Blog action day – Tierra, la película de nuestro planeta

earth

Por tercer año consecutivo este blog se suma a la iniciativa Blog Action Day, gracias a la cual bitácoras de todo el planeta suman sus voces un día del año por la misma causa. Esta edición está dedicada a la lucha contra el cambio climático y si de concienciar en esta lucha se trata, esta película de 2007, coproducción germano-británica dirigida por Alastair Fothergill y Mark Linfield, es uno de los últimos hitos, un hermoso testimonio del mundo que estamos destruyendo mientras quienes toman las decisiones miran hacia otro lado, concretamente a sus bolsillos. Un recordatorio a despecho de ex-presidentes negacionistas y de ignorantes primos de aspirantes a serlo.

La cinta supone un viaje fascinante por todos los ecosistemas del planeta, reflejando los contrastes entre ellos y sus transformaciones naturales. El trabajo está rodado con las más modernas técnicas de la alta definición; la serie televisiva que la originó, Planet Earth, tardó 5 años en rodarse con más de 200 localizaciones en 26 países diferentes y 250 días de fotografía aérea. Un documental deslumbrante, monumental, de dimensiones descomunales que logra mostrar con todo esplendor la mezcla de crueldad, humor e inacabable belleza del medio natural, al tiempo que alerta sobre su irreversible deterioro y del alto precio que el ser humano pagará por él.

La película se ofrece íntegra en nueve partes (96 minutos). Un privilegio para todos los sentidos, una prueba de que conceptos como felicidad, bienestar o autoestima sólo tienen sentido si van unidos a la naturaleza y la conservación del medio ambiente. Si estás interesado en el tema, pincha aquí.


28 comentarios sobre “Blog action day – Tierra, la película de nuestro planeta

  1. Me alegra que se haya sumado a tan honorable causa, pero el documental me defraudó un montón, creo que en este caso se impuso el marketing sobre la calidad. Es mejor Microcosmos, o cualquier otro. Pero la causa lo merece, como dice Monsieur Copépodo, estoy harto de documentales con osos y los leones del Serengueti. un poco de originalidad, señores. Pero aún así me solidarzo con la causa.

  2. Me encantó Microcosmos, incluso Génesis, aunque el tema no sea el mismo exactamente. En este caso, es más bien un documental de La2 de larga duración, pero el esfuerzo de producción es inmenso y la belleza visual más que notable. Eso sí, es verdad, no sé cuántas veces hemos visto a los mismos ñúes cruzar el mismo río… No sé qué diría Heráclito de todo esto.

  3. Fantástico documental.A mi me encantan los animales.No me canso ni siquiera de ver los mismos ñúes cruzar el mismo río,a los mismos osos y a los leones del Serengeti. Mejor,mucho mejor ,esta fauna que la que tenemos que ver y oír ultimamente por TV y Radio
    ¡ Dios mio !,¿ cuanta concienciación hace falta para que hagamos algo por este planeta que nos cobija a todos y que al fin y al cabo es nuestra única “casa”? .Muy buena iniciativa,Alfredo,poner este documental.
    Saludicos.

  4. Mucho me temo que tienes razón, amigo Dante.

    Como que me lo han puesto, Lucía, como se dice vulgarmente, a huevo…
    Besos

    Pero no lo haremos, Dana, no te quepa duda. Aunque, mirándolo bien y a toro pasado, fíjate cuántas cosas han cambiado en apenas treinta años.

    Pues eso, Carmen, pero al menos es un tema que está en el debate, que no te creas que no es un mérito haber conseguido colocar la cuestión en un primer plano, tal como están las cosas.
    Saludos.

  5. Hasta en dejar comentario te me adelantas!!!, jejeje. Lo tenía previsto y zas!!!, cuando me quiero dar cuenta ya me has escrito.

    A mi “Tierra” me parece un magnífico trabajo. Sobrecogedor, didáctico (los chavales de secundaria que lo ven suelen flipar a la vez que aprenden) y de una enorme fuerza y belleza visual. Por eso no me parece que sea como los de La2 de después de comer, en general mucho más convencionales. Este, a mi parecer, posee una estructura dramática, una historia que nos sirve de guía y con unos personajes con los que es fácil conectar. En función de sus intenciones y de cómo lo hacen sus directores, creo que es una excelente película. Como se suele decir, de obligado visionado en las escuelas (y fuera de ellas).

    Un abrazo

  6. Pues sí, Toni, tienes toda la razón. La factura visual es impresionante, desde luego. Luego dio pie a una serie (que creo que está emitiendo algún canal aquí) que sigue en la misma línea y que es fantástica.
    Un abrazo.

  7. Me apunto tarde, muy tarde, a la iniciativa, loando tu entrada, ya que por segundo año consecutivo se me ha escapado la posibilidad de insertar algo en mi casa.

    Repecto al documental, lo veré con calma este fin de semana, así que nada puedo decir del mismo.

    Iniciativas como ésta me parecen muy encomiables y hacen de la bloguería -aun más- un elemento de cohesión dinamizadora muy interesante.

    Saludos.

  8. Pues ahora no puedo verlo, pero para mañana sin falta… me parece genial la iniciativa, aunque me temo que hoy ando algo pesimista, y cuando estoy pesimista esas preciosas imágenes me producen más tristeza que esperanza… tristeza por lo que se ha perdido ya, y por lo que se perderá si cierta panda de energúmenos no deja de anteponer los inetereses de su bolsillo a los del planeta del que, desgraciadamente, se han hecho dueños y señores, y no dejan de destruir el suelo que ellos mismos pisan (y perforan, y ensucian, y contaminan…).
    Besos.
    Rosa.

  9. ¡Vaya plan, si se cumplen las predicciones últimas de que en 20 años podremos veranear en el ÁRtico! ¡Y que ya no haya remedio!…a ver si tenemos suerte y el cambio climático nos afecta para bien aquí en el Valle del Ebro…supongo que es ´lo único que podemos esperar: que nos toque un clima más húmedo.
    Imposible hacer nada, estamos en la encrucijada, ahora, en la crisis queremos fábricas, que no pare el consumismo para tener la excusa de un trabajo, desarrollo económico que provoca la crisis climática que es la única cierta, la que nos matará. El tercer mundo que aspira a contaminar como nosotros…
    ¿Ya tienes un plan B, 39?

  10. Por supuesto, Carlos, aquí somos muy previsores. Pero de momento me lo callo. Total, si le dan un Nobel de la Paz a Obama y un Ondas al del Tomate, yo aspiro como mínimo con mis ideas sobre el clima a ser la chica de agosto de Playboy…

  11. Me confieso culpable de no ser nada dado a las acciones altruistas.El movimiento ecologista me da grima cuando experimento que la mayoría de ellos son unos “flipados” con pocos conocimientos de geología.Fernando Savater inventó este nombre para la mayoría de ellos:ECOLATRAS.Por otra parte,tampoco soy muy dado a los documentales de este tipo;muy bellos y todo eso,pero los documentales me suenan un poco a maniqueo.Ya sabes,Gore con su calentamiento de la tierra y todo eso.
    Existe una novela brillante que tuvo mucha polémica y que trata sobre todo esto.Estado de miedo,de Michael Crichton,áltamente documentado.Te hace que pensar,de verdad.
    Como siempre,un magnífico texto.
    Un fuerte abrazo.

  12. Entiendo lo que dices, Francisco, las cosas cuando se institucionalizan tienden a pervertirse. Pero no sé, sacas la cabeza por la ventana y ves muchas cosas que no están nada bien, y que no responden a la acción de los ECOLATRAS, sino a la de otros a los que Savater no pone nombre, quizá porque algunos le editan los libros…
    Abrazos.

  13. Tu opinión cinematog´rafica, que no científica, sobre El día de Mañana, porfa…Aparte del espectáculo apocalíptico ¿tiene calidad cinematográfica en tu opinión? Gracias.

  14. Carlos, ¿estás seguro de que no eres el demonio y que ocultas tus cuernecillos, tu rabo (con perdón) y tu tridente bajo apariencia humana? ¿Por qué me tientas, hombre de Dios…?

    En fin, en plan telegrama porque estoy rozando la apoplejía: Roland Emmerich. Con eso está dicho todo: película plana, previsible, personajes huecos como maniquíes, tan arquetípicos que no se pueden creer; ingenio visual, efectos más que notables al servicio de una historia demasiado tonta y efectista, falso terror revestido de espectacularidad digital (igual de falsa, por tanto), y con un mensaje pretendidamente de moraleja que se queda en simplicidad, de tan ingenuo, tonto.

    Lo que más miedito me da de todo esto es que me da que me preguntas sobre la calidad porque te gustó, o al menos te entretuvo, ¿me equivoco? Tranquilo, la ecuación calidad = gusto no es matemáticamente cierta.

    Gracias (o no, no sé) a ti.

  15. Ja,ja, hombre, que yo no sé quién es ese Emerich… Pues al final me dormí pero porque estaba muy cansado, pero bueno, en esta ocasión si que me quedé frente a la tele hasta el final, pero no, no busco disculparme, entretenida sí que me pareció (al menos hasta que pierde al amigo el prota, después ya no te lo podría asegurar porque me desperté poco antes de la última escena).
    ¡Hala, cálmate, cálmate…!

  16. Tiemblaaaaa, pues… que he visto que llega otra peli suya (del Emerich) sobre el fin del mundo, jjjjjjj.
    Para que no te disgustes ya iré a verla yo y te la cuento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.