32 comentarios sobre “David Carradine. In memoriam

  1. Miembro de una de las sagas más cinematográficas que se conocen, y otro de los tipos que acunaron nuestra infancia en los 70′; éste a hostias, con sombrero y zurrón en bandolera.

    Pd.- No, no se trata de Indiana.

  2. Pues sí, Raúl, lástima que su carrera se viera lastrada por su encasillamiento. Pero recuerdo estupendas apariciones suyas, como en “Forajidos de leyenda” de Walter Hill, por ejemplo, junto a parte de su familia.

    Nunca siempre es demasiado, AniZ.
    Saludos.

  3. Recuerdo Kun-Fu con cariño .Fue una de esas series que me gustaron mucho cuando yo veía la tele.
    Extraña muerte,me da pena si es un suicidio,algo que siempre me ha costado entender.Para llegar a eso una persona tiene que estar muy desesperada.
    Saudicos .

  4. A mí es que me pilló pequeñito, yo ya la vi en una reposición. Efectivamente, luego me he enterado de que podía ser suicidio. En una persona de 72 años eso abre múltiples vías de explicación, todas inquietantes.
    Saludos.

  5. Lástima que prescindiera de esa escena en el montaje. Porque en la segunda parte se echa en falta una muestra de las habilidades de Bill. De hecho en esa peli se añoran más escenas divertidas de leches, a diferencia de la primera parte que no tiene desperdicio.

  6. Ha sido una muerte tétrica la de este hombre. De esas que te dejan una sensación lúgubre cuando lees la noticia.
    Si que es una pena que quedara encasillado para siempre como Kung-Fu. No he visto demasiadas películas suyas, pero me parece que no era mal actor y merecería ser recordado por más papeles que el de “Pequeño Saltamontes”.
    Saludos

  7. Lo cierto es que por su estirpe familiar bien pudiera haber gozado de una carrera más prolífica y fructífera. Pero no ha sido así, tampoco para su hermano Keith, prácticamente olvidado en un montón de telefilmes de esos de sobremesa.
    Saludos.

  8. Buena parte de mi adolescencia se rigió por el horario para poder disfrutar de las aventuras del Pequeño Saltamontes, en una época en que esa forma de luchar riental era una absoluta novedad en este país.

    Saber luego que pertenecía a esa familia tan cinematográfica fue una sorpresa. Hubo una época en que renegaba del día en que empezó el rodaje de Kung-Fu y quizás tuviera razón: de ahí le viene la oportunidad de Kill Bill sin duda alguna.

    Si es cierto lo del suicidio, quizás acabó harto de ese encasillamiento tan reduccionista.

    Saludos.

  9. Que pena su muerte y la tragedia alrededor. Tenía 72 años, no era un anciano, pero parece que consumía drogas y alcohol. Leí que estaba en esos momentos en Tailandia por la filmación de ‘Stretch’, cuyo rodaje estaba a tres días de concluir.

    Él hizo mucho teatro, además de ser actor y director. Como director, realizó tres películas: ‘You and me’, en 1972; ‘Mata Hari’, en 1978, y ‘Americana’, en 1981, premiada en Cannes.

    Su personaje del ‘pequeño saltamontes’ en ‘Kung fu: la leyenda continúa’, es y será inolvidable. Kwai Chang Caine, vagabundo que combatía el mal en el Lejano Oeste. Me encantaba este programa que aun pasan en un número de cable que ofrece programas famosos de todos los tiempos.

    Ingmar Bergman lo convocó para protagonizar ‘El huevo de la serpiente’, aquella sobre un judío estadunidense en la Alemania de Weimar.

    Su personalidad me gustaba mucho.

  10. Puede ser, Josep. Quizá debió hacer Bruce Lee ese papel, como estaba pevisto. ¿Qué hubiera podido ser de Carradine entonces?
    Saludos.

    Buena semblanza, Magda. Me quedo con su papel para Bergman.

  11. A mi no me gustaba “el pequeño saltamontes”, y no por las artes marciales que bien coreografiadas son visualmente impactantes, si no por lo que en aquel momento (cosas de la edad) me pareciía pseudo filsofía oriental de andar por casa. Pero eso sí, recuerdo con agrado a Carradine, al que después ví con más agrado en otras películas y que también me gustó en ese Kill Bill que hoy nos muestras.

    Saludos

  12. Su muerte debía ser así, misteriosa. Parece como si hubiera estado escrito. La verdad es que la escena fue demasiado buena para haberla eliminado, excepto por las realentizaciones de la cámara, de las que nunca seré partidario. Un adiós precipitado, no por la edad sino por las presuntas causas.

  13. Bueno, Alma, es una de esas series que vistas hoy sonrojan por su ingenuidad. Hay cosas a las que es mejor no volver.
    Saludos.

    Dana, esas ralentizaciones son otra de las cinefilias mal digeridas de nuestro amigo Quentin: Sam Peckinpah.

    Pues unos cuantos, Rosa. Algunas veces el encasillamiento ha sido para bien (Cary Grant, James Stewart) pero muy a menudo consigue acabar con incipientes carreras: se llama morir de éxito.
    Besos.

    Celebes, yo prefiero recordarlo de cualquier otro modo: mejor como forajido con mostacho y guardapolvo. Creo que él salió del saltamontes hasta el gorro….

    Amigo Dante, si es verdad que se quitó de enmedio, puede que sea precisamente para evitarse un final peor, quién sabe.
    Saludos.

  14. Yo a este hombre le cogí cariño en la reposición de la serie Kun-fú que volvieron hará cosa de 20 años y siento su muerte. Por alguna razón me recuerda (será por los años setenta)también a aquel otro actor que acabó también totalmente encasillado, hombre…el que hacía ce Norman Bates…duele ver lo que ocurre con todos estos actores no sé si de segunda división, sí, aunque tengan más dinero que nosotros, desde luego, pero verse olvidado…qué triste debe ser…

  15. Anthony Perkins, Carlos. Aunque realmente intentó y casi consiguió salirse de su personaje de Norman (El proceso, de Orson Welles o esa pelicula británica de acción con Roger Moore y James Mason titulada Asalto en el Mar del Norte, por citar dos), lo cierto es que no tuvo mucha suerte y terminó volviendo a las secuelas de psicosis y al terror de serie B. Su final también fue muy triste.

  16. Sí,ya sabemos todo lo que significó la serie de Kun-Fu.Yo de niño quería ser karateca y se puso de moda todo un cine japonés de mamporros,pero creo que se debería de hablar del actor en sus intervenciones a segundo plano,pero contundentes.David Carradine viene de muy buena familia de actores (secundarios)pero sin la cual,esas grandes películas no serían lo que son.

    Un abrazo.

  17. Pues sí, al menos para hacerle justicia. En los medios masivos estos días se han recreado con su personaje televisivo o su actualización tarantiniana y han olvidado el resto. Es una forma de aumentar el drama de su marcha.
    Un abrazo.

  18. si un actor está encasillado casi siempre es contra su voluntad y porque no prestamos atención a lo que no entra en el encasillamiento, que siempre es nuestro, no del actor, y le ocurre a tantos, descanse en paz, parece que tuvo una muerte r’n’r’, cada cual tiene su estilo. Un saludo.

  19. Uf, no estoy seguro de eso, Sam. No es el público quien encasilla, sino quien contrata: productores, directores, responsables de casting. Sí que es cierto que el respaldo del público y la identificación popular son decisivos para que uno no salga de ciertos papeles, pero también es verdad que hay directores que apuestan, que arriesgan con el cambio, y otros que no. ¿Alguien creyó ver un día a Henry Fonda haciendo de asesino? ¿O a James Stewart haciendo de malo? ¿Y Ernest Borgnine, de vulgar esbirro a ese ser humano todo corazón que es Marty?
    Saludos.

  20. Creo que desde que ha ocurrido la desgracia de Carradine echo más de menos esa peli de Tarantino que me gustaba solo a medias… Hay que ver de nuevo KILL BILL aunque sea como homenaje particular al gran David.

    Saludos Alfredo!

  21. De este actor yo me quedo con su interpretación en “El huevo de la serpiente”. Es una pena como pudo caer en el mayor de los ostracismos, menos mal que Tarantino le rescató con inteligencia y mucho respeto.

  22. En efecto, sin dejarle abandonar su encasillamiento le dio a su personaje una dignidad, a pesar de ser un cabronazo, que lo hizo crecer a ojos de quienes o no lo conocían o lo obviaban.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.