Cine de papel – El príncipe y la corista

Programa de mano cedido por Marta Navarro García, co-mantenedora del imprescindible (pero de verdad) blog Entrenómadas.

En 1957 Laurence Olivier concibió (con la financiación de Marilyn) esta obra pensando en su propio lucimiento y terminó consagrando involuntariamente a su ‘partenaire’ en detrimento de sí mismo con esta brillante comedia en la que él interpreta al Gran Duque de Carpatia, de paso en el Londres de 1911 para asistir a la coronación del rey Jorge V, y que se deja seducir por la neumática Marilyn Monroe en la piel de Marina, la cantante del Coconut Cabaret, lugar donde el Gran Duque ha querido vivir la noche londinense, en un combate de talentos en que la Monroe cañoneó al egocéntrico Olivier en toda la línea de flotación.

La película, estrenada en España tarde, como casi todo por aquel entonces, llegó al Cine Goya de Zaragoza a finales de 1958 y para la ocasión E. Zaragoza Deportiva imprimió 4.000 ejemplares de un programa de mano de 8,8 x 12 cm. que en el anverso retrataba de forma caricaturesca al dúo protagonista, y en la parte de atrás daba rienda suelta a las alabanzas pertinentes:

CINE GOYA
(El salón que selecciona sus programas)

ESTRENA

El film aclamado por todo el mundo

La pareja más sensacional que ha aparecido en la pantalla

Una obra maestra de gracia, ligereza y humor

Triunfo del actor

LAURENCE OLIVIER
Y
MARILYN MONROE

Más bella y atractiva que nunca

(Autorizada mayores 16 años)

COMENTARIO: el Cine Goya, capaz de seleccionar sus programas (de entre los que la censura le permitía seleccionar, por supuesto, y más de un año tarde con respecto al estreno), tuvo a bien ofrecer esta película tolerada para mayores de 16 años. Angelicos de la censura: cuántas bajas pasiones, cuántos sueños sudorosos, cuántos tocamientos a espaldas del padre Damián alimentarían las curvas de Monroe (o el bigotito de un amaneradísimo Olivier) en esos jóvenes inocentes en plena pubertad tardía, llenos de hormonas, granos y demás efectos secundarios… Sin duda una pareja sensacional, al menos en su mitad femenina. Una vez más, la censura se fijaba en la moralidad del mensaje de la escena final, y no veía la “ligereza” de los 110 minutos anteriores. Y mira que el programa avisaba: “obra maestra de la ligereza”.

18 comentarios sobre “Cine de papel – El príncipe y la corista

  1. Dale las gracias a mi abuela y a sus vecinas por su afición al cine y a guardar todos los programas de mano. Hay joyas y rarezas en los textos, te partes de risa leyéndolos.
    Ella está esplendida, él como siempre sobrio y perfecto.
    I will see you in Sarrías´s day.

    Kisses,

    Marta

  2. Tienes razón, Noe. Sería interesante ver cómo podríamos escribir promociones del cine reciente pero en el mismo estilo. Creo que nos echaríamos unas buenas risas.

    Entrenómadas, pues muchas gracias a tu abuela. Son verdaderas maravillas. Eternal thanks.
    See you later
    Besos

  3. Como ya es sabido, me encantan estos temas de coleccionismo, es una maravilla el programa de mano, y desde luego un gran mérito como comenta Noe el hecho de trabajarse tanto esta publicidad. Me pueden estos pequeños detalles sin duda, una delicia.
    Saludos!

  4. Son una maravilla Iván, algunos de ellos son incluso pequeños prodigios de artesanía visual. Poco a poco iremos poniendo unos cuantos gracias a la generosidad de Marta, que me los hizo llegar (bueno, de su abuela).
    Un abrazo

  5. Pues amí me sorprende más la categoría del artista que realiza el dibujo del anverso, una caricatura plena de sentido y adecuada a los personajes de la cinta. ¡Y sin ordenadores ni photoshop, claro!
    Saludos.

  6. Pero que preciosidad..cuanto me gusta esta sección.
    Estupendo cartel, desde luego, pero lo que de verdad me encanta es eso de “obra maestra llena de gracia, “LIGEREZA” y humor”….que tremendos. jeje
    Nos vemos luego hermoso.

  7. Josep, en esta pequeña colección que me han hecho llegar hay desde retratos hiperrealistas de gran calidad hasta caricaturas con mucho talento. Iremos viéndolas.
    Saludos

    Mima, la redacción en estos programas es la pera.
    Hasta luego.

    Magda, un cuento de hadas que en realidad fue una ruina de crítica y público. Uno de los mayores desastres de Olivier…y de Monroe.

  8. A mí hay una cosa que me encanta del escuchar a mis mayores hablar sobre el cine de sus tiempos mozos: la pronunciación de los nombres de actores y directores, no hay un intento de emitar la fonética inglesa, sino que se pronuncia a la española, con sus jotas bien sonoras.

  9. Hola, como siempre usted sabe tocarnos el corazón con lo mejor del cine del recuerdo. Este film tiene dos polos opuestos de la actuación para mostrarnos que no hay una convención o regla para ese arte. Marilyn totalmente intuitiva y Olivier plenamente académico. Saludos!

  10. Ya me imagino los tesoros que habrá en casa de Marta, nunca deja de sorprenderme. Las abuelas son estupendas guardan cada cosa inimaginable. Muchas gracias a Marta, su abuela y a ti por darlo a conocer.

    Un abrazo

  11. querido amigo escalonado: hay papeles más jugosos que otros…que laurence haya podido hacer el suyo sin caer en la desgraciada maqueta del principe de opereta o en una más patética caricatura de rico y aristocrático pero desgraciado y baboso, ya es un gran triunfo…ella era más carnal, más pulposa…y eso siempre triunfa. precioso dibujo. un abrazo

  12. Alba, en realidad alrededor de Marta casi siempre hay tesoros… Aunque estos los tengo yo, je, je.
    Eso sí, las abuelas al poder.
    Un abrazo

    Cacho de Pan, Olivier no actuaba demasiado cuando daba vida a seres aristocráticos… Lo llevaba en la sangre. Más o menos como ella llevaba ese pedazo de cuerpo.
    Un abrazo

  13. Deberían seguir haciéndose estos programas, ¡Me encantan! No he visto la peli pero sólo esas caricaturas ya te dan muchas pistas sobre los personajes (bueno, aparte de que con M. Monroe tampoco es tan difícil imaginarlo).
    Me uno a lo que dice Minerva de la pronunciación de los padres y abuelos: donde esté ese “Yon Guaine” de mi abuelo… lástima que los míos no fueran muy cinéfilos y no tengan programas que regalarme…
    Besos.
    Rosa.

  14. Rosa, ahora todo es descafeinado. Se hacen muchos artículos de promoción, pero no resultan accesibles al público en general, sino para los circuitos de promoción.
    Estos programas son gracias a la abuela de Marta. Mis abuelos tampoco eran de cine.
    Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.