Cortometraje – ‘The hearts of age’, de Orson Welles

Leemos en la excelente web de Lo que yo te diga que en el verano de 1934, siete años antes de Ciudadano Kane, Orson Welles y su amigo William Vance rodaron este cortometraje como mera diversión ayudados por una cámara de 16 mm. Sin ninguna pretensión y buscando sólo entretenerse con una pequeña obra de rápido acabado y montaje, invirtieron dos horas de una tarde de domingo en emular la primera película de Jean Cocteau, como años después confesaría el propio Welles en una entrevista al cineasta Peter Bogdanovich.

11 comentarios sobre “Cortometraje – ‘The hearts of age’, de Orson Welles

  1. Soy la primera, ¿dónde está todo el mundo?. Claro, comprando libros.

    Me ha gustado mucho el corto, sobre todo, aunque suene truculento, esa mano sobre la lápida y las campanas repicando a muerto.
    ¡Uy, qué gótica estoy hoy!

    Un abrazo.

  2. Me imagino al señor Welles pensando en su tumba: ¡Pero cómo es posible que estén viendo esa chorradita que hicimos aquel día borrachos perdidos¡

  3. Ay, Lucía, que hoy también es el día de Aragón y muchos lectores y comentaristas habituales están de fiesta o… de resaca. Welles cuando se ponía truculento también tenía lo suyo.
    Estoy deseando ver un post tuyo en plan gótica.
    Abrazos

    Noe, seguro que el tipo se estará partiendo de risa. Eso si no está durmiendo la mona.

  4. Anda que…., seguro que se lo pasaron en grande. Son ellos los actores claro, ¿no?, menuda pinta.
    Está gracioso, es como una broma si, y la música no está mal. Rarezas de genios se llamaría a esto ¿no?
    Besicos post-libreros.

  5. Mima, lo que no sé por qué yo a la edad que tenían estos estaba perdiendo tiempo en los bares en vez de divertirme con estas idas de olla… Pero ya se ve que el amigo Welles apuntaba alto.
    Besos

    Magda, yo creo que era más que un mero entretenimiento, al menos se entretuvieron en pensarlo mucho, mucho. Un abrazo

  6. Oye, a ver si quedamos un domingo, sin poesía y sin hostias y hacemos algo estilo Wells. Aunque yo estoy poco gótica últimamente. Más bien estoy Austen.

    Genial, us usually,

    Besos romanos

  7. El gran Orson Welles despotricó en su momento las primeras obras de Buñuel;Un perro andaluz y La edad de oro;como también lo hizo con Cocteau;La sangre de un poeta.Evidentemente,con el tiempo, se arrepintió.
    Por otro lado,me gustan mucho los libros de Bogdanovich,son estupéndos;junto con lo de José Luís Garci y André Bazin.Y,claro,el blog 39escalones.

    Abrazos.

  8. Pues nada, Entrenómadas, hay que ponerse góticos, lo que haga falta… No sé, no sé qué cortometraje nos saldría a nosotros…
    Besos

    Francisco, en realidad es curioso el tema de las relaciones y apreciaciones entre los grandes genios. Muy pocos afirman admirar las obras de los demás, o lo hacían en privado pero lo negaban en público, como Hitchcock, por ejemplo.
    Tienes razón, los libros de Bogdanovich son puro amor al cine y quienes lo hicieron grande. Uno hace lo que puede, pero no, amigo, estamos a años-luz.
    Abrazos

  9. Este cortometraje es realmente impresionante, la verdad que nos muestra la magnitud del gran Welles. Gracias por recordarnos siempre lo enorme que fue el cine clásico. Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.