La tienda de los horrores – Vampiros de John Carpenter

vampiros

“Muere, jodido chupasangre”. Esa es la frase por excelencia de este esperpento western-vampírico con el que John Carpenter, dejando de lado el acto de narcisismo que supone incluir el propio nombre en el título de la cinta, como si por el contenido no quedara ya meridianamente claro a quién pertenece este engendro, pretendía volver a las mismas cotas de éxitos pasados. Evidentemente, para fans de este director, cualquier crítica que pueda hacerse a este petardo monumental les resbalará bastante, pero para un espectador objetivo no entregado de antemano a los desvaríos que pueda proponer este director de los considerados “de culto”, caben pocos alicientes para salvar semejante pestiño.

Esta, llamémosla película para entendernos, nos cuenta la apocalíptica historia de un comando de caza-vampiros comandado por Jack Crow (un James Woods de rostro acartonado y tupé plastificado, una caricatura de héroe de acción), que persigue a un malvado llamado Valek que a su vez capitanea un grupo de activos vampiros de Nuevo México (un lugar conocidísimo por su tradición vampírica, por cierto). Cuando el grupo de Jack consigue acabar con todos ellos, se las promete muy felices y lo celebra con un festorro de campeonato en un motel, con alcohol, drogas y putas, y sin que el hecho de que Valek escapara de la masacre les haga perder el sueño. Pero cuando éste vuelve y la lía parda, acabando con la mayor parte del grupo de mercenarios anti-vampiros, Jack entiende que será una lucha a muerte entre ambos en la que, como va descubriendo a medida que va indagando sobre su paradero, la Iglesia católica tiene mucho que decir. Y que esconder.

¿Así contado no parece ya acaso demencial? Pues visto no tiene precio. Con una estética y un estilo cercano al spaghetti western, la cinta no es más que un repetitivo juego de la caza del ratón y el gato, una orgía de sangre, fuego, carne chamuscada y violencia sin límites, sin, eso sí, ninguno de los encantos ni de las cuestiones planteadas en la mejor literatura del género o en el cine más ortodoxo que se ha introducido en el mito de los vampiros, premeditadamente escogiendo la veta del espectáculo sangriento y violento por encima incluso que de la explotación del terror, del miedo, de lo que el género le pide.

Con una increíble y mayoritaria catarata de buenas críticas que hacen hincapié en la importancia de la recuperación de un cineasta como Carpenter, en su mezcla de géneros o en el carácter deliberadamente gótico, bizarro, casi gore, de la cinta, es una de las películas mejor valoradas de su autor, aunque vista por cualquier espectador neutral no pase de ser una excentricidad bastante patética y absurda con un guión sin tres ni revés, con unos giros que buscan la sorpresa pero que abundan en la inconsistencia, y con una estética sólo apta para amantes de lo satánico, lo sanguinolento y la violencia gratuita sin que quepan más que con calzador otras lecturas o sentidos en la trama que pudieran conferirle un valor más a conservar.

En resumidas cuentas, sólo para fans de Carpenter. Los demás, simplemente para pasar un (mal, y no sólo por lo presuntamente terrorífico de la trama) rato o bien para echarse unas risas a costa de tanta absurdez junta.

Acusado: John Carpenter
Atenuantes: que un obispo termina chamuscado, que al menos invierte la lógica histórica de la vida
Agravantes: un guión pésimo, una historia demencial, unas interpretaciones caricaturescas, un James Woods odioso
Sentencia: culpable
Condena: rodar un remake de Aquí huele a muerto (pues yo no he sido), ser agredido con una estaca cazavampiros, pero no precisamente en el corazón, sino por cierto orificio…

19 comentarios sobre “La tienda de los horrores – Vampiros de John Carpenter

  1. A mi esta si que me gustó mucho, aunque la verdad, los guiones nunca han sido el fuerte de Carpenter, para que negarlo..XD
    Su tono irónico y algo subversivo me atrapó desde el primer momento, bueno, supongo que esa era la intención, ahora me haces dudar.
    De todas formas, tengo el atenuante ese que soy fan de Carpenter, entonces claro, nunca he querido entrar más de lo necesario que si no igual me llevo una mala sorpresa (bueno, casi seguro, jaja). Este cineasta me entra por el corazón, la cabeza la dejo de lado, jeje.
    Saludos!!!

  2. Ay, que ya sabía yo que ésta si te gustaba… En fin, eso te pasa por tener corazón (yo es que no uso, ya sabes, por si las estacas…).
    Pero tienes mucha razón en una cosa que he omitido: el humor. Con una lectura irónica, casi paródica, la cosa tiene otra sustancia. Aunque, es verdad, en la cinta me temo que los aspectos irónicos o autoparódicos no quedan lo suficientemente explotados como para pensar que la intención del autor era esa. En cualquier caso, lo dicho, para fans.
    Un abrazo.

  3. A mí viendo la peli me entraron ganas de montar una ong para ayudar a los vampiros de la mediocridad del guionista y sus interpretes.
    Joer, muy James Woods, con lo bueno que es, pero claro el chalet debe ser costoso.

    A ver mi sentencia es: soportar el aliento de cuatrocientas personas a dieta de ajo en una habitación de 10 metros. Después irse con dos vampiros de compras, Magdalena Avarez y Esperanza Aguirre. Y luego… déjalos descansar.

    Kisses, buen finde,

    M

  4. La verdad, Entrenómadas, es que James Woods hace días que se arrastra por ahí en películas mediocres y series de televisión de medio pelo. Una pena.
    Y me reafirmo en tu talento para idear torturas. Ajo…
    Besos.

  5. Raúl, un sano instinto carnicero que me permitiría aparecer precisamente en esta película, en cualquiera de los dos bandos, me temo.
    No te lo voy a negar. A veces disfruto como una perra…

  6. Otra de la que me libré por los pelos, porque el tema vampiros, en películas claramente de serie Z, a base de sustos y sangre, luego no me dejan dormir en paz….

    Es una pena que Carpenter haya perdido el instinto de las buenas ideas que expuso en The Thing (1982) que me sigue gustando, tanto como ver a un buen actor como James Woods arrastrándose por esos sitios.

    Nada que objetar a la condena, pues, por falta de elementos de juicio… 🙂

    Saludos.

  7. No lo sabes tú bien, Lucía… Besos.

    Qué suerte tenéis algunos de libraros de estas cosas por instinto. Yo no sé echarme atrás a tiempo, y claro, luego pasa lo que pasa. Aunque quizá sea que, en el fondo, me gusta sufrir…
    Saludos.

  8. John Carpenter es uno de esos directores que ya de niño lo llevaba en la sangre.Es deudor de un puñado de magníficos filmes y realizador de un documental impagable sobre su maestro Howard Hawks.Pero ay,sus deslices.Esta película es horrenda.También añadiría El principe de las tinieblas.

    Un fuerte abrazo.

  9. Joder, ¡es uno de mis clasicazos de la serie-b de vampiros! La película es malísima, pero para verla con los amigotes entre risas está bien. El colega este tiene pequeñas joyitas de este tipo, como Fantasmas de Marte (esta si que es mala a rabiar, pero por alguna razón te quedas viéndola hasta el final a ver que bizarrada te va a sacar a continuación).

    PD: dios, no me acordaba que aquí salía James Woods O_o!! Nunca me gustó mucho ese actor, pero bueno…jeje, pues vaya una peli para su filmografía xD

    Saludos!

  10. Belanner, Carpenter también tiene otras cosas más decentes, pocas, pero las tiene.
    En realidad todas las películas de esta sección son disfrutables con amigos, alcohol, a veces mucho alcohol, y ganas de reírse de todo.
    Saludos.

  11. Ya se cansa uno de principes de los vampiros y de comandos antivampiros… Me gustaría que hicieran una peli que volviera a los orígines populares del mito, que nos hiciera sentir como los aldeanos del siglo XVIII. Una adaptación del relato La familia del Vurdalak por ejemplo, que sé yo, en plan falso documental o algo renovador con tintes de verosimilitud.

  12. Pues sí, una vuelta a los orígenes, al por qué y dónde surgen estos mitos no estaría nada mal. Veríamos que otras culturas, otros tiempos y otras personas no necesariamente fruto del romanticismo también tienen muchas y escalofriantes historias que contar.
    Gracias por tu comentario.

  13. Pues yo debo ser muy raro pero esta peli me encanta. ¿Qué James Woods está mal? Joer, creo que he visto otra peli diferente … ¡¡¡¡ James Woods estás cojonudo !!!! Jan Valek es un vampiro magnífico. ¿Qué el guión es malo? ¿Pero conocéis la filmografía de John Carpenter y el tipo de cine que hace? ¿No sabéis que película váis a ver?. Muchos de estos coemntarios me parecen realmente absurdos sabiendo quién es el director. Es cómo criticar una película porno de Nacho Vidal porque tiene mucho sexo.

  14. Que te encante o no te encante, Pablo, no tiene que ver necesariamente con la calidad de la película. A todos hay obras maestras que nos aburren y películas penosas que nos entusiasman.
    Por otro lado, me da la impresión de que el que no conoce la filmografía de John Carpenter eres tú. Porque sus películas de terror y acción sanguinolenta no son todas tan malas como ésta, y en su filmografía, además, hay otras cosas mucho más estimables, como “Asalto a la comisaría del distrito 13”, muy superiores en el fondo y en la forma a este petardo.
    Lo mismo ocurre con James Woods: cuando se es capaz de interpretar como lo hace él en “Érase una vez en América” de Leone o en “Salvador” de Oliver Stone, actuar de una manera tan pasada y sobreactuada, e incluso aceptar un papel así, es legítimamente criticable.
    Así que la analogía con Vidal y el porno no procede: no criticamos el estilo de la película; lo que criticamos es que, habiendo demostrado actor y director que son capaces de cosas mucho mejores, se contenten con esta mierda. O sea, que es como si la película porno que citas contuviera sólo gatillazos.

    1. Vaya, otra vez tú. No te basta con exhibir tu imbecilidad una vez, y reincides. Bueno, se podrían decir muchas cosas de la estupidez que acabas de decir, y en todas ellas quedarías retratado como un cretino, un ignorante y un botarate, lo cual es lógico viendo el tipo de subcine-bodrio que te gusta, pero para qué. Si no te pagaron una educación, no te la voy a dar yo gratis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .