Mis escenas favoritas – Sombrero de copa

Para Virginia Tabuenca, cuyos pasos arriba y abajo de esta escalera se han empezado a oír hace poco…

Quien escribe abomina de la gran mayoría de los musicales, no siente ninguna simpatía por Fred Astaire, considera que Ginger Rogers, a pesar de haberse ganado la inmortalidad gracias a este tipo de películas, poseía una vis cómica maravillosa con la que podría haber protagonizado grandes cintas en la Historia del cine…

¿Y qué más da? Viendo la belleza de esta maravillosa escena de Sombrero de copa (Top hat, 1935), el mayor éxito de la famosa pareja de baile, típica comedia musical de enredos, diálogos chispeantes y amores sencillos y felices, ¿qué importan los prejuicios de cada cuál o el significado metafórico evidente que tiene una escena como ésta? El cine se hace leyenda por momentos como Cheek to cheek, leyenda a la que han rendido tributo cintas como La rosa púrpura de El Cairo, de Woody Allen (1985), o La milla verde, de Frank Darabont (1999), entre muchísimas otras.