Música para una banda sonora vital – Magnolia (II)

Ya nos referimos en una ocasión anterior a la música de esta gran obra de Paul Thomas Anderson (1999) y mencionamos que el guión había surgido inspirado gracias a las canciones de Aimee Mann, cantautora que interviene en la banda sonora de la película, cuyos temas Save me y Wise up alcanzaron gran éxito. Pero la película contiene más música, y en particular destaca el rasgo surrealista con que es utilizada en el personaje que interpreta William H. Macy. ¿Es posible que siempre que entramos en el coche y encendemos la radio suene la misma canción, independientemente de la hora del día, el trayecto, el lugar, la emisora sintonizada? Pues eso ocurre en la película cada vez que Macy sube al coche con este Dreams, de Gabrielle.

20 comentarios sobre “Música para una banda sonora vital – Magnolia (II)

  1. Pues me la voy a poner para cada vez que entre en mi coche (Su título, Dreams, me viene que ni pintado, además es un tema que anima mucho), que últimamente sólo suenan los mismos Cds.

    Abrazos

  2. Muy cierto eso que dices de que cuando pones la radio siempre suena la misma canción… aunque yo lo arreglo poniendo siempre el mismo CD porque no me acuerdo de hacer otro XD, para desgracia de mi padre que le toca tragárselo siempre (esque como no tengo carnet…). Suena muy bien esta canción, me gusta la voz de Gabrielle.
    Besos.
    Rosa.

  3. Esta música de raices R&B me encanta de siempre, y esta canción es muy sugerente y amena, me gustó también la manera de introducirla en la película. Película que por cierto me gustó mucho, a pesar de la controversia que levantó.
    Saludos Alfredo!

  4. La película tiene muchos momentos buenos (la canción es una de ellas) pero se me hizo pesada. Dura 3 horas y se hacen notar. Eso sí, (SPOILER) la escena de las ranas cayendo del cielo es increiblemente buena (FIN SPOILER).

    Saludos

  5. Rosa, en realidad es una manera bastante acertada de ilustrar el bucle mental y vital del personaje de William H. Macy, aunque realmente en la radiofórmula pase algo parecido.
    Besos

    Iván, psé, no sé qué te diga. No está mal, pero no es lo mío. A mí la película me en-can-ta. Es una de mis favoritas, sin duda, a pesar de que tiene el récord (y por mucho) de ser la película con la que más gente he visto huir de una sala de cine. En manadas, oye.
    Un abrazo

    Alberto, con pesadez y todo (que la tiene), la película es una joya de los noventa. Personalmente, aunque se agradece ver por una vez a Tom Cruise hacer algo digno, me quedo con Jason Robards.
    Saludos

  6. uy, sí, aunque pongo el comentario y digo que nada de personajes de película. La canción que en este momento me gustaría que sonara siempre, es un tema de Palito Ortega que dice: a mi me pasa lo mismo que a usted…. Esa, esa.

    Un fuerta abrazo, amigo (Y ya casi)

    Andrés

  7. Querido sir Alfred, me pongo en contacto con usted para preguntarle si en sus abundantes fondos cinematográficos cuenta con un corto llamado William Wilson, de Jorge Dayas, filmado en 1999. Si supiera o supiese la forma de conseguirlo le estaría muy agradecida, porque quiero colgarlo en el blog y no hay forma de hallarlo. MIl gracias, y un abrazo, Patro.

  8. Andrés, mal te veo, amigo. Si tenemos que recurrir a Palito Ortega… Y precisamente a ésa…
    Abrazos

    Patro, pues desgraciadamente no lo tengo. Sé cuál es pero no lo he visto, y eso que Poe mola mucho por aquí.
    Sé que la televisión andaluza lo ha emitido / lo emitirá en alguna ocasión porque colabora en la financiación, así que imagino que tendrá también que ver con la distribución, pero tras una investigación por varios portales de cine y cortos, ni rastro. I’m sorry. De todos modos, sigo en ello a ver si suena la flauta.
    Un abrazo

  9. Dee sta película, algún crítico llegó a decir que era un “clásico instantáneo”. No sé yo si deberíamso darle tanto pábulo, pero lo que si que es cierto, es que es una magnífica película, que deslíe un montón de aparentes ajenas relaciones (en esta estructura yo veo al bueno de Altman por entre bastidores) con el tormento y el perdón como transfondo. Por estar bien, está bien hasta Cruise, que ya es meritorio.
    De la banda sonora, no receurdo mucho, de ahí que como dices ya haber hablado de ella, me pase a dar una vuelta por tu baúl.
    Salduso, Alfredo, saludos.

  10. La música y la película me parecen muy buenas. Me encanta eso de que siempre suene la misma canción en el coche sin importar hora, el trayecto, el lugar, la emisora sintonizada, debe de tener su por qué y su sentido dentro de toda la película.

  11. Curiosamente, todavía no he visto Magnolia, pero sí he escuchado varias de sus canciones. La tengo por ahí por verla cuando disponga de suficiente tiempo y me representa un tapón, pues la quiero ver antes que There Will Be Blood que me han regalado y tampoco pude ver en el cine. Arduo y estúpido problema, me temo… 😉
    Saludos.

  12. Raúl, me parece muy superior a Altman. En realidad el cine coral de Altman me resulta bastante mediocre, carece de casi todo lo bueno que tiene esta cinta. A mí sí me parece un clásico inmediato.
    Saludos

    Magda, a veces aunque uno no quiera le pasa eso con una canción. Y, no sé por qué, suele ser una canción repulsiva que uno termina oyendo en todas partes.

    Patro, estaremos al loro por si acaso lo pillamos por ahí. Un abrazo

    Josep, merece mucho la pena, eso sí, con calma. Creo que no hay peligro de que veas las dos películas en el orden que quieras. Afortunadamente, tienen poco que ver.
    Saludos

  13. Qué gran película, y qué grande “Vampir Cuadecuc” (1970), de Pere Portabella, que se estrena en España (después de ser alabada en el MoMA, en Cannes, por Amos Vogel en su libro sobre cine experimental y en medio mundo). tras 38 años. Creo que algo de tal calibre merecería más atención de los medios, pues bien mirado muchos deberían aprender de Portabella que para hacer un cine interesante no hace falta sino tener unos medios mínimos y una mirada propia, cuando en estos tiempos los medios suelen ser enormes pero la mayoría no tienen ni idea de lo que es tener una mirada propia, cosa que se tiene o no se tiene. Un saludo.

  14. Muy bien traído, Samuel. La mirada propia, sí señor, punto de origen de todo arte. Cuando otros, por ejemplo, digamos, los técnicos de marketing, imponen visiones que no son propias para el creador, ya no hay arte, ya no hay cine. Hay propaganda.

  15. Es una de las bandas sonoras que más me gustan y que más he oido. Tanto el tema de Gabrielle, como el Logical song de Supertramp y ese Save me, tan especial. Yo creo que Magnolia y Crash son un oásis…

Responder a kaos Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.