Música para una banda sonora vital – El marido de la peluquera

No es la banda sonora de la estupenda película de Patrice Leconte (1990), sino el sentido homenaje que el canario Pedro Guerra realizó a la mágica historia de amor que el director francés cuenta en esta sensible, intimista y conmovedora película protagonizada por Anna Galiena y Jean Rochefort, y que incluyó en su magnífico disco debut grabado en directo Golosinas. Durante el visionado de esta película pequeña pero tan grande, resulta tan difícil no someterse al encanto de esta historia y de la canción como no sentir unas ganas enormes de echarse un bailoteo absurdo la próxima vez que se pise una peluquería…

23 comentarios sobre “Música para una banda sonora vital – El marido de la peluquera

  1. Desconocía esa canción de Pedro Guerra: me ha encantado el vídeo, la música, el rasgueo de la guitarra, la voz y la letra de Pedro Guerra.
    Muchas gracias por el hallazgo feliz.

  2. Es del primer disco de Pedro Guerra, grabado en directo en Madrid, probablemente el mejor que haya hecho. Recomendable por sí mismo y también por las abundantes referencias cinéfilo-nostálgicas que contiene.
    Siempre gracias a vos.
    Saludos.

  3. La película es realmente maravillosa.El disco de pedro Guerra es también una pequeña joya, estoy de acuerdo…Gracias por hacernos recordar momentos memorables. Un abrazo

  4. La letra de la canción es preciosa: abrázame fuerte que no pueda respirar. ¿No se lo habremos dicho a alguien alguna vez?
    De la película tengo muy buen recuerdo y ahora viendo el vídeo me han entrado ganas de volver a verla, casi no recuerdo la trama.
    Por cierto, Michael Nyman dará un concierto en Gijón el 14 de marzo.
    Para mi desgracia ese día trabajo ¡snif!
    Un abrazo.

  5. Gracias por recordarlos aquí, Marisa. Tendremos que hablar más largo y tendido de Patrice Leconte. En su filmografía abundan los tesoros.
    Un abrazo.

    Lucía, yo lo dije una vez, pero la vida raramente acepta las cosas que se aceptan en el cine o en la música.
    Ay, la maldición del trabajo…
    Un abrazo.

  6. Pues lo siento pero es de esas peli que me dejaron fría, no me emocioné, no entré en la historia, más bien salí de ella a los cinco minutos, me resultó muy poco “ovárica”, como dijo mi amiga Ilda, y muy cojonera. A mí me pareció un pastel remilgoso y el final es deplorable. Lo siento. I am very sorry. Pardon me.

    Pedro Guerra me parece estupendo, pero aquí creo que se ha tomado una sobredosis de azúcar de los de de verdad. Y me puede…. es más creo que me dan ataques de diabetes.
    Es curioso, sé que todo esto es muy personal y que seguramente es una gran peli, no sé la razón por la que a mí no me tocó el campo de la emoción ni un momento, más bien fue la razón la que me hacía pensar en “dale un pellizco en los cataplines a ese Peter Pan egolatra, egoísta y vanidoso”.

    Besitos dulces, a pesar de todo,

    M

  7. una película que se me quedó muy dentro… aunque la decisión de la peluquera en parte la entiendo y no la entiendo, entiendo más el caso de los amantes de Teruel que se amaban tanto que decidieron morir juntos, la vida les habría sabido ya a poco, supongo… en cualquier caso quizá lo que se hace por amor está más allá del bien y del mal, se juega en la verdadera liga de las estrellas… un saludo

  8. Marta, qué torpedo tan directo a la línea de flotación… A mí no me parece excesivamente dulzona, al menos en los habituales términos hollywoodienses del término. Más bien siento atracción por las películas en las que todo el mundo está mochales, y Antoine lo está, y mucho (ese bañador de lana con pompones es impagable…)
    Un besazo

    Sam, yo no la entiendo en absoluto, no entiendo esos amores correspondidos, autodestructivos y llenos de sufrimiento que producen medidas extremas. Lo de los amantes de Teruel daría mucho para hablar, aunque los suicidios creo que parten de un equívoco, y no de una voluntad consciente.
    Hay que tener cuidado con lo que se hace por amor. A veces en el amor se camuflan otras cosas menos provechosas.
    Saludos.

  9. Me ha gustado mucho la letra de la canción de P.Guerra,que bonito lo de “abrazame fuerte que no pueda respirar”,todos lo hemos dicho alguna vez ,es cierto,por lo que comentas ,tu experiencia al proponerlo no tuvo un final “HOLLYWOODIENSE”,gajes del oficio……No he visto la peli,pero en el vídeo se puede entrever la trama,y por lo que dice Entrenomadas,puede que el ,fuera un Peter Pan ególatra,egoísta y vanidoso,tres adjetivos nefastos para una historia de amor.El final no me gusta tanto ,lo del suicidio como tu comentas, parte de un equivoco ,creo que nadie se suicida conscientemente.Saludicos

  10. A mí sí me gustó, pero después del rapapolvo nómada me dan ganas de hacerle una revisión, no sé.
    No sé.
    Estoy más contigo, Alfredo, en esta ocasión (ji, ji..)

    Y como falta tan sólo un minutito: ¡feliz cumple! y un superbeso.

  11. No la ví pero ya me entro la curiosidad. Marta de un lado, Alfredo y Luisa del otro… da que pensar, jaja

    Por acá todavía es 22 pero para ti ya es 23 y ese es el horario válido

    ¡Felicidades!

    Ya me enteré de tu entrada espectacular, al menos eso cuentan.

    Un gran abrazo con beso

  12. ¿SErá que vale la pena: es que hasta aquçí huele el dulce? La conocía de hace rato, pero el título me dejo de una pieza. No sé, no sé. De Laconte vi Íntimos Desconocidos. Eso sí, me acabo de ver Días de Radio, y qué película más buena y divertida.
    Seguimos, hermano, vivos, y bien alegres.

    Un abrazo,

  13. La ví hace muchísimo y recuerdo que me pareció deliciosa.
    Recordarla ahora y escuchar a Pedro Guerra (cuanto me gusta) es una inyección de ternura para comenzar el día…..de tu cumple Alfredito.
    FELIZ AÑO NUEVO HERMOSOOOOOOO!!!!
    PD Marta, yo estoy convencida de que hay un momento para cada película. A veces no las vemos el día adecuado y pasa lo que pasa, que no llega.

  14. Es que, Carmen, el papel de Jean Rochefort no se ajusta para nada al personaje habitual de las comedias románticas o de los dramas románticos. En efecto, resulta algo traumatizado e infantilizado. Pero, en cuanto se refiere al suicidio, no siempre hay equívocos.
    Saludos.

    Gracias, Luisa (casi más por lo de estar de acuerdo conmigo que por lo del cumple anticipado…) Muchas thankyous.
    Besos.

    Gracias Alba, un poquito prematura la felicitación, pero se agradece igual. Lo de la entrada fue más bien el “estrellato” instantáneo, ya veo que las noticias vuelan.
    Un fuerte abrazo.

    Tu película de Leconte será “La chica del puente”, Malvisto, seguro.
    Me alegra saber que todo anda sobre ruedas.
    Fuerte abrazo.

    Muchísimas gracias, Inma. Cierto lo que dices de este tipo de películas, que tienen sus momentos y precisan de estados de ánimo “receptivos”, pero también es verdad que Leconte busca deliberadamente hacer algo distinto. Habrá que examinarla de nuevo a la luz de la crítica de Marta.
    Gracias otra vez (también anticipadas).
    Besos y buena semana.

  15. Madrugada de OSCARS,23f,con su aniversario correspondiente del “TEJERAZO”……y cumpleaños de Alfredo 39,muchas ¡felicidades!,que podamos tod@s seguir disfrutando mucho mucho de este magnífico BLOG que es “39 Escalones”.Feliz día Alfredo.Saludicos

  16. interesante reflexión, Alfredo, quizá sea el miedo a ganar cuando se está ganando, o el miedo a perder lo que se ha logrado… quizá en la escuela deberían enseñarnos menos historia y más sobre relaciones personales, inteligencia emocional, a fin de cuentas quizá demasiadas cosas nos superan porque nos han preparado para ellas, y de qué sirven entonces las matemáticas? ¿cuál crees que es el equívoco, Alfredo? El tema es importante. Un saludo, y ese cumple, felicidades.

  17. Pues muchas gracias por todo, Carmen. Muchas coincidencias para un solo día…
    Saludos.

    Gracias Sam. Decía que los suicidios parten de un equívoco, pero me refería a la historia en concreto de los amantes de Teruel, a su trágico final en concreto, como siempre pasa en estos casos de literatura híper romántica. En general, el suicidio es más bien producto de la desesperación, de la derrota, o de, como bien dices, la falta de preparación para asimilar ciertas cosas y darles su justo lugar de importancia. Y muchas veces el amor sirve para camuflar una serie de problemas que nunca son de amor, sino de uno mismo.
    Paradójicamente, el suicidio se cataloga por igual como acto de cobardía y de valentía, y lo es, al igual que un soldado que avanza hacia la posición enemiga a pecho descubierto es un acto de heroísmo y también de suicidio. Hemos dejado que las palabras esclavicen los hechos, y a veces no sabemos movernos dentro de ellas.
    Saludos.

    Celebes, gracias por compartirlo con nosotros.

  18. Cuando me preguntan por qué me gusta tanto el cine del país vecino, suelo decir simplifando en todo la cuestión, que a mí lo que realmente acabó por enamorarme del cine francés, fue el escote furtivamente abierto de la Galiena; ni la Nouvelle Vague, ni el Mr. Hulot de Tati, ni el Atalante de Vigo, no… los pechos de la Galiena ligeramente esbozados.
    En cuanto a la canción la conozco y muy bien. Durante una etapa de mi vida, ya en el recuerdo, por aquello de la normal influencia de quien convive contigo, “Golosinas” fue uno de los discos habituales. Muy bueno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .