adjuntes un trailer de esta peli, en este post? Me encantaría.

    Un abrazo,

  2. Esta pareja es la que más me gusta: el papel metiédnole cizaña, y el niño jodiéndole también. Eso es llevar las cosas hasta el extremo: tomarselas al pie de la letra, y este díálogo que dejas lo demuestra: la partecita en la que están los padres habando con el director de la escuela sobre este que deja semen en la bibliteca: jeje….. el guión, muy bueno: lo que me pasó es que no sé, globalmente el resultado uno lo anticipa. Y a mi me gusta que me sorprendan.

    abrazos!!

  3. Bueno, Malvisto, tomo nota. Luego no te quejes si la sorpresa es muy, muy gorda…
    La mayor virtud de la película creo que es que, en una cinematografía tan aficionada a la moralina, el sentimentalismo, los lloriqueos, esta película consigue retratar el drama personal de una ruptura de manera bastante acertada y aséptica, sin juicios, culpables ni tragedias griegas.
    Abrazos

  4. Pues yo no recuerdo haberla visto. El actor me gusta, es lánguido y elegante. Me has dejado en ascuas. ¿La habré visto y no lo recuerdo ahora? porque el caso es que me suena mucho, muchísimo.
    El guión que has subido es buenísimo.

    Kisses

  5. Pues al menos el día 7 de noviembre, que es cuando hablé de esta peli, no la habías visto. Por lo menos eso es lo que se deduce de mi respuesta a tu comentario, el cual me ordenaste sumariamente que fuera borrado por un problema de faltas de ortografía o de coherencia, no recuerdo, bajo amenaza de exiliarte del país (puedes buscarlo, que ahí lo pone todo…).
    Besos

  6. Es decir que estoy como una cabra, necesito algo para la memoria.
    Me lo dices sin decir pero ya te entiendo. Vera, a veces puedo recordar una peli por el título, la música, el guión o los actores o todo junto. Menos mal que te he dicho que no la había visto. Luego miro el post. Toy colorada.

    Besos guapo,

  7. Don’t worry, Entrenómadas, por el título puedes confundirte con “Una historia del Bronx”, total, sólo es un cambio de barrio…, aunque por lo demás no tiene mucho que ver.
    ¿Sabes lo más gracioso? Que en el comentario que me pediste que quitara por las faltas de ortografía yo no vi ninguna, pero como amenazaste tan categóricamente con el exilio, lo suprimí igualmente.
    No te preocupes, esos pequeños desajustes de percepción se eliminan con un tratamiento consistente en vacaciones y/o en la conclusión de libros de poesía pendientes…

    Besos brooklynianos

  8. Y la de historias que se podrían sacar de Brooklyn… me iría a vivir allí un añito… o dos.

    Qué risa lo del filisteo 🙂 La tengo que volver a ver, que casi ni me acuerdo de ella.

    Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .