Diálogos de celuloide – Dos hombres y un destino

039_32855butch-cassidy-and-the-sundance-kid-posters.jpg

ETHA PLACE: Butch, si te hubiese conocido antes a ti, ¿nos hubiéramos comprometido?

BUTCH: Ya lo estamos, ¿no lo sabías?

ETHA PLACE: ¿…?

BUTCH: Montas en mi bicicleta y eso, en algunos países árabes, es igual que estar casados.

KID: ¡Butch!… ¿Qué…?, ¿qué estás haciendo?

BUTCH: Robándote a la novia.

KID: Ah…, quédatela…, yo encuentro otra.

BUTCH: ¡TIENES MENOS DELICADEZA QUE UNA MULA!

Butch Cassidy & The Sundance Kid. George Roy Hill (1969).

9 comentarios sobre “Diálogos de celuloide – Dos hombres y un destino

  1. Estupendo el diálogo, y sobretodo me alegro que lo hayas puesto porque tiene relación con un fetiche personal, que es la escena de la bicicleta, cuya visionado siempre me produce una sensación gratificante completa, y no acabo de comprender de manera razonada el por qué. Quizás por su situación atípica en un western o que se yo, pero me fascina. Que gran película Alfredo, estupenda.
    Saludos!

  2. Es esta una película que nunca defrauda, siempre alivia, siempre reconforta. Y en fin, sé que es un topicazo y eso, pero esos dos tipos juntos son un lujo para la vista y tal, tal, tal…
    Besos postpuenteros, sir.

  3. Alfredo,esta película es grandiosa por muchísimas cosas que no voy ahora a enumerar,pero sí quiero decir algo en favor de la amistad.A los dos personajes se les ocurre un sin fín de estrategias para huir de sus implacables perseguidores.Se les ocurre todo,escepto su separación,la única posibilidad que les hubiera salvado.
    La escena de la bicicleta con esa maravillosa canción es antológica.Después la vemos arrojada sobre un riachuelo,me parece memorable,puro escepticismo hacia el progreso que les persigue hasta la muerte.
    Ay,mi querido amigo;la volví a ver hace poco en un cine club en su formato original.Cuando salí de la sala me fui a un bar para beber.Es que llevo el cine en la sangre.El gran escritor y guionista William Goldman se lució en este magnífico filme inmortal.El golpe es otra de mis películas favoritas.Y paro ya.
    Un fuerte abrazo,amigo.

  4. Es una película que me gusta mucha. Es divertida, con un guión fresco, vitamínico. Y el trío es genial, tan guapo y agradable.
    Alfredo, que yo no me cabreo, que va de broma, me apetecía hacer el gamberro.
    Besos,

  5. No puede ser: ya no me acuerdo de esta. El recuerdo es borroso. ¡Qué diálogo tan chispeante!, tan bien hecho: dan ganas de terminar con todo y volverse un pillo. Y como dice FRancisco: la amistad. Ese valor… habría que hacerla de nuevo: un tributo fílmico, quiero decir. (Y lo de Marta: me reí mucho con su pseudo cabreo…. y todo por matrix).

    – La película de anoche: malísima. Si así es el libro… I would prefer not to. A lo último pensé que iban a explotar una idea que he tenido: entonces me puso al vilo; pero no, no señor. Las Pastículas Elementales no se salvan. Nada que ver, ni para ver.

    abrazos,

  6. La pareja Newman-Redford me encanta, tanto esta como “El golpe” están entre las primeras en mi clasificación de películas favorita. Y además ambas tienen una banda sonora que me encanta.

  7. Iván, yo creo que estos westerns crepusculares tienen una luz especial, es la despedida, no sólo de una forma de vida, sino casi de un género (aunque estaba naciendo al mismo tiempo en otras latitudes). A los que amamos el cine, esa melancolía nos puede.
    Un abrazo

    Lady Luisa, a mí me encanta el intento de robo hablando francés, espetacular. Yo no me perdería la versión original: pueden comprobarse sus pinitos en español.
    Besos (sin puente, qué más quisiera).

    Francisco, me encantan esos comentarios tuyos tan entusiastas y tan sensibles. Qué suerte la tuya haber podido ver esta joya en condiciones. La canción de Bacharach y B.J. Thomas, “Raindrops keep falling on my head” es maravillosa, y la escena de la bici (con acrobacias del propio Newman) estupenda. Pero es una película que habla de tantas y tantas cosas. Incluso hay una leyenda en torno a la verdadera muerte de los personajes reales: se dice que murieron otros, que ellos vivieron hasta la vejez en una hacienda del norte de Argentina. Recientemente unas pruebas de ADN han descartado que la pareja de ancianitos enterrados en esa hacienda fueran ellos. Eran dos colonos alemanes.
    Un abrazo

    Lo sé, Marta, lo que pasa es que cada vez que a ti te da por hacer el gamberro, yo termino haciendo el capullo… Esta película siempre, siempre me levanta la moral.
    Besos & besos

    Rakel, las esencias masculinas son múltiples… incluso hay alguna buena…
    Gracias por tu visita. Saludos.

    Malvisto, pues el guión es excepcional. Por ejemplo, dice Newman “cada vez que vengo a este lugar, es como verlo de nuevo”, o la fantástica escena del salto desde el risco al río, el diálogo previo en el que Kid confiesa que no sabe nadar es espléndido: “No nos seguirán”, “¿cómo lo sabes?”, “¿darías un salto así si no tuvieras que hacerlo?”, “tengo que hacerlo y no lo doy”… Maravillosa. Efectivamente, el mayor valor de la película es la amistad incondicional, la comprensión y la entrega totales, más fuerte que el amor.
    Tomo nota de tu última experiencia.
    Abrazos

    Lucía, esta pareja es otra cosa. En esta película están colosales, en “El golpe” la genialidad está más repartida. Aquí es toda suya.
    Besos

    Minerva, en aquel instante nadie lo consideraba como una pareja seria, con futuro. La química funcionó. Tras “El golpe” muchas veces quisieron reunirlos, pero no pudo ser.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.