32 comentarios sobre “José Luis López Vázquez – In memoriam

  1. Es difícil no sentirse dolido por la pérdida de un actor que nos ha acompañado toda la vida.Desde los tiempos dolorosos del franquismo,pasando por la transición hasta los tiempos de los ladrones van a la oficina.Su rostro,como Pepe Isbert o Manolito Alexandre y tantos otros del cine español forman parte de nuestra familia,es más,fueron en algunas ocasiones,mejores que muchos de nuestros familiares.Ya quisiera yo haber tenido como padrino a López Vázquez (La gran familia)o de tio (Cándido)o de sastre (El verdugo.Ya quisiera yo haberlo tenido de sobrino (La prima Angélica)obra maestra del cine español y una de sus mejores interpretaciones.Hoy me siento como si una parte de mí se quedara vacía,porque una gran parte de mí se lo debo al cine español y a sus grandes y olvidados actores.Aprovecho tu espacio,mi querido Alfredo,para recordar a unos cuantos:Rafael Alonso,Luis Escobar,Antonio Ferrandis,Agustín González,José Sazatornil “Saza”,Fernando Fernán-Gómez,Luis Ciges,Mari Sanpere…y todos los demás que llevamos más en el corazón que en nuestra retina.
    Descanse en paz.

    Un fuerte abrazo,amigo.

  2. Totalmente de acuerdo con Francisco…y aún añadiría yo a otros muchos que no sé si son menores, de ésos que aparecen en tu “adorado ” Cine de Barrio, como Rafaela Aparicio, Juanjo Menéndez, etc… (los muertos y los vivos como Landa) que es cierto que nos han acompañado toda nuestra vida.
    Yo no sé dónde aprenderían su oficio porque supongo que en España no habría nada parecido al Actor´s Study ése en aquéllos años, como dice el tópico tendrían mucho de los “cómicos” antiguos ambulantes, igual casi eran autodidactas… si todo eso es cierto no cabe duda de que su mérito es enorme.
    En cuanto a López Vácquez…con esos apellidos, seguramente será el actor español con denominación de origen más autentica, el más representativo.

  3. Un grande. Estamos en deuda con todos esos fenomenales actores que comentan Francisco y Carlos (no porque salgan en Cine de Barrio, por cierto), más bien producto del Hambre’s studio, hechos a sí mismos por necesidad, sin academias, sin nominados, sin publirreportajes, sin Corazón, Corazón y toda esa mierda de hoy. Y como se merecen un homenaje, algo pensaremos para reivindicarlos como merecen, con más espacio para el cine español o para los actores españoles de siempre.
    Abrazos y buena semana para todos.

  4. Me sumo de manera incondicional a todo lo anteriormente comentado. Y añado alguno más: Antonio Garisa, Manolo Gómez Bur, Paco Martínez Soria, Gracita Morales, Tony Leblanc (aún entre nosotros)… Actores que hicieron reir a varias generaciones, y que, pase el tiempo que pase, sus películas siguen teniendo un público fiel, aunque las hayan repuesto en televisión hasta la saciedad; por algo será.

    Un saludo.

  5. En los últimos tiempos, se nos están yendo a la carrera. Y no veas como me jode, el hecho de ir perdiendo seres queridos con tanta celeridad. He dicho bien, “seres queridos”.
    A colación de otro obituario, creo que fue aquí donde confesé una costumbre un tanto paradójica que tengo, si tomamos en cuenta mis parcas creencias. El caso es que cada vez que se muere un cineasta, desde los tiempos de mi adolescencia, yo me santiguo. No me preguntes la razón, porque sería bcear en las cloacas de mis miedos. Ayer lo hice un montón de vecez, tal era la admiración que le he tenido siempre a éste, quizá el mejor (de los dos o tres mejores, seguro) actor español de todos los tiempos.

  6. Porque son tan nuestros, Quevedillo, ran reales, creíbles, verosímiles y surrealistas como nosotros mismos.
    Saludos.

    Y tan queridos, Raúl, tanto o más que muchos familiares. Porque, con el tiempo, son eso, familiares. Sin duda, uno de los mejores actores españoles de siempre (junto a Rabal, Fernán Gómez y algún otro). Y tiene mérito, porque actores españoles ha habido, y hay, mucho y muy buenos.

  7. Uf, Carmen, no es por fastidiar en el día en que todo el mundo lo homenajea, pero he visto unas cuantas de sus películas más infames (no las que todo el mundo considera infames, sino las infames de verdad) y tienen tela…
    Pero, afortunadamente, nada de eso importa si se examina la trayectoria de alguien tan grande. Fíjate tú, que es como si se me hubiera ido un pariente.
    Saludos.

  8. Qué pena que se marchen personas como José Luis López Vazquez.
    Qué pedazo de actor! Me ha hecho pasar tan buenos ratos, que me resultaría dificil quedarme con uno de ellos…quizás en “Atraco a las 3”, “El verdugo”, “Mi querida señorita” ( un papel difícil y muy distinto a sus habituales, y sin embargo tan magistralmente interpretado), y bueno, casi todas sus actuaciones son memorables. Y sí, sé y conozco sus películas mediocres, pero la culpa es de los guiones y quizás del apremio por trabajar, y eso no merma la calidad y el talento de quien es buen actor/actriz, como, en este caso, se ha demostrado.
    Además, una persona muy discreta. Que el cielo se vista de gala.
    Hasta siempre, querido José Luis

  9. Para mí esa frase de “Atraco a las 3”, la que dice mientras recibe a la cliente… genial, todo un reflejo de cómo era (¿es??) este país. También genial en “La gran familia”, ejemplo de una interpretación brillante dentro de un tostón de película llena de moralina (sin olvidar tampoco la de Pepe Isbert). Y en las de Berlanga, la de Barden… y bueno, de las malas, se las perdonamos, que había que comer.
    Lo dicho, otro grande que se ha ido; cuando me enteré pensé, bueno, espero que al menos ya le hubieran concedido el Goya de honor.

  10. A mí siempre me ha gustado imaginar qué hubieran podido dar de sí todos estos actores, no en otra cinematografía, Minerva, sino en una España con un cine libre cuando toda esta gente estaba en su mejor momento. Quizá fuera como hoy y nos los hubiéramos perdido, quién sabe.
    Al menos, como bien dices, se llevó su homenaje en vida.

    Excepcional película, remake americano incluido, Dana.

  11. Se lo acabo de comentar a Dana Andrews pero no esta de más repetirlo, podría decir que se le echará de menos pero el mismo nos ha dado la solución con la espectaculaar y soberbia galeria de películas que nos deja que como dice Francisco está más en nuestro corazón que en nuestra razón.

    Un abrazo

  12. Conservo intacta la imagen de la cocina de casa de mi madre cuando ví por primera vez La Cabina. También algunas escenas de Mi querida señorita…
    Nos vamos quedando cojos. Es que ya no son actores, son referencias.
    Al menos estas se pueden seguir viendo.

  13. Ayer, como homenaje a López Vácquez, me tragué un cacho de, (tienes razón), una peli infame que pusieron en Cine de Barrio, Operación cabaretera o algo así, y después me puse Atraco a las 3 que aún no había visto. De la primera, es cierto que da un poco de vergúenza no sé si ajena o propia, sólo se salvaba la actuación de José Luis en su papel eterno de hombre de la clase media de entonces (¿Rompetechos no está basado en su aspecto?) y en la caricatura que él sabia hacer.
    Atraco a las 3 me gustó mucho con todos esos ases de la comedia española reunidos y con esa parodia de las pelis americanas, con sus momentos de tensión y todo (¡ah!, la furgoneta citroen 2CV captada con un primel plano desde el suelo al llegar bruscamente al banco con la pasta, como los clasicos automóviles de los gangsters , esta guay). Y por otro lado Jose Luis en su papel de cajero del banco está de lo más creíble y cómico…Qué actorazo hemos perdido.

    1. Cierto, Rompetechos es más o menos él, o un tipo de españolito de los años cincuenta-sesenta que del que ambos son iconos. De “Atraco a las 3” hubo remake americano, muy inferior por cierto. Eso sí, la versión reciente con Josema Yuste, Elsa Pataki y compañía no es digna ni de la tienda de los horrores: repugnante.

  14. Me gustó el artículo de ayer en el Heraldo de Luis Alegre sobre López Vácquez contando alguna anécdota sobre su tacañería y justificándola con el argumento de la vida miserable en su niñez. Pero más me extrañó lo de su timidez, “estando más de dos personas se volvía mudo” viene a decir, lo cual choca con su oficio y sobre todo con sus papeles de personaje ridículo en aquéllas comedias. Asombra ver el control de la personalidad en los actores y en López Vácquez en particular.

  15. Adiós Jose Luis
    Adiós López Vázquez
    Adiós gran Actor
    Adiós estandarte.

    Si no te marcharas
    y aquí tú siguieras,
    si no te escaparas
    y si tú pudieras
    ya en una cabina
    o dentro del alma
    podrías quedarte
    y así no se iría
    un trozo de arte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.