Cortometraje – Vicente Villanueva, cortometrajista prolífico (II)

Ofrecemos un nuevo cortometraje dirigido por Villanueva, Eres, de 2006, que incide en la siguiente cuestión: no somos como nosotros creemos, sino como nos ven… ¿seguro? Sinceramente, tras ver este corto, esperamos que no. Un buen trabajo que analiza la naturaleza de las relaciones sociales con humor y visión crítica acerca de la falta de comunicación en la sociedad actual, la hipocresía, la incomprensión y los egos (duración aproximada, 9:36 mins.).

16 comentarios sobre “Cortometraje – Vicente Villanueva, cortometrajista prolífico (II)

  1. Me ha gustado mucho el corto, deja bien en claro las discrepencia en las maneras en que nos ven los otros. Y tambien de como nosotros, dependiendo con quien estemos y el tipo de relacion que tengamos con la persona, actuamos de maneras diferentes. Gran corto. Un abrazo!

    Ariel.

  2. Dios… qué mal eso de oír lo que debemos hacer de todo el mundo… no dejan al chico tranquilo. Le han vestido con todo tipo de trajes.

    Muy divertido.
    Yo también creo que tengo que salir… o no. A saber, tengo hecho un lío que no veas.

  3. El corto es muy bueno…Me ha hecho pensar en lo solos que realmente estamos. En realidad nadie nos conoce realmente y cada uno se permite juzgar al otro sin indagar antes en las profundidades. Lo raro es salir indemnes de un mundo tan hóstil. Bueno siempre nos quedan los que nos aceptan tal y como somos sin intentar cambiarnos . Un abrazo

  4. es un corto muy perspicaz, alguien tenía que reflejar estas cosas, que los demás, en fin, además de que cada cual nos ve según su prisma, cada cual también es verdad que nos ve según sus prejuicios, intereses y según le va… y sobre todo, uno mismo en gran parte tampoco se conoce del todo, uno se pasa la vida descubriéndose a uno mismo, sorprendiéndose (para bien o para mal) Me ha gustado mucho. (Ah, Alfredo, dejo programadas cosas para lo que queda de mes, buena función esa de programar los posts, pero en fin, el año que viene, bueno, que el blog llega hasta fin de año, pero voy a seguir pasándome por aquí, y la semana que viene voy a ver “como cocinar su vida”, si consigo entrada que aquí la filmoteca tiene nada más y nada menos que 55 asientos, ni uno más, ¡¡¡pero vamos a tener un Calatrava y un Gehry, manda huevos!!!) Un saludo.

  5. Buen corto, que refleja la dificultad humana más antigua: ¿quién soy?

    Las culturas orientales, más dedicadas que esta nuestra al propio conocimiento, llevan siglos intentando hallar esa respuesta y parece que pocos han conseguido siquiera vislumbrar parte de la respuesta, aún dedicando toda la vida a ello.

    Una decisión difícil, la de dedicar la vida a conocerse a uno mismo, que choca con el pragmatismo más occidental.

    Lo que es seguro es que la respuesta no la hallará nadie en los demás y creo que esa conclusión es la que, en definitiva, sustenta el cortometraje, con eficacia.

    Saludos.

  6. Muy bueno… debía exponerse en las escuelas para jóvenes en desarrollo. La realidad es quela vida no es blanco o negro… hay que aprender que existe el gris y los colores brillantes! Lo recomendaré a mis amistades.
    Un abrazo
    Yeli

  7. Me ha gustado un montón. ¿Quién soy? Uffff… Eso me gustaría saber pero ahora me lo pensaré mejor antes de preguntar a mis amigos. La cuestión es que no lo veo como los personajes lo pintan. Al ver el corto, y supongo que es una parte de lo que realmente busca, es que tú también definas al personaje que te entren ganas de decir: «tío no eres así, no hagas caso». ¿No crees? También describe la dualidad que hay en cada persona además… ¿no crees que es dificilísimo responder a la pregunta “quién eres” antes de la 1.30 a.m.(hora que cierra el metro)?

    Besos

  8. Lo que perciben los demás según su visión, lo que compartimos con diferentes personas, a eso le agregamos las sorpresas que nos damos y el resultado es una ensalada, jaja.Como puedes constatar ando de mejor humor.

    Hablando en serio no es tan diferente. Si no somos hipócritas nosotros seremos quienes mejor nos conozcamos pero siempre dándonos sorpresas ante nuevos ángulos.

    Besos

  9. Estamos solos, Marisa, es verdad, pero nunca del todo. Afortunadamente.
    Un abrazo.

    Ah, Samuel, las filmotecas casi se están convirtiendo en colmenas o latas de sardinas. Aquí en ZGZ tenemos una magnífica sala de cine (con cuatro salas) cerrada desde hace años, que se reserva para la especulación urbanística y que sería un lugar inmejorable para la instalación de la excelente Filmoteca de Zaragoza, que sin embargo está en un local, limpio, moderno y decente, sí, pero más que limitado y precario. Veo que es un mal generalizado.
    El corto, pues eso, tú lo has dicho muy bien. Por cierto, la peli del cocinero, muy recomendable.
    Abrazos.

    Josep, creo en efecto que esa es la idea principal. La inexistencia de una respuesta válida a esas preguntas fuera de uno mismo. Y lo hace con buen rollito, con humor. Pero es muy serio.
    Saludos.

    Yeli, yo creo que en la vida faltan más colores… Siempre he defendido el uso pedagógico del cine, su inclusión en los planes de estudios como medio de transmisión de la cultura y del conocimiento y como instrumento de docencia. Pero sigue ausente, al menos aquí.
    Gracias y un abrazo.

    Totalmente de acuerdo, Missing. En realidad los personajes con los que se encuentra este buen mozo no son sino nosotros mismos. Nosotros respondemos internamente las preguntas que el muchacho (se) va haciendo. En cualquier caso, dichosos vosotros los que tenéis metro…
    Besos

    Alba, me alegra que estés de mejor humor (si estuvieras por aquí no te quepa duda de que lo estarías aún mucho mejor, a mí no hay bajón que se me resista). El problema es que nuestro cerebro funciona con el instinto de autoprotección, de autodefensa, incluso hacia nosotros mismos, razón por la cual en última instancia siempre nos resultan más aceptables las explicaciones autocomplacientes de nosotros mismos. Incluso cuando nos criticamos, nunca lo haremos tanto y tan certeramente como lo haría otro. Creo.
    Besos.

  10. Sólo somos arcilla, querido Alfred. Únicamente arcilla.
    En cuanto al corto. Bueno. Me ha molestado un poco ese ligero pero constante balanceo de la cámara -qué obsesión por lo moderno- pero me ha encantado el ritmo -casi musical- del planteamiento.

  11. Muy bueno, aunque en algún momento he sentido agobio por el pobre chaval… supongo que lo ideal es preguntarte tú quién eres antes de esperar a que te lo diga nadie, y luego seguir siendo como eres y no como otros creen o quieren que seas. En teoría se ve muy fácil, otra cosa es la práctica.
    Da miedo también ver cómo ninguna de las personas que lo rodean saben realmente como es… no sé, a mí no me gustaría descubrir que nadie me conoce realmente… yo también espero que no sea así.
    Besos.
    Rosa.

  12. Me ha encantado el cortometraje.
    ¡Póbrecito!, le vuelven loco, a mí me ha parecido muy tierno, no me importaría tenerle como hijo.
    Me fastidian esas personas que se empeñan en asegurarte cómo eres, sin admitir que pueden estar equivocadas, tengo una muy cerca, pero no me afecta, soy bastante consciente de mis defectos, y de alguna que otra virtud.
    Un beso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.