Antes del amanecer – Antes del atardecer

Entrada dedicada a la súper-poeta mademoisellejoue Sonia Fides

482732409_98e0d38c0b.jpg

Decía el sabio que el amor es eso que nace no se sabe cómo, dura no se sabe cuánto y termina no se sabe por qué. Lo que no mencionaba era el cómo, fenómeno al que la neurología ha ofrecido una respuesta química desde luego insatisfactoria para los románticos. Esta dupla de películas protagonizadas por Julie Delpy y Ethan Hawke y dirigidas por Richard Linklater nos hablan de el efecto amor-tiempo, de la proporción directa que puede establecerse entre la pureza de un amor y su concentración en un tiempo mínimo.

El amor, excepto quizá en Roma, no es eterno. Puede durar cien años, una semana o un solo día. La eternidad del amor es una ficción platónica nacida de esas historias en las que los amores son breves, intensos y trágicos, como sucede en los cuentos infantiles o en los dramas shakespearianos. Pero es una ficción en la que mucha gente cree o necesita creer. En Antes del amanecer (1995) un estudiante norteamericano y una joven estudiante francesa se conocen por casualidad en el tren Budapest-París. Ella anda algo perdida, él acaba de terminar una relación con su novia de toda la vida. La conversación en un principio banal va calando en ambos, y la atracción es inevitable. Pero él vuela al día siguiente a los Estados Unidos, así que el incipiente idilio no puede durar demasiado. La tórrida pasión que sin duda se despertaría entre ambos queda reducida a un mágico deambular nocturno por las calles de Viena, en el que ambos hablan de una vida que no podrán compartir, exponen sus sueños, sus anhelos, sus deseos y sus problemas, todo en torno a un futuro que les separa de forma inmimente pero que queda latente como una vía sin explorar, como uno de esos sueños platónicos. Porque aunque ambos prometen reencontrarse en seis meses, ni ellos ni el espectador dudan de que ese encuentro no llegará.

Así expuesto, parece que la película entre dentro de la categoría de pastel. Ni mucho menos: su mayor virtud es la sencillez con la que están tratados todos los aspectos de la película, comenzando por unas imágenes poderosas, evocadoras, repletas de miradas elocuentes y una composición de escenas más que adecuada y sugerente, con unos juegos de luz y música que sirven de expresión metafórica a los sentimientos de los protagonistas, y por un guión cautivador caracterizado por unos diálogos poco complicados pero directos y una magistral utilización de los silencios. Es una película norteamericana rodada a la europea, con todo el encanto de los clásicos franceses y con el tratamiento maduro de un esporádico flechazo juvenil muy alejado de las constantes del cine norteamericano de temática romántica. Linklater, director y también escritor de la cinta, obtuvo en Berlín el premio a la mejor dirección por esta fábula de amor muy poco almibarada y realmente encantadora.

Tal es así, que diez años después, el trío Linklater, Hawke y Delpy retomó la vida de estos dos jóvenes conectados furtivamente por el azar en la noche vienesa y nos ofrecieron su esperado reencuentro, no a los seis meses como se habían prometido, sino diez años después. En Antes del atardecer (2004), el terceto escribe conjuntamente el desenlace de ese enamoramiento platónico que durante diez largos años ha seguido oculto tras las vidas rutinarias de ambos. Ahora Jesse es un escritor de éxito de gira promocional por París. Celine está entre el público y acaba de trasladarse a vivir a la capital. En una de las pocas ocasiones en las que una secuela resulta bienvenida, pertinente e igualmente cautivadora que su predecesora. La historia de amor se desarrolla ahora en los cafés parisinos, en las riberas del Sena, en las plazas y avenidas, mientras comprueban que la distancia entre el París de hoy y la Viena de diez años atrás se cubre tan solo con una mirada.

Esta segunda obra es una de las comedias más deliciosas de los últimos tiempos, romántica pero no pastelona, ácida, aguda, y al mismo tiempo emotiva, en su narración del apasionante reencuentro largo tiempo esperado, una pequeña joya, una punzada de romanticismo, de sueños pendientes, de pérdida de la inocencia, con buenas dosis de humor y miradas cortadas al ritmo de Nina Simone y de la música compuesta por la propia Delpy, en un estado de gracia creativo impresionante.

Esta dupla de películas es sin duda un entretenimiento inteligente de primera clase, cuya escasa duración permite sin mucho esfuerzo visionar ambas piezas sucesivamente con disfrute. Es un verdadero tónico reconstituyente para los Jesse y Céline que hay sueltos por ahí, seres humanos de corazón inquieto y sueños distantes.

Anuncios

39 comentarios sobre “Antes del amanecer – Antes del atardecer

  1. No la he visto, que el chico me pone nerviosa, un poco. Me la apunto. A Sonia le va a encantar, sólo falta que salga la impresionante Chaterine Deneuve en la peli.

    Kisses con exceso de cava en las neuronas vacías de un viernes con bicicleta incluida.

  2. Gracias Alfredo, sentí al verlas todo lo que tú cuentas aquí. Hawke es un hombre “completo”, sus novelas me apasionan, sus actuaciones igualmente. Este fin de semana volví a verle haciendo de un Hamlet ultramoderno y volvió a cautivarme en esos silencios en los que evoca y espera a un inconmensurable Sam Sheppard. Tal vez estas dos películas me gusten porque me gusta que el cien me “toque” porque tal vez como Jesse sienta que si en un momento algo o alguien determinado y determinante no me “toca” podría desintegrarme en moléculas. El disco de Delpy es soberbio, el tema “Lame love” se sale y “Je t’aime tant”, es la pera. Adora a Ethan, guapo, sexy, inteligente, aún puedo verle pintando en “Grandes esperanzas” y puedo escuchar como la lluvia no sonsigue calmar el feroz ritmo de su cuerpo cuando rescata a Estela.

    Gracias por ser un hombre elegante e inteligente.

    Un abrazo súper.

    Nota: No sale Catherine, pero en un plano de la peli se pueden ver sus ventanas.

  3. La primera me pilló desprevenida, porque imaginaba el pastelón del que hablas, pero qué va. Los diálogos, la manera en que está construido el encuentro, la casi certeza de que no volverán a verse… La segunda es un largo paseo por París, una larga charla de dos personas que estuvieron a punto de enamorarse y a las que les han pasado muchas cosas en el tiempo transcurrido. Como realmente han pasado esos diez años, y la conversación es muy natural, la película funciona, y bueno, al final canción de la gran Nina Simone, qué más queremos. A mí me gustaron mucho las dos.

  4. Inma, para empezar puedes verlas en orden. Pero tampoco es mala experiencia verlas después al contrario para comprobar lo bien hilvanadas que están, las correspondencias sutiles entre ambas.
    Besos

    Entrenómadas, alguna vueltecita me dejarás en la bici, ¿no? El chico en ésta está muy contenido y más expresivo que en otras ocasiones. Merece la pena.
    Besos

    Sonia, te veo fan, fan de Hawke. A mí no me gusta tanto, pero me parece un tipo interesante. Lo de elegante e inteligente supongo que va por él, cachis, ya me había hecho ilusiones…
    Me dejas a cuadros con lo de las ventanas de Catherine. Serán las de su casa, ¿no?
    Un abrazo híper

    Patro, Nina, la gran Nina, es capaz de arreglar cualquier película.
    Un abrazo.

  5. No, lo de elegante e inteligente no es por el escandalosamente sexy Hawke,ja,ja,ja….

    Otro abrazo.

    Nota: Las ventanas son las de su casa “no oficial”, ya te lo contaré. ¿Qué te pareció “Dos días en Paris”? ¿Me lo cuentas en otro post, por favor…?

  6. Y yo que no quería ver Antes del Atardecer por miedo a llevarme una decepción… me había gustado tanto la primera que temía que la continuación fuese un desastre. Paranoias que la dan a una.
    Ahora con mucho gusto la veré.
    Un abrazo.

  7. Admito que me gustan ambas películas.Linklater hace un discreto homenaje al cine de Eric Rohmer y le sale muy bien.Película nada visual en donde se centra exclusivamente en los diálogos,pero bien escritos.
    La rabia que siento es que no me pasara lo mismo cuando me fui a Roma hace ya muchos años.Perdí un tren.La cartera y mi virginidad permaneció intanta.
    Ay,si no fuera por el cine.
    Un fuerte abrazo,amigo.

  8. Excelentes películas. En lo particular prefiero la secuela por la forma en que está contada (tiempo real). Lamentablemente la mayoría de comedias románticas son insulsas y previsibles….. Linklater descubrió una nueva veta para este tipo de películas.

    Las actuaciones de Delpy y Hawke son muy realistas (se nota que ellos participaron del guión.

    Es una lástima que las veces que viaje en tren no me pasó nada parecido…. je

  9. Sonia, tienes un gusto exquisito. Bueno, en lo de Hawke también…
    Tomo nota.
    Abrazos

    Lucía, creo que no te decepcionará. Eso espero, que luego me piden responsabilidades…
    Besos

    Francisco, es cierto lo del aire a Rohmer. La leche hubiera sido perder la virginidad en un tren y sin tener que abrir la cartera…
    Gran abrazo

    Roberto, bienvenido y gracias por tu comentario. Tienes toda la razón. Además las distribuidoras venden muy mal determinados productos; si ves un trailer o un spot de éstas, parecen la típica bobada dulzona. Y nada de eso.
    Malditos trenes reales…
    Un saludo

  10. Muchas gracias.. 39, excelente sitio el tuyo. y si que han pasado jugadores del rojo en Zaragoza (Gabriel Milito, Roberto Acuña y Gustavo López me vienen a la mente). Además cuentan con dos jugadorazos argentinos como Aimar y Diego Milito. Suerte!

  11. Admito que me gusta: esta primera sobre todo. Pues como la primera rompió tantos corazones se la pensaron paa reunirlos nuevamente. Pero me gustó: me la vi en cine, antes de que inventaran la bombilla eléctrica: fue hace mucho. Recuerdo los diálogos, y una sensación de candidez.

    He encontrado una parecica, la misma situación, sólo que esta vez no son jóvenes, sino ya maduritos. Conversations With Other Women, con Helena Bonham Carter. Esta es la ficha: http://www.imdb.com/title/tt0435623/

    No me la he visto, porque cierto cine es como el eslabón perdido… pero siempre me ha gustado ver a la Helena. Bueno, realmente paso para la última de Tim Burton. Ya como que me cansé.

    abrazos, hermano….

  12. Pues sí amigo, excelente elección: dos películas para disfrutar intensamente.
    Pero seguiremos polemizando, por lo que veo. Soy de los que creen que el amor SI puede ser eterno. Cambiante, por supuesto. A ratos oculto, por momentos olvidado. Contradictorio. O no.
    Love Actually lo refleja bien, está en todas partes: amor no sólo entre parejas, sino amor fraternal, filial, la amistad, la amabilidad… debo ser un simplón. Pero, al final, y por mucho que lo adornes y expliques, un vino te gusta o no te gusta. Y eso es la medida de lo bueno que es, para ti. Con el cine creo que es similar, y tengo que decirlo en voz alta: ¡me encanta Tienes un email!
    Y me dejo el comentario sobre El Señor de los Anillos para una próxima ocasión.
    😉

  13. Antes del amanecer me pareció entretenida y tontorrona.. Antes del atardecer me pareció un peliculón de pies a cabeza! Supongo que después de nueve años los personajes se habían vuelto más interesantes.

  14. Roberto, este año más que suerte necesitamos milagros…

    Malvisto, a mí la Helena como que no me va mucho. La película no está mal. De éstas a mí me gusta más la segunda, pero cuestión de gustos.
    Abrazos

    Antonio, ayayayyyyy. No me provoques, no me provoques… En situaciones en que el dinero abunda estoy dispuesto a darte la razón, je,je. Me explico; aquí no hablo de que guste o no guste, hablo de lo que está bien hecho o mal hecho. Son dos cosas diferentes, y el gusto no define a la persona, contra lo que suele pensarse.
    Ese “Señor de los anillos”…, ya verás tú cuando me ponga con él…
    Un abrazo

    Quesito rosa, a mí también me gustó más la segunda. Son más maduros, la perspectiva es mayor.

  15. Son dos o mejor dicho una de mis películas favoritas, porque pocas veces se consigue realizar una segunda parte que tenga una continuidad tan perfecta con la primera, hasta el punto que no se nota, es como si hubiera habido un simple intermedio entre ambas.
    Creo que el amor, está tratado de una manera tan simple, tan natural, con unos diálogos tan buenos, que resulta maravilloso. El final de la segunda me pareció impresionante.
    Un abrazo
    Y muy mal eso de esconderse…

  16. Pues sí, Mónica, esconderse está fatal, excepto si hay inspectores de Hacienda por ahí.
    Totalmente de acuerdo con lo que dices, el ensamblaje es perfecto. Puede hacerse la prueba viéndolas al revés.
    Un abrazo

  17. Alba, en la realidad los finales felices no abundan. Mira que a mí en París no me ha pasado nada de esto…
    Un abrazo

    Cacho de Pan, te veo hoy con el escepticismo a tope. A mí me gusta más la segunda, no te fíes de la sensación que te deje la primera, si es mala.

  18. Este tipo de peliculas me fascina, Alfredo. Nada más que pase este fin de semana que tengo un compromiso familiar importante y ando con el corre, corre, voy a ver si las encuentro y las alquilo para verlas. Con estas películas me pasa que no quiero que acaben 🙂

  19. qué bien, sonia estará súuuuuper (contenta), como ella dice.
    en el mes de octubre estuve a puntito de hacer un casting para una productora “del terruño”. me habían dicho que el director es un apasionado de estas dos pelis, y yo me preparé un fragmento (vía cinépatas) de una de ellas.

    (el caso es que al final me rajé) :).

    un beso!

    PD. sabes? creo que tengo que pasarme por la secretaría del departamento. eso nos dijo el profe de hispanoamericana, y como se ha abierto el plazo para la solucitud de una erasmus…

  20. Ana M., de piedra me dejas. No tenías que haberte rajado, para nada. Quién sabe si había una incipiente carrera a la vista…
    Avísame para ponerme el smoking y sacarme brillo a los tornillos. De todos modos, ahora está casi todo el tema Erasmus está centralizado en Secretaría de la Facultad. Pero serás bienvenida igualmente.

    Besos

  21. Esta película me trae unos recuerdos deliciosos, ¿quién no ha querido vivir momentos como esos? La secuela no la vi, pero la primera… la tengo que volver a visionar.

    Un abrazo

  22. Que grandes estas dos cintas, precisamente siempre que alguien me pide recomendación sobre películas del género romántico les remito a este estupendo duo de películas, verdaderamente buenas, sin duda.
    Un abrazo

  23. Me gustan ambas (por cierto, que no les veo la relación con Love Actually que comentaban antes), pero especialmente la segunda.

    Y es que es una película en la que las cosas más importantes están en “off”. Son más importantes los gestos, las miradas, los silencios ,… Vale más lo que se calla que lo que se dice. Y me encanta. Además el hecho de que sea en tiempo real, contrarreloj, le da un “plus”. Y como señalaban antes, Nina Simone y todo…

    Un saludo. Nos leemos.

  24. Hatt, yo tampoco veo la relación con “Love actually”, pero ésta es una historia un poco larga de contar referente al autor del comentario. Muy de acuerdo con lo que dices, sobre todo con Nina Simone. Siempre.
    Saludos.

  25. me da risa cómo tratas de filosofar diciendo que el amor eterno es una ficción xD no puedes generalizar de esa forma… a veces el amor no es eterno, pues puede ser, PERO eso no quiere decir que en otros casos el amor no sea para siempre. Dios es amor, y Dios es eterno. Para mi, el verdadero amor si es eterno 🙂

    Bueno, y yo venia para opinar de las películas xD La primera la vi, me gustó, pero encontré que tenía mucho bla bla. Espero que la 2° sea más dinámica 😉

    Saludos

  26. Que yo sepa, Kayla, no hay nada eterno en esta vida, ni siquiera nosotros… Me conmueve tanta ingenuidad, y más todavía mezclar una invención humana como es la idea de un dios con esto. Eso sí, lo que hay que intentar en esta vida, que es muy corta, es ser felices. Si para ello alguien necesita creer en un dios o pensar que hay cosas que no pueden cambiar o que no cambian, si uno es feliz en esa inconsciencia, me parece perfecto y está en su derecho con todo respeto.
    En cuanto a la película, veo que no te gustan los filmes en los que la esencia viene marcada por los diálogos. Es una opción, pero sin duda te pierdes grandes cosas. Siendo así, no veas la segunda porque consiste en repetir fórmula.
    Saludos

  27. Hola,
    en breve marchamos a Viena: ¿alguien conoce la tienda donde juntos escuchan música? Y el café donde juegan “a hablar por teléfono”??
    Gracias!

  28. Geniales. Yo vi la primera junto a mi novia el 95, siendo ambos estudiantes, como los protagonistas. Luego el 2005 nos juntamos a ver la secuela (habiamos dejado de ser novios hace tiempo). Fue muy emocionante.
    Amo ambas peliculas y bueno, unos dias atras vi “dos dias en paris” y delpy aparece muy creativa e ingeniosa dirigiendo, escribiendo y actuando la pelicula.

    Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s