Cine en serie – Satyayit Ray

ray

EL AUTÉNTICO CINE INDIO (I)

Personalmente un servidor de ustedes no termina de encontrarle el punto al cine de Bollywood. Digamos que aguanto muy bien las catorce primeras canciones y las dos o tres primeras horas de película, pero a partir de la siguiente empiezo a bostezar y tengo que dejarlo para otro día. Tampoco es de mi agrado el “sucedáneo de Bollywood para occidentales”, esa moda consistente en películas, por lo general comedias dirigidas por británicos o norteamericanos, o por los propios indios para abrirse mercado fuera de su país, que, con la estética de ese tipo de cine, pretenden hacer gracia a costa de los tópicos más vulgares y los lugares comunes más lamentables.

Sin embargo, el cine indio fuera de los agotadores cánones del estilo Bollywood, de sus excéntricos musicales y sus culebrones de cuatro horas y media, posee unas cuantas joyas imprescindibles que figuran por derecho propio dentro de los más importantes clásicos de la historia del cine. Ejemplo de ello es la impagable obra cinematográfica de Satyayit Ray, el más representativo cineasta de aquel país, hoy olvidado y consumido por las modernas modas del cante y el baile étnico fácilmente exportables y vistas por nosotros con cierto paternalismo occidental. En esta categoría de Cine en serie vamos a hacer un breve repaso a algunas de las películas de Ray para que quien las haya disfrutado las recuerde y para quien no las haya visto se ponga las pilas para no perderse estas maravillas.

Satyayit Ray es un director indio que en su día logró fama y reconocimiento mundiales. Quizá no tanto en la España paleta y atrasada del franquismo, pero sí en festivales y certámenes de todo el mundo. Educado a la manera occidental, hijo del prestigioso escritor indio Sekumar Ray, tras estudiar Económicas en la Universidad de Calcuta, llegó al cine, como tantos otros genios, gracias a sus estudios de dibujo y pintura, y a su trabajo en publicidad . Sin embargo, la llegada de Jean Renoir a India en 1950 para rodar El río, le introdujo de lleno en el arte cinematográfico. Ray, que entabló una estrecha amistad con el director francés, es además creador de los guiones y de la música de sus películas, a las que dota de un estilo, un ritmo y una estética a mitad de camino entre el drama social de aire poético y contemplativo y el documental de costumbres más profundo y de denuncia, sobre todo a raíz de su admiración por Robert Flaherty.

La fama mundial de Ray le llegó por la llamada Trilogía de Apu (que es en realidad el objeto de los posts de esta sección), basada en el célebre relato autobiográfico de un famoso escritor indio y que narra las peripecias de un joven muchacho y su proceso de maduración en la India de los cincuenta. Pather Panchali, titulada en España La canción del sendero, obtuvo el premio a la mejor película en el Festival de Cannes de 1956. Su continuación, Aparajito, de título castellano El invencible, se llevó la Mostra de Venecia de 1958. La trilogía, considerada por muchos como la mejor de la historia del cine, se cierra con El mundo de Apu, de título original Apur sansar.

En La diosa y El mundo de Bimala, se atrevió a adaptar nada menos que a Rabindranath Tagore, y tras La mujer sola, abandonó su labor cinematográfica en India para realizar cortometrajes, documentales y producciones para televisión. Recibió un Oscar honorífico en 1991 por la aportación al arte cinematográfico que supone el conjunto de su obra.

Prontamente olvidado, el gran perjuicio de Satyayit Ray ha sido realizar un tipo de cine que en su país de origen estaba vetado y que en occidente no llamaba la atención de la mayor parte del público. Lejos de las películas costumbristas, historicistas, románticas o musicales (a menudo las cuatro categorías a la vez) que ya eran la marca de identidad del cine indio de la década de los cincuenta, apostaba sin embargo por una modernización, tanto estilística como temática, pero muy lejana de los gustos de los espectadores de su país. Más preocupado por los valores humanos que por ofrecer historias de entretenimiento alimenticio, se aparta también de la tradicional espiritualidad india y de cualquier fenomenología religiosa para concentrarse en las cuestiones sociales y políticos, a menudo de alto contenido crítico, lo cual chocaba no sólo con la receptividad del público indio, sino también con las instancias de poder de aquel país, siempre preocupadas por ofrecer otra cara al exterior que la de sus centenares de millones de pobres.

Con todo, la obra de Ray es imprescindible para cualquier espectador que quiera acercarse al cine asiático, para quienes deseen introducirse en la realidad india a través del cine (cosa que escapa al objeto de Bollywood) o para los cinéfilos que quieran comprobar que hay mucho que decir fuera de Hollywood y del resto del “primer mundo”. En las próximas semanas iremos viendo más detenidamente las virtudes del cine de Ray en cuatro películas de la treintena larga que realizó.

22 comentarios sobre “Cine en serie – Satyayit Ray

  1. Grandísima recuperación Alfredo, te felicito por ello, y además estoy deseando ver esas entradas sobre las películas de Ray, sobra decir que es el mejor cineasta indio de la historia (aunque hay algún otro que también ha ofrecido un gran nivel), pero tienes toda la razón que su obra ha pasado un poco desapercibida quitando los círculos cinéfilos. Cuando hablamos del cine como arte, emoción y espectáculo…el cine de Ray es un claro ejemplo de una acertada comunión entre fondo y forma, es brillante.
    Lo dicho, deseando ver más de este gran cineasta.
    Un abrazo

  2. Gracias Iván, sé de tu pasión por el cine asiático e imaginaba que tendrías a Ray en un altar (hindú, por supuesto). Desgraciadamente, no he tenido demasiadas oportunidades de acercarme a su cine y por eso esta subsección será más breve de lo que me gustaría.
    Un abrazo.

  3. Magnífico, Alfredo. Este cine en serie que empiezas va a ser maravilloso. Ray es de los genios imprescindibles del arte cinematográfico, y la trilogía de Apu tres obras maestras para que muchos que se las dan de genios bajen la cabecita… El cine de Bollywood occidentalizado no es que deslumbre, pero si se conoce a Ray ya es abundar en eso de que las comparaciones son odiosas… Felicidades por esta labor inmensa que haces, Alfredo. Un saludo.

  4. Gracias José Ángel. Uf, no quisiera yo caer en la santificación de los números ni ligar a ella cuestiones como la autenticidad o no de algo. Yo lo decía más que nada por auténtico cine y por auténticamente indio, sin escaparatismos interesados.

    Gracias, Sam. Intentaremos cubrir las expectativas.
    Saludos.

  5. Buenoooo….yo de cine Indio ,nada de nada,pero solo leyendo lo que has escrito y los comentarios,como siempre buenos ,estoy con ganas de ver alguna película de Satyayit Ray y al igual que dice Ivan ,deseando ver esas entradas sobre las películas de Ray.Saludos

  6. Muy buena esa introducción a una serie que, a priori, se me antoja muy apetitosa, porque reconozco no tener idea alguna -ni buena, ni mala- del cine de ese subcontinente mítico, más allá de trozos de las actuales películas de Bollywood que se me han hecho soporíferos, así que espero en ascuas que entres en materia.
    Saludos.

  7. Carmen, estoy seguro de que te impactaría. Son películas que en ningún momento aburren, al contrario, pero son realmente duras e inquietantemente bellas.
    Saludos.

    Josep, a ver si os “convierto” al cine de Ray.
    Saludos.

  8. Gracias, hermano: a medidad que iba leyendo se me iba opcurriendo algo así como la idea de un título, o el nombre de la impresión que en mi causó esta entrada: noticias de un país desconocido, através de un director completamente desconocido.

    fuerte abrazo,

  9. Muy currado este post, sí señor. Podemos decir que este es uno de los DIRECTORES más interesantes del cine que viene de Oriente. Es uan pena que sea muy desconocido entre el gran público occidental, pero si se adentraran un poco, descubrirían a un gran ARTISTA.

  10. He llegado tarde para aclarar una cosa, sin mala intención, pero el cine de la India no es solo Bollywood, lo digo porque parece que nos llega esa imagen desde allí, el típico filme frívolo y repleto de números musicales. Dentro de la industria del cine Indio hay secciones tan o más potentes a nivel de industria como el bollywoodiense, como el cine telegu (Tollywood) o el tamil (Kollywood), en los cuales esa ligereza es inexistente.
    Saludos!!

  11. Por supuesto, Iván. La idea es que quien no lo sepa se dé cuenta de que el hecho de que en un telediario o en determinados programas televisivos chorras (véase “El hormiguero”) aparezcan determinados tópicos del cine indio no significa que eso sea el cine indio. Nosotros nos vamos hasta Ray porque nos atrae más lo clásico, pero hoy hay cosas muy interesantes.
    Gracias por el apunte, al quite, como siempre.
    Un abrazo.

  12. Un absoluto desconocido para mí, por más que haya tenido ocasión de ver “El mundo de Apu” en un cineforum hace unos años; pero sin prestarle la debida atención, esa es la verdad.
    Se me antoja un cine muy influenciado por el neorrealismo italiano. ´Seguro que tú me apuntas algo al respecto.
    Me has pillado por tanto en una carencia de lo más significativa, por lo que leo.

  13. Es emocionante pensar en su cine. Le descubrí hace mucho en Charulata que es de una belleza…que casi hace daño. La trilogía de Apu también…él y los japoneses Mizoguchi, Ozu y Kurosava…qué cine.Saludos

  14. Efectivamente, Firmin. Sus aportaciones al cine son fundamentales, por más que el paternalismo occidental los margine como provenientes de culturas que no nos esforzamos lo suficiente por conocer.
    Saludos.

  15. No sabes cuanto me alegra ver en este espancio tan entrañable para mí un fastástico texto del olvidado Satyayit Ray y su excelente Trilogía de Apu. Y respecto a Bollywood,mi querido Alfredo,hagamos caso omiso,como si no fuera cierto,como una breve pesadilla y recuperemos a Ray, al otro Ray,y,por qué no,a Andrzej Wajda.

    Estupendo post.Un fuerte abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.