Música para una banda sonora vital – The Cardigans

Erase and rewind, del grupo sueco The Cardigans, bastante prolífico en lo que a participaciones en bandas sonoras se refiere (como con Lovefool en la postmoderna versión de Romeo y Julieta perpetrada por Leonardo di Caprio y Claire Danes), es lo más recuperable de Nivel 13, en un principio, interesante, y finalmente aparatosa, absurda y bastante tonta película de ciencia ficción y realidades virtuales, casi peor que Matrix, que ya es decir. La película, dirigida por Josef Rusnak en 1999 y que tiene en Vincent D’Onofrio a su intérprete más conocido, es una intriga a caballo de un mundo virtual de 1937 y la actualidad y logra convertirse en una sandez de tamaño industrial, con un guión sostenido no con alfileres, sino con cerillas chinas, que gira en torno a la muerte en extrañas circunstancias de un magnate de una empresa de programación informática y para cuya investigación su socio y discípulo debe introducirse en los diferentes mundos paralelos. Lo dicho, el resultado, partiendo de una idea interesante, traspasa los límites del ridículo más espantoso.

Preferimos quedarnos con la música de este grupo sueco, y sobre todo con la cantante, Nina Persson, que está para invitarla a un café, o para protagonizar con ella una de esas españoladas sobre la seducción playera de suecas que Alfredo Landa y José Luis López Vázquez elevaron a la categoría de lamentable clásico sociológico.