Música para una banda sonora vital – Cosas que nunca te dije

Esta fresca y preciosa película de 1996 dirigida por Isabel Coixet en tierras americanas cuenta en su banda sonora con dos clásicos imperecederos de la música de los sesenta, I’m sorry, de Brenda Lee, y para cerrar la película, el famoso Is not unusual, de Tom Jones.
Se permite karaoke.

26 comentarios sobre “Música para una banda sonora vital – Cosas que nunca te dije

  1. Dos lujos, Alfredo. Una maravilla. “I’m sorry” es espléndida, muy romántica, es un placer escucharla una y otra vez. Y Tom Jones me fascina, yo tenía muchos de sus discos. Además, es un cantante que tiene ángel.

    Excelentes videos 😀

  2. Me resulta muy difícil hacer un karaoke con “It’s not unusual”… hay que ver qué voz más prodigiosa tiene “el tigre de Gales”. “I’m sorry” de Brenda Lee, una canción imperecedera donde las haya. Es cierto, “Apostillas literarias”, Tom Jones tiene ángel y lo seguirá teniendo hasta el final. Estoy siguiendo su carrera y sus últimos discos no dejan de encerrar joyas maravillosas.

  3. Con una pizca de vergüenza digo que no he visto la peli, pero me perdonarás porque canto y bailo “It’s not unusual” mejor que el mismísimo Tigre. Besos primaverales.

  4. I’m sorry… y una voz femenina que casi suspira porque el amor es ciego. Menos mal que la canta Brenda porque Hildy tiene voz grave y a lo mejor se avecinaría tormenta. Por otro lado, ¿quién no recuerda haber bailado en alguna pista de baile, discoteca o fiesta It’s not unusual de Jones? Siempre da buen rollo.

    Es cierto que Isabel Coixet siempre cuida la elección de sus canciones y melodias en las bandas sonoras de sus películas y funciona. Sabe intercalar la música en la que piensa. Cosas que nunca te dije me encantó en su momento (hace tiempo que no la he vuelto a ver)… tierna la escena de la búsqueda en el supermercado del helado (¿quién no se ha visto alguna vez en esa situación… y ponerte a llorar por algo aparentemente estúpido y no poder parar?). Pero la película a la que tengo gran cariño y que siempre tengo lágrimas en los ojos para determinadas escenas es La vida secreta de las palabras.

    Besos
    Hildy Johnson

    1. Una escena buenísima, Hildy, la de los helados. Las otras películas de Coixet, aun conservando momentos de esa frescura, apuestan decididamente por lo emotivo, a veces de manera un tanto forzada, melancolía en vena, perdiendo buena parte de su naturalidad. Aunque a mí me siguen gustando.
      Besos.

  5. Pues sí, Magda, y eso que a mí lo romántico, según como sea, me tira de espaldas. Eso sí, la de Brenda Lee la prefiero con otras imágenes. Tom Jones todavía tiene garra.
    Un abrazo.

    Dana, además cuando el hombre era jovenzano se metía unos giros de cadera con esta canción que si los diera ahora terminaría en urgencias sin duda.

    Eso es Alma, cuando uno no controla el idioma termina creándose una canción a la medida, claro que sí, pero curiosamente conservando el sentido original. Eso es trascender fronteras e idiomas.

    Perdonadísima, Noemí, faltaba plus. La peli es simpática, romántica sin ser bobalicona, aunque la segunda mitad decae un poquitín en ritmo e interés, pero es una prueba de que en España pueden rodarse las historias de siempre de otra manera.
    Besos.

  6. ¡Que pena que a veces el miedo nos atenace de tal forma ,que nos impida hablar,comunicarnos,decir lo que sentimos.El sentimiento de no haber hablado en un momento dado,y haber dicho lo que sentíamos,es de lo más fustrante.No es moralina es reflexión en la más absoluta intimidad que da este mundo de la”web”.Los dos temas con sus respectivos interpretes,un lujo.Me encanta Jones.La otra,aunque mi pobre ingles no sale del hola.adiós,perdón etc etc,la he cantado mientras la oía.Saludicos.P.D.Cosas que siempre te digo:subir por aquí siempre,una gozada

  7. Yo también confieso que no vi esta película, pero sí otras de la Coixet y me gusta mucho cómo emplea la música. En “Mi vida sin mí”, que me encantó, aunque me dejó una tristeza horrorosa, me gustó mucho cómo empleó “Senza Fine” de Paoli.
    Por cierto, Tom Jones causó estragos en los setenta. Todas las madres que recuerdo, incluida la mía, suspiraban por el Tigre de Gales, su torso exhibicionista y “tan viril” y esos giros de cadera de los que hablas y que, como tú dices, ahora enviarían al señor Jones a urgencias por la vía rápida.
    Besos

  8. La Coixet es una asignatura pendiente pero pendiente del todo, pprácticamente, un suspenso en toda regla, que algún día deberé afrontar con calma.

    Pero esos dos temazos los he cantado y bailado con ganas, aun cuando no hubieras otorgado la venia para el karaoke, porque nadie me oye y no temo a las represalias… 😉

    Saludos.

  9. Jo, tengo esta peli aguardando un par de horas SOLA para ver desde ni sé cuanto tiempo…cachis.
    Oye, es que escuchar a Tom Jones (por muy casposo que resulte) me anima en estos momentos.. ¡que te voy a decir.!

  10. Amo a Isabel,aunque una vez me diera calabazas.Sus películas estan colmadas de retazos autobiográficos y gustos personales,como la literatura y la música.En sus películas siempre vemos libros “físicos”,que por cierto,pertenecen a ella.Recuerdo que cuando vivía con su madre,ésta se pasaba el día renegando por el volúmen de la música.Isabel se defendía diciendo que estaba leyendo y que le servía para concentrarse.

    Un fuerte abrazo.

  11. Es una película preciosa. Me resulta terapéutica, así como suena. Elegante, profunda y ligera al mismo tiempo, bien interpretada, buen guión, ambiente perfecto. Me gusta mucho, pero mucho.
    Un placer recordarla.

    Kisses,

    M

  12. Totalmente de acuerdo, Raúl. En el resto hay cosas que me gustan más que otras, pero lo que aquí era natural, sencillo, casi inevitable, en otros momentos es forzado, rebuscado, artificioso.

    Mima, sólo necesitas noventa minutos escasos, nada más. La peli mola, Tom Jones (a veces) mola, así que a animarse.
    Buena semana.
    Besos.

    Pues ya siento lo de las calabazas, Francisco… aunque ella se lo pierde, seguro. Hablando de calabazas, si sumamos las tuyas y las mías igual montamos un huerto…
    No sabía lo de los libros, pero ahora que lo dices, siempre hay en sus películas planos de detalle que muestran títulos o autores.
    Abrazos.

    Totalmente de acuerdo, Entrenómadas, y ya sabes que no soy nada mitómano. Pero Lily Taylor en esta película está para comérsela. Precisamente porque no es exuberante, ni es una belleza de porcelana, ni escultural, ni nada de eso, una persona normal y corriente, encantadora, una seductora anónima, cotidiana, a la que tendrías que mirar dos veces, pero como la mires… ay amigo.
    Se la puede ver en “Adicción” de Abel Ferrara, “Alta fidelidad”, de S. Frears, y en dos bodrios titulados “Rescate” y “La casa encantada”, por ejemplo. Pero como en ésta, en ninguna.
    Besos.

  13. Yo soy más del primer tema, al menos para estar con una chica, claro. El segundo está demasiado trillado, aunque para karaoke es lo mejor 🙂

    Tengo que ver esa película.

    Abrazos

  14. Llegué desde Scriptoría, y seguro que volveré me encanta el cine, aunque como muchos decimos, no voy lo suficiente.

    No he visto la película, pero los temas de la banda sonora si los conozco, la fuerza de Tom y la dulcura de Brenda,me quedo con esta última.

    Un saludo

  15. Estoy seguro de que la película te gustará, AdR.
    Abrazos.

    Luviané, gracias por acercarte hasta aquí. Comprobarás que nuestra forma de acercarnos al cine es un tanto particular. Espero no defraudarte.
    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .