25 años del adiós de ese genio llamado Luis Buñuel

Con ocasión del aniversario del pasado martes 29 de julio, en el que se conmemoraba el 25º aniversario de la muerte de Luis Buñuel, don Luis, el mayor y mejor cineasta español de todos los tiempos, uno de los mayores genios de entre los muchos que Aragón ha dado a la Humanidad, reproducimos un hermoso texto de Javier Espada, Director del Centro Buñuel de Calanda. Además, nos permitimos recomendar la exposición que se menciona, “México fotografiado por Buñuel”. Impresionante e imprescindible. Puede verse en la Filmoteca Española, en Madrid.

Para don Luis, nuestro recuerdo y reconocimiento emocionado, siempre.

“Si Luis Buñuel saliera de su tumba para comprar la prensa y leer lo que acontece en el mundo, seguramente, entre otras muchas extrañas noticias, le sorprendería enterarse de lo mucho que sigue interesando y fascinando su obra cinematográfica, pues como afirma su amigo y colaborador Jean Claude Carrière: “nadie puede decir lo que va a suceder en la obra de ningún artista, pero creo que Buñuel, ahora en España, está en todos los caminos, de novelistas, de cineastas, también de pintores… es muy difícil evitar a Buñuel, como es muy difícil evitar a Goya. Son dos personajes de una estatura imponente”.

Un interés que sin duda sería recibido con escepticismo por don Luis, quien hasta el final de sus días se declaró discípulo de Sade, y manifestó, con monacal desapego, que no le importaría ver arder toda su obra cinematográfica.

Más le sorprendería que una película suya filmada en México el año 1950 y titulada Los Olvidados haya sido incluida por la UNESCO en el Registro de la Memoria del Mundo en 2003. Pero aún más le asombraría que esa misma película se haya incluido en una cápsula del tiempo en una torre de la catedral de México, junto a un libro de su amigo Octavio Paz.

Aunque resulta evidente que Buñuel no necesita aniversarios para ser recordado, somos muchos quienes creemos que hay que aprovechar estas fechas para fomentar el acercamiento a su obra.

Fruto de la colaboración del Centro Buñuel de Calanda con Filmoteca Española ha sido la exposición “México fotografiado por Luis Buñuel” que ya se puede visitar en Madrid y que en Calanda se inaugurará el próximo 29 de julio, fecha en la que se cumplirá un cuarto de siglo del fallecimiento de Luis Buñuel. Esta exposición ha recuperado 84 fotografías hechas en México para buscar las localizaciones de los exteriores de 12 de sus películas, en un período de 15 años que abarca desde el rodaje de Los Olvidados hasta el de Simón del Desierto, poniendo de manifiesto el rigor con el que el director aragonés preparaba sus rodajes, lo que unido a la meticulosa escritura de sus guiones le permitió filmar sus películas en un breve espacio de tiempo. Estas fotografías constituyen una interesante visión del país que lo acogió en el exilio, además los textos que acompañan el catálogo aportan relevantes puntos de vista.

También este año se va a estrenar El Último Guión, Buñuel en la Memoria, una película documental que dirigimos Gaizca Urresti y yo mismo, en la que Juan Luis Buñuel acompañado de Jean Claude Carrière trazan un retrato íntimo, siguiendo las huellas de don Luis desde su Calanda natal hasta México, como dos peregrinos que van deteniéndose en los lugares fundamentales en su vida como Zaragoza, Madrid, París o Nueva York. De este documental ya se pudieron ver 45 minutos dentro del homenaje que le tributó a Luis Buñuel la pasada edición del Festival de Berlín, y coincidiendo con este aniversario Aragón Televisión también emitirá un avance.

Desde su creación, son miles las personas que ya han visitado el Centro Buñuel de Calanda, manifestando su deseo de ver (o volver a ver) sus películas o leer Mi Último Suspiro, su libro de memorias. Un libro tan juicioso que nos señala que un día sin reír es un día perdido.

También tú, amable lector, puedes aprovechar este aniversario para conocer a un aragonés que vivió exiliado en México, una persona clave —a su pesar— en la historia del siglo veinte, un ejemplo de moralidad surrealista, de fidelidad a sus amigos, un director que nos enseñó que una película se puede concebir desde la libertad, un creador ateo gracias a Dios y que sigue vivo en sus obras.”

39 comentarios sobre “25 años del adiós de ese genio llamado Luis Buñuel

  1. ¡Y muy vivo! Creo que si te digo que hasta ahora comienzo a descubrirlo puede que me digas que ojalá tú mismo pudieras hacerlo, volverlo a ver como si nunca lo hubieras visto. Tal parece que hay cosas que deberían tener cierto botón para ser reiniciadas.

    Un fuerte abrazo, hermano

  2. La pelìcula de ‘Los olvidados’ tuvo en México mucha crítica y tambíén halagos. La cuestión fue que Buñuel, retrataba en ella la vida de una zona marginal y alguna crítica europea opinaba que así era todo México, gracias a Buñuel se había creido esto. Pero era tonto y muy torpe quien pensara de esta forma, es como si hubiera hecho una pelìcula sobre las chabolas y se pensara que todo España era asi. Pero la ignorancia es atrevida.

    Gracias a Octavio Paz, precisamente, que era comisionado por el gobierno mexicano para el Festival de Cannes, el que logró convencer al embajador de México en Francia para que ‘Los olvidados’ acudiese al certamen, donde ganó el premio a la mejor dirección.

    En México se le quiere como él quiso a México, tanto que aquí decidió quedarse. Le fue tan bien en México, afortunadamente, y quiso tanto al país que lo recibió que se nacionalizó mexicano, además una gran mayoría de su obra importante fue realizada en México: Viridiana, Los olvidados, Gran Casino, Subida al cielo, entre muchas otras más (me parece que fueron 21 filmes en total los que realiza aquí.

    Celebremos todos, mexicanos y españoles, la obra de este gran cineasta aragonés-mexicano.

  3. Exacto, Malvisto. Eso mismo te diría.
    Abrazos

    En efecto, Magda. La cuestión de “Los olvidados” es compleja. El primer problema fue el rechazo de los mexicanos al México que Buñuel retrataba (pese a no estar interesado, más allá de la utilización de su geografía, en mostrar una situación mexicana, sino mundial, capitalista occidental, podría decirse). A partir de ahí se consolidó el único de los grandes maestros del cine mundial, junto con Kurosawa, que forjó su carrera lejos de Hollywood. Y eso sin su etapa en México hubiera sido impensable.
    Sólo un apunte; “Viridiana” es una coproducción hispano-mexicana.
    Un genio que merece tributos constantes.
    Un abrazo

  4. Un MAESTRO con todas las letras, así en mayúsculas… Aunque debo reconocer que me tragué “Diario de una camarera” y se me hizo pesada pero Buñuel siempre será un grande.

    Saludos

  5. Alberto, Iván, ante este personaje no queda sino postrarse. Incluso sus películas más raras o más densas contienen momentos impagables. Por ejemplo, en la poco conocida “La muerte en el jardín”, esa postal de los Campos Elíseos que cobra vida. En “La vía láctea, ese duelo de esgrima y teología entre el papista y el jesuita… Lo dicho, un genio absoluto.
    Saludos y abrazos sendos

  6. Si, Alfredo, “Viridiana fue una coproducción mexico-hispana, con Silvia Pinal y Fernando Rey. Buñuel estando en México fue invitado por el gobierno español para “limar asperezas”, digamos, demostrar apertura. Sin embargo, el gobierno franquista la calificó de lo peor, y hasta el Vaticano la censuró.

    Que cosas…

  7. En realidad Franco necesitaba todos los nombres españoles a su alcance para mejorar su imagen internacional después de la apertura de 1955 con el ingreso en la ONU. Por eso se intentó el retorno de algunos exiliados, pero con la película que se marcó Buñuel le cerraron las puertas. Era lógico que el Vaticano protestara, ya sabemos lo que son, y más lógico que el nacionalcatolicismo franquista echara pestes de su ocurrencia de traer de vuelta a Buñuel. Pero la película es gloriosa.
    A pesar de eso, volvió a rodar en España otra de sus obras maestras, “Tristana”.
    Un abrazo

  8. Estamos ante lo que objetivamente (creo que podríamos aventurarnos a ser tan contundentes) podemos considerar un genio. Un tipo sin par, ciertamente.
    Coincido con lo que dices. Su cine es de una hondura difícilmente igualable, tanto desde el punto de vista conceptual (poca gente utiliza los tiempos en cine como él) como de contenido; critíca política -su serie de películas mexicanas, no dejan lugar a la duda en cuanto a un incorrección- visión metafísica de la vida, exposición de miedos y obsesiones universales,…
    Uno de mis retos bloggeros, enfrentarme próximamente a alguna de sus películas.

  9. Y además con una estética riquísima, un talento visual magnífico, y una utilización del simbolismo magistral. O sea, un genio.
    Aquí comenté “La edad de oro” (si es que la película puede comentarse, porque cualquier comentario se queda corto); en Cinissimo lo hice con “Ensayo de un crimen”. Desde luego, es un reto para cualquier comentarista de cine que se precie.

  10. Sin ánimo de exagerar, Buñuel es uno de los diez mejores directores de la historia del cine. Sus obras maestras Un perro andaluz, Los olvidados, Él, Viridiana o El ángel exterminador así lo demuestran.
    Tiene obras menores como El río y la muerte o Susana, o incluso malas como Gran casino o La hija del engaño, pero su nivel es bastante alto en general.

  11. Magnífico post Alfredo.Mañana cuelgo yo uno en El Tiempo Ganado.No menciono ninguna de sus películas,hablo del hombre,de tu tierra y de mi peligrinaje en busca de una sombra de humo que se escurre por entre los dedos,como la libertad.Buñuel es para mí el director de los directores.

    Un fuerte abrazo.

  12. Añadiré una nota un poco más baladí; siempre he tenido la impresión de que, tanto propios como ajenos, asocian el acento aragonés con la incultura, la bobería… Y Buñuel, a pesar de los años de exilio, conservó su acento (yo creo que incluso lo llegaba a forzar), ¡quién mejor para deshacer prejuicios!

  13. Tienes toda la razón, Minerva. Resultaba particularmente gracioso ver a un aragonés con un acento tremendo gritando órdenes en un rodaje en México… Su sordera le hizo menos proclive a perder o ganar acentos. En su cabeza el acento aragonés siempre fue el único acento posible.

  14. Hola, escribo desde Argentina y coincido en afirmar que Buñuel es uno de los grandes genios del arte del siglo XX, y uno de los tantos que ha dado el cine. Solo pensar en Viridiana, Tristana, El Angel Exterminador, El, El Discreto Encanto de la Burguesia, Bell de Jour, es un realizador unico. Esa obsesion por los pies!!! Su capacidad para enrarecer una atmosfera con solo un detalle. Sus increibles personajes femeninos. Un maestro de maestros.

  15. Gracias por recordar a este genio de Calanda, mexicano y español excepcional. Llegué buscando algo sobre Buñuel y su obra maestra, “Los olvidados”, y así te he encontrado. Un gusto estar aquí.

  16. Ángel, te recomiendo sobre los olvidados un libro fantástico que salió el año pasado “Los olvidados, guión y documentos”. Excepcional.
    Gracias por visitarnos, Ángel.
    Saludos

  17. Estoy deacuerdo contigo Alfredo en la genialidad de don Luis. Ahora bien ¿que hay de Buñuel, de Dalí e incluso del oscense Pepín Bello en la obra “Un perro andaluz”?

  18. Hola Alfredo. No he visto nunca una película de Buñuel, y me consta que eres un apasionado de este director. Tengo entendido que sus películas suelen ser surrealistas y a mi este tipo de cine no me llama siquiera a verlo. ¿Podrías recomendarme alguna peli de Buñuel para empezar con él?.

    Un saludo y gracias.

  19. Quevedillo, eso se llama prejuicio. Solamente te recomiendo que te sientes delante de una película de Buñuel y que te dejes llevar por las imágenes. Si quieres introducirte poco a poco en su mundo con la idea de profundizar en él, yo empezaría por “Los olvidados” (1950), una obra maestra, película incluida por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. Y si quieres dar un pequeño salto e ir poco a poco entrando en su universo, dale una oportunidad a “Ensayo de un crimen” (titulada también “La vida criminal de Archibaldo de la Cruz”). También te recomiendo, en este mismo blog, ver “Un perro andaluz”, cortometraje que sólo te quitará un cuarto de hora de tiempo y que es Buñuel en estado puro.

    Te dejo un enlace de un texto mío sobre “Ensayo de un crimen”. Por otro lado, te recomiendo acertarte al cine sin prejuicios culturales, sociales, políticos o geográficos. Déjate llevar. Buñuel atrapa, te lo aseguro.

    http://www.cinissimo.com/tag/ensayo-de-un-crimen/

  20. Así lo haré y contaré, en este tu espacio, la experiencia. Seré lo más objetivo que pueda, y si no me gusta te lo haré saber de igual modo.

    Un saludo.

  21. Hola Alfredo. Acabo de ver “Un perro andaluz”. Ya sé que no es la primera que me recomendaste pero es la primera que he conseguido. No entiendo nada, pero me imagino que no hay mucho que entender. Según me comentó Lilian la peli viene de una serie de sueños que Buñuel, Dalí y sus amiguetes tenían y que decidió rodarlos. Pero sí es cierto que la cinta es curiosa y que me ha apetecido verla hasta el final. Hay algunos detalles que he captado, como lacuchilla en el ojo representada por una nube en forma de cirro que corta a la luna llena; o cuando el protagonista arrastra dos curas y dos pianos después de que la chica no quiera que le meta mano (ma ha parecido una metáfora de la losa que suponía la Iglesia en temas de puritanismo y todo eso, pero no sé si será así). También me he fijado que sale la mariposa que décadas más tarde se usaría en “El silencio de los corderos” y el final de dos hombres plantados en la tierra como en la película de José Luis Cuerda “Amanece que no es poco”.

    Como te dije, te doy mi opinion objetiva. Prometo ver más cine de Buñuel.

    Un saludo.

  22. Así me gusta, Quevedillo, completamente desprejuiciado. Hay que dejarse llevar por las imágenes. Ten en cuenta que los surrealistas abominaban de los cánones narrativos y visuales habituales. Ellos pensaban que el arte debía reflejar la vida, y que lo dramático, lo guionizado, lo establecido, no servía para eso por artificioso. Por el contrario, los aspectos ocultos, los sueños, el inconsciente, según ellos (y según los psiquiatras) dicen mucho más de nosotros y de cómo nos comportamos. Y si te fijas bien, en parte tienen mucha razón. La cuestión es mirar bajo nuestra propia alfombra y sacar a la luz el polvo, nuestro lado oscuro: miedos, deseos, anhelos, traumas, etc. Cosas que mediatizan nuestra vida más de lo que creemos y mucho más de lo que nos gustaría.
    Lo de la mariposa me parece pillado por los pelos (ten en cuenta que un asesino con mariposas ya aparecía en “El coleccionista” de W. Wyler, de 1965; tienes una reseña en este mismo blog); lo de Cuerda no, es así, en efecto.
    Por otro lado, te animo encarecidamente a que veas “Los olvidados”. Es magistral, narrativamente más convencional, más asequible, aunque no está despojada de simbología, y te va a encantar a poco que entres en el mensaje de fondo: la miseria moral.
    Espero tus comentarios.

    Saludos

  23. Hace pocos días ví la película Ese oscuro objeto del deseo y me sorprendió bastante ver dos actices interpretando el papel de Conchita. ¿A que es debido?

  24. En general, cuando se utilizan dos intérpretes un mismo personaje se hace para reflejar las distintas formas de proceder, comportamientos, perfiles o sensibilidades de un carácter dual, en este caso lo ardiente y sensual de Ángela Molina con lo gélido y frígido de la Bouquet.

  25. Hola Alfredo. Ya estoy aquí otra vez, pero ahora para hablar de cine, que de eso trata este blog. Acabo de ver “Los olvidados”, como tú me recomendaste. Desde luego nada que ver con “Un perro andaluz” y por lo que se ve es de la época mejicana del director. La película es poco agradable de ver, y digo poco agradable en cuanto a que es un tema desagradable, de miseria, pobreza, etc, y eso no agrada a nadie; pero a la vez engancha. Hasta los profanos en cine podemos apreciar que es claramente una película de denuncia social, en una época y un país lejano pero que sin duda se podría aplicar a la sociedad y a las ciudades de hoy en día sin que eso resultase anacrónico, es por tanto vigente al cien por cien. Por cierto, el Jaibo ese era un cabroncete de mucho cuidado. Me alegro de que acabe como acaba, eso comparto con el ciego.

    Bueno, ya vamos introduciéndonos en el cine de Buñuel poco a poco. Tengo preparada para ver “Ensayo de un crimen”, a ver que tal está y ya te contaré.

    Un saludo.

  26. Me alegra, Quevedillo, que te haya gustado este primer acercamiento a Buñuel. La otra también te gustará. Luego iremos complicándolo un poquito.
    Te comento una curiosidad. Finalmente Buñuel no quiso introducir los elementos surrealistas que había pensado, entre ellos una orquesta sinfónica tocando en una de los edificios en construcción mientras los chicos agreden al ciego, y un sombrero de copa que iría apareciendo en distintas situaciones y localizaciones.
    Iremos complicando poco a poco el acercamiento a Buñuel. También deberías ver algo de sus “fumadas” para intentar apreciarlo y entrar en su mundo. Me lo voy pensando.
    Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.