‘Escalofrío en la noche’ con Clint Eastwood

¿Cómo es posible que Clint Eastwood no haya aparecido antes en este blog después de más de un año de películas y directores? Quienes lo han juzgado como pedazo de carne con ojos que se limitaba a mover su corpacho por una serie de películas de disparos y mamporros a mansalva es evidente que no han profundizado mucho en su filmografía y que sus trabajos, sobre todo a lo largo de la última década y media para el gran público, pero desde mucho antes para los aficionados, demuestran la categoría como cineasta del californiano. Más allá de la leyenda nunca confirmada de que podría ser hijo de Stan Laurel (sí, sí, aparentemente surgida de un acopio de datos meramente circunstanciales difícilmente oponibles a la acreditada identidad de su padre, Clint sénior, pero no por ello menos carente de casualidades más que chocantes), hay que reconocer que independientemente de los gustos personales, Eastwood es mucho más cineasta que ese actor circunspecto que arrastraba su poncho desgastado, su barba de tres días y sus puritos por Almería. Porque apenas cinco años después de finalizar su trabajo para Leone como el pistolero sin nombre y mientras rodaba con Don Siegel el inicio de otra de las series que lo consagró, nada menos que interpretando a Harry Callahan ‘El Sucio’, Clint Eastwood preparaba, insistimos, sólo siete años después de su debut en el cine, su desembarco en la dirección y producción con una temática alejada de lo que se esperaba de él.

Para su debut tras la cámara Eastwood escogió el thriller, pero no desde el punto de vista violento y ‘machoman’ de Harry Callahan, sino adentrándose en el terreno de lo psicológico, de la obsesión. Eastwood se pone en la piel de Dave Garland, exitoso locutor de radio de una emisora de California que atiende peticiones de los oyentes para acompañar sus noches solitarias con algo de música suave, poesía y relatos románticos. Entre los oyentes más fieles destaca la mujer que cada noche pide Misty (Nebuloso), de Roberta Flack (archiconocida gracias a su tema más famoso, Killing me softly with his song, pero redescubierta por Clint Eastwood en esta película), circunstancia que proporciona el título original (Play Misty for me). Dave disfruta de su éxito, se sabe seguido por una legión de mujeres que se dejan seducir por su voz y que le hacen depositario de la magia que Dave emite desde el micrófono gracias a los poemas y relatos que escoge. En no pocas ocasiones algunas de esas mujeres se le han puesto en bandeja y le han proporcionado noches de amores pasajeros, casi nunca repitiendo protagonista pero que sí le han ocasionado problemas con su novia, que continuamente se acerca y se aleja de él. Cuando se cita con Evelyn, la mujer que cada noche pide escuchar Misty, parece otra de esas aventuras, una aventura de una noche con una fan que olvidar a la mañana siguiente. Pero Evelyn no es una chica cualquiera, no va a tolerar fácilmente que Dave no vuelva a contar con ella e inicia un plan de acoso y derribo contra el locutor que incluirá el chantaje emocional, la amenaza y persecución de Dave y la utilización de su novia como moneda de cambio.

La película es pues el retrato de la obsesión que nace en la mente perturbada que se esconde tras el cuerpo sugerente de una magnífica Jessica Walter (incomprensiblemente apartada del cine durante décadas tras este trabajo), capaz de alternar dulzura y cariño con la crueldad y la locura más extremas, con las patologías más inquietantes que conducen al terror más salvaje y estremecedor que se cierne sobre una pareja que intenta recomponer el puzzle de sus sentimientos tras los devaneos aventureros de Dave. Todo ello conduce a una trama criminal en la que Eastwood se reserva, junto a su novia, el papel de víctima y cuya resolución, uno de los mejores aspectos de un buen guión de Jo Heims para esta historia, proviene precisamente de uno de los libros que Dave utiliza en su programa y que recoge poemas de autores norteamericanos, en concreto de unos versos de un poema de Edgar Allan Poe titulado Annabel Lee que dicen “y esta señorita no vivía con otro pensamiento que amar y ser amada por mí”, o como cantaban Radio Futura en los ochenta:

La película, una intriga notable que sorprendió a una crítica que esperaba poco de Clint Eastwood y a un público que se dejó impregnar por la extraordinaria interpretación de Jessica Walter, resulta entre sugerente e inquietante. Sin duda el marco elegido para el rodaje, la soleada y tranquila localidad de Carmel (de la que Eastwood sería alcalde a mediados de los ochenta) sirve de perfecto contrapunto al perturbado universo con que las amenazas y provocaciones de Evelyn tiñen las vidas de Dave y su novia, simbolizado por la penumbra íntima que invade el estudio de radio. Por otro lado, la película deja bien clara la otra pasión del director, la música, con una buena selección de temas de corte jazzístico, de soul, rock y rythm & blues que suenan de forma entrecortada en las escenas oscuras en las que Dave habla melosamente al oído de sus oyentes, casi se acuesta con ellas. De hecho la reconciliación entre Dave y su novia, mientras Evelyn prepara su apoteosis final, tiene lugar en un popular festival de música de Monterrey, celebrado en la costa californiana, cuyas imágenes reales Eastwood introduce en la película (público, escenarios, actuaciones), incluida la presencia de los propios personajes entre los asistentes a los conciertos, motivo por el cual escogió un uso del color y una textura de imagen muy determinadas a fin de evitar saltos de calidad entre las imágenes de archivo y las rodadas expresamente para la película.

A pesar de contar con algunos de los problemas que suelen estar presentes en toda cinta de debut, la película resulta inquietante, en especial la interpretación del personaje de Evelyn por Jessica Walter, cuenta con algunos guiños a los amigos de Eastwood (como el cameo de Don Siegel) y apunta algunas de las señas de identidad que el director evidenciará en trabajos posteriores. Pero, sobre todo, tras su visionado la canción de Roberta Flack adquiere una dimensión siniestra difícil de eludir en posteriores escuchas.

20 comentarios sobre “‘Escalofrío en la noche’ con Clint Eastwood

  1. Debo reconocer que siempre me gustó Eastwood, ahora es comprensible apuntarse a las alabanzas dada su calidad, pero es cierto que ya en sus inicios en la controvertida saga de Harry Callahan o sus westerns, me gustaba mucho. Esta película la recuerdo con muy gratas sensaciones, aunque tengo un vago recuerdo, y ya que nos la has comentado, habrá que verla otra vez, por supuesto.
    Como dato personal, decir que Poe es mi escritor preferido y casualidades de la vida, “Anabel Lee” mi poema favorito del sr.Poe, me ha alegrado mucho el dato.
    Saludos Alfredo

  2. Que lindo escuchar esta canción de Radio Futura, el grupo me gustaba mucho.

    Esta película me gustó mucho. Siempre he pensado que tomaron el tema para “Atracción fatal”, por la obsesión de la chica. Nunca se podrá olvidar “Nebulosa”…

  3. Siempre me ha gustado Eastwood, es una caja de sorpresas, me dio pena que no le dieran ningún premio en esta última edición del festival de Cannes, creo que la película que presentaba era bastante buena. En fin, en otra ocasión será.
    Un abrazo.

  4. Yo la he visto y sí, es realmente inquietante.
    Ya sabes que creo de Clint Eastwood. Un pedazo de director, sublime a veces, y un actor mediocre, aburrido casi siempre.
    Pero como director… es de lo mejor. Es tan bueno que nunca se decir cuál de sus pelis me gusta más. Todas son sobrias, con mucho ritmo, un guión clásico e impecable, una música perfecta, historias identificables, personajes con matices, finales inmejorables.

    Bueno lo dejo aqui que estoy pesada con mi Clint Eastwood, un hombre que aborrecía de adolescente y que admiro ahora. Cosas de la vida.

    Besos,
    M

  5. No sabía que ya había comenzado tan temprano en su carrera en dirigir películas. Tengo una cuenta pendiente con él, he visto casi todos sus westerns (mi padre es un gran forofo de este género) pero casi ninguna de su etapa de director exceptuando Los puentes de Madisón. Creo que gracias a ti voy a ir saldando esa cuenta.

    Besotes.

  6. Pues yo debo de estar haciendo mayor porque cada vez me gusta más Clint. Es como un buen vino o una buena cerveza. Necesitas tener una edad para saborearlos como es debido.
    Recuerdo la peli. Y recuerdo haberla visto alguna tarde-noche de domingo. Es de las que engancha.
    Y me ha sorprendido,porque no tenía ni idea, eso de que Eastwood podría ser hijo de Stan Laurel. Si no recuerdo mal, es el flaco, no? Si es así, sí que se le da un aire. Curioso.
    Abrazos

  7. Iván, yo soy fan, fan, pero fan, fan… Incluso de sus “frikadas” tipo “Duro de pelar”, con el orangután abofeteando moteros…
    Creo que en lo de Poe coincidimos muchos.
    Un abrazo

    En efecto Magda, el tema de la obsesión ha sido, es y será muy recurrente en todas sus facetas. En cuanto a Radio Futura, grupo imprescindible, como todo lo que encabeza Santiago Auserón-Juan Perro.

    Bueno Lucía, ganó el Premio Especial 61º aniversario ex aequo con Catherine Deneuve… Pero tienes razón, la película no se llevó nada. De todas formas, estos festivales a veces no quieren reconocer algo que saben que tarde o temprano va a ser reconocido más ampliamente. Intentan innovar o mirar lo que de otro modo pasaría desapercibido, cosa que tampoco está mal.
    Fíjate que no te hacía yo fan de Eastwood…; lo que descubre uno.
    Un abrazo

    Entrenómedas, no sé si la palabra es aburrido (maneja la ironía como pocos cuando actúa); yo diría más bien plano. Como director, puede decirse que es uno de los últimos clásicos, cine puro y duro, con altibajos, con cosas mejores y peores, pero con voluntad de hacer cine al viejo estilo, y amor por el oficio.
    A lo mejor es la edad, pero a mí me ha gustado siempre.
    Besos

    Missing, imperdonable no haberme ocupado antes de él. Iremos, poco a poco, volviendo a su filmografía, pero te doy dos apuntes para que vayas abriendo boca: “Medianoche en el jardín del bien y del mal” y “Bird”. Empieza por ahí, lo demás vendrá solo.
    Besos

    Carlota, nada, nada, que no tiene que ver con la edad, sino con el buen gusto… La radio nocturna nunca ha vuelto a ser igual.
    Lo de Stan Laurel es una leyenda urbana nunca confirmada y con menos peso que otras en el mundillo de los secretos del cine, pero se dice, se cuenta, se rumorea… Él nunca lo ha admitido, pero es que no suele hablar de su vida. Su padre oficial se llamaba como él, Clinton. Otra leyenda que sumar al viejo Hollywood.
    Abrazos

  8. La ventaja de los años es que uno ha seguido al amigo Clint progresar cronológicamente desde hace tiempo. Ese cambio de registro de vaquero rápido de revolver a urbanita fue una sorpresa a medias, porque acabábamos de verle en una cinta bien extraña como es El Seductor.
    Muy buena reseña de ese primer largometraje de Eastwood que, como bien dices, ya apunta una característica muy propia, cual es el buen gusto por el uso de la música; aunque no es muy exacto que Roberta Flack estuviera olvidada por nadie en 1971, te lo aseguro. En aquella época y en este pais, ver aunque fuera sólo un trocito del festival de Monterrey, ya era un motivo más para ir a ver esa inquietante historia en la que, contra costumbre, el malvado era una fémina.
    Saludos.

  9. No sabía que Clint Easwood fuera tan bueno… yo sólo lo he visto en los Western en casa de mi abuelo, pero como entonces no presto mucha atención a la tele, pues nunca me he fijado.
    Pero esta suena bien. La busco para cuando lleguen las vacaciones.
    Besos.
    Rosa.

  10. Josep, lo de Roberta Flack lo decía porque sus ventas antes y tras la película varían exponencialmente. Por lo demás, quieres decir que el hecho de que la malvada sea una fémina va contra la costumbre en el cine, ¿no? Porque lo que es en la vida… (perdón a todas por la broma).
    En efecto, “El Seductor” es una magnífica rareza, sensacional película de Siegel.
    Saludos

    Rosa, Rosa, te voy a poner deberes con Clint Eastwood. Avísame para las vacaciones y te hago una lista.
    Besos

  11. Sí que es curioso lo de este hombre..un hombre de cine.
    No he visto esta peli así que me la apunto en mi lista particular.
    Me ha hecho gracia lo del poema de Allan Poe…ya sabes que Annabel Lee es una de “mis” canciones.
    Besos majo.

  12. Apúntatela, Mima, te gustará. Ya me acordaba de que en alguna ocasión pusiste el mismo vídeo de Radio Futura. Para mí esos angelotes jugando al ajedrez son una de las mejores reminiscencias de Bergman jamás hechas.
    Besos

  13. Por fin cubrís un grandioso vacio en 39 escalones con la aparición de Clint, uno de los mejores directores de la segunda mitad del siglo XX. Cuánto talento y sensibilidad. Imprescindible para etender el lado oscuro del ser humano.

  14. Esatwood es de lo más interesante: me gusta mucho más como director, que como actor. Million Dolar Baby me dejo fulminado. Qué manera de retorcer la trama para trasladar la lucha, la verdadera, la única, afuera, y no en el cuadrilátero. Y es Eastwood: qué buena cerrada de trompa me hizo. Me gusta cuando me hacen callar de tal forna. Y no digo más, porque esta que presentas hoy no la he visto.

  15. Cuando se pone, Eastwood merece mucho la pena. Cuando pretende ser irónico, simpático o utiliza la violencia como entretenimiento me interesa menos.
    Búscala, que te gustará.
    Abrazos

  16. Curioso, en las dos últimas noches volví a ver otras tantas pelis del gran Clint: La muerte tenía un precio y El bueno, el feo, el malo. Grandes epopeyas del espagueti. Grandes noches. Saludos y gracias por tu visita y tu comentario.

  17. Aunque algo tarde agrego mi opinión para el gran Clint: Para mí, buenísimo tanto actor como director. 39 Escalones ¿es posible que me orientes en dónde consigo (comprar, no bajar) pelis como “Play misty for me?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.