Música para una banda sonora vital – El club de los cinco (The Breakfast club)

Clásico entre clásicos del cine juvenil, esta película dirigida en 1984 por John Hughes permitió el salto a la fama en Estados Unidos al grupo escocés Simple Minds gracias a uno de sus más recordados temas, Don’t you forget about me, indisoluble ya de una película convertida en clásico de culto para los adolescentes de los 80 y en la que se daban la mano la comedia romántica y el drama con pretensiones sociales.

Cinco chicos problemáticos, alumnos del mismo instituto, son castigados por diferentes causas a pasar allí un sábado bajo la vigilancia del director. Cada uno proviene de una extracción social diferente y posee distinto grado de educación, pero además tienen inquietudes, sueños, deseos y traumas diametralmente opuestos. O quizá no tanto. La cuestión es que la niña pija, el empollón despistado y marginado, el deportista todo testosterona, la chica problemática y apartada de los demás y el joven gamberro y alternativo poco a poco se darán cuenta de que en el fondo no somos muy diferentes unos de otros y que nos mueven las mismas cosas. Mención aparte para el estupendo reparto, lleno de caras conocidas: Emilio Estévez, John Kapelos, Judd Nelson, Molly Ringwald, Anthony Michael Hall, Ally Sheedy o el ya fallecido Paul Gleason, rostro habitual del cine de los ochenta, como director del colegio.

Y en cuanto al título, tiene que ver con la hora del desayuno, metáfora de la diferente condición de cada uno de ellos: en los desayunos que se llevan preparados al colegio se vierte metafóricamente la carga interna de cada personaje, simbolizada magistralmente en ese diálogo en que el gamberro (Judd Nelson) le dice al empollón (Anthony Michael Hall): “menudo desayuno; todos los alimentos están representados. ¿Con quién se casó tu madre, con el señor Nestlé?”.

18 comentarios sobre “Música para una banda sonora vital – El club de los cinco (The Breakfast club)

  1. Me trae buenos recuerdos “El club de los cinco”, una película muy divertida. Es curioso esto del cine visto desde la distancia, cuando el cine de John Hughes era considerado blandito y de una calidad más bien baja, visto ahora parece el no va más del cine juvenil viendo lo que ha venido después. Mejor o peor, yo añoro esas cintas juveniles, que demonios…jaja
    Por cierto, la canción es mítica a más no poder, me encanta.
    Un abrazo Alfredo

  2. Pues es verdad, Iván. Muchas veces el cine juvenil no aguanta visionados cuando uno se ha hecho mayor; son cosas que pertenecen a su momento y que es mejor no revisitarlas (como en la vida misma). Sin embargo, el refrán tiene toda la razón “otros vendrán que bueno me harán”. Yo también echo de menos un tratamiento quizá más ingenuo, pero también menos pretencioso (en cuanto a hacer pasar a una edad que no tienen). Cosas como por ejemplo, “Todo en un día”.
    Abrazos.

  3. Para empezar el título me encanta y la película no la he visto pero me están entrando unas ganas locas de verla, más que de desayunar.
    Vídeo estupendo, perfecto para un día como hoy.

    Kisses with breakfast full

    Marta

  4. Marisa, no está mal de vez en cuando viajar hacia atrás, pero a veces el viaje resulta sonrojante y no dudamos en volver hacia adelante.
    Un abrazo.

    Entrenómadas, quizá ahora la pelicula haya perdido bastante, ya sabes, el cine juvenil hay que verlo en su momento. Pero si uno consigue desprenderse de mucho de lo vivido, sigue siendo fresca y asequible.
    Besos

  5. Virginia, pues a verla. Hay ataques de nostalgia irrefrenables.
    Besos.

    Minerva, la peli no estaba mal. La trama, como buen cine juvenil, no va mucho más allá de lo que parece, pero es cine juvenil con algo de sustancia, lo que se echa en falta de menos hoy con tanto superhéroe y tanto vampiro de instituto…

  6. Qué magnífico tema, tengo que volver a ver películas de los 80. Últimamente el cine que veo es el que me pones por aquí. Que no está pero que nada mal.

    Abrazos

  7. Jonh Hughes es un experto a la hora de realizar películas sobre los problemas de la edad del acné o del pavo.Ví la película hace bastantes años,pero la recuerdo muy bien.Me gustó mucho en su momento.Y respeto a sus actores,prometían mucho,pero no se que fueron de ellos.Emilio Estevez (familia Sheen)le seguimos últimamente el rastro en su nueva faceta de director.
    El club de los cinco puede que sea la película más conseguida de Hughes.

    Un fuerte abrazo.

  8. recuerdo que en dogma, creo que se titula asi, no hablan muy bien del director. cierto que la mujer explosiva es una tonteria, pero esta al menos intenta profundizar en los personajes, y no solo en los protagonistas, tambien el bedel, y el maestro tienen sus frases, y el profesor tambien tiene sus problemas, muchos profesores hacen su trabajo de mala gana. aunque ese es otro tema, aqui se centra en los alumnos castigados, cada uno es problematico a su modo, les viene bien hablar entre si.

    1. Bueno, no será un director cuya filmografía vaya a pasar a la historia del cine (tampoco la del director de “Dogma”, dicho sea de paso). Pero esta película es un clásico generacional, muy ligada a los espectadores que la vieron con una edad aproximada a la de los personajes protagonistas. Y ante eso, pocas críticas caben.

  9. De juventud a juventud y tiro porque me toca. Anteayer veía la película sueca “La belleza de las cosas” y ayer ésta. Qué cosas. En fin… al lío. Desconocía casi por completo la fama de este film puesto que a mí me pilla en un escalón generacional inmediatamente posterior, de ahí que pueda analizarla sin un ápice de componente nostálgico. No voy a ser cruel, y más teniendo en cuenta cómo está el panorama hoy por hoy, pero así como veo que en algunos aspectos la peli de Hughes parece conservar cierto hálito de frescura y que se ve de manera aceptable, globalmente resulta un poco (o tal vez bastante) banal.
    Al margen de sus aciertos parciales (estereotipos que se vienen abajo cuando los personajes comienzan a interactuar, la conversación entre el profesor y el bedel, frases realmente ingeniosas como por ejemplo la que tú apuntas al final del post, el puntito morboso que tiene el personaje de Judd Nelson y lo que realmente quiere mostrar el cineasta, la desorientación juvenil), en conjunto acaba desinflándose por ese final tan edulcorado que no hay manera de creérselo, la patética conversión física de la chica “excéntrica” del grupo y escenas tan burdas como aquélla en la que Judd Nelson mete la cara entre las piernas de Ringwald (parece más propia del landismo).
    En cuanto a adolescencia se refiere me quedo con las maravillosas “Los 400 golpes” y “Los juncos salvajes”, – incluso por encima de “Esplendor en la hierba”.
    Ah! se me olvidaba. La gracia que me produjo la sentencia que pronuncia Nelson a Ringwald diciéndole eso de “No te atreves a besar a un chico y sin embargo metes en la boca pescado crudo”. Habría que recordárselo a él cuando al final la besa a ella…. jejeje.

    Un abrazo.

    1. Esa película me parece un poco desequilibrada, y algo pasada de minutos, pero posee sensibilidad y lirismo, y, lo que es más importante en estos tiempos, no juzga a nadie. Películas de las que se echan en falta ahora.

      La película de Hughes, como casi todo el cine juvenil popular ochentero, está desfasada y solo aguanta en el recuerdo y en la coyuntura del momento. Es de esas cintas, como La chica de rosa, Admiradora secreta o Todo en un día (esta un poco menos), que se agotan en la memoria nostálgica de la preadolescencia. Vistas hoy, dan mucha, pero mucha, vergüencita ajena. Hace poco vi otra que tal, St. Elmo: punto de encuentro, en la que participaban algunos de estos además de Emilio Estévez, Demi Moore o Andrew McCarthy. Espantosa. Y es que, como dice la canción, donde uno fue feliz a lo mejor no conviene volver. Suponiendo que uno fuera feliz, lo que es mucho decir… De todos modos, estas películas me pillaron muy pequeño, con ocho o diez años, y recuerdo haberlas visto algo más tarde, en torno a catorce o quince. Prefiero que se queden ahí.

      Abrazos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .