Mis escenas favoritas – El bueno, el feo y el malo

Sirva esta gamberrada para invitaros a una nueva edición de Tardes de Blog, esta vez con la participación de un servidor.

Será el sábado 20 de febrero a las 19:30 horas en la Librería Pequeño Teatro de los Libros, c/ Silvestre Pérez, 21, en el barrio de Las Fuentes (Zaragoza City). Allí charraremos de películas, escogeremos algunos de los mejores (y peores) momentos de la Historia del Cine y dejaremos espacio para las anécdotas y los chascarrillos. Os esperamos (o no).

34 comentarios sobre “Mis escenas favoritas – El bueno, el feo y el malo

  1. Y yo pidiendo una fotoooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo
    Genial presentación,fantástica música,magníficos primeros planos.Y de los actores,que decir,yo me quedo con el malo ,llena cámara que no veas.
    Saludicos.

  2. ¿Actor? ¿Has vuelto a beber entre semana…?
    Gracias, Dana. Yo tampoco me imaginaba y, después de visto, sigo sin imaginarme.

    No te quejarás, Carmen. Ahora sólo falta dar el salto a las 3-D. Oye, no sé cómo interpretar eso de que lleno la cámara. A ver si voy a tener que enfadarme o… adelgazar…
    Saludos.

    Y nos oiremos.
    Besos.

    1. Que no, que no te sobra nada ,estás estupendo.Al decir que llenas cámara me refiero a que eres fotogénico y que das estupendo .Y no es coba te lo prometo.
      Saludicos.

  3. Bueno y esta peli ¿dónde irá? ¿a la tienda de los horrores? jjjjjj
    Es broma, es broma…
    Bueno, pues ahora quye ya conoces el Cine desde dentro te quería preguntar unas cositas técnicas y burocráticas.
    El dire de una peli ¿es el máximo responsable del producto? ¿es el que contrata y da el visto bueno al resto de directores (el de fotografía, a los guionistas, etc? En teoría ¿es el que elige los actores que desearía?…Luego lo de los productores, supongo que trabajan en su mayoría para las grandes casas cinematográficas ¿no? son ellas las que ponen la pasta, claro, entonces por qué se habla de productores con nombre propio y a veces aparece en los créditos Fulano de tal presenta ó una de película de Perico de tal… ¿se trata de subcontratas? Supongo que más o menos todo esto funciona así al menos en teoría ¿Estoy equivocado en algo y hay más cosas que debieramos saber de todo este fregado jerárquico y comercial? Gracias Clint.

  4. Ja,ja,ja… muy buena idea, pero otro día, por si el cierzo, que metan un embudo al micro… je,je….

    (Por cierto: Carmen tiene razón: en todo)

    Que pena haberme enterado tana tarde, y que pena los kilómetros… espero que, a estas horas, estéis celebrándolo con buenas viandas y buen tinto….

    Un abrazo.

  5. Puedes estar seguro, Carlos, pero ni siquiera al escaparate, directamente al contenedor…
    Lo que me preguntas es muy difícil de responder en apenas unas líneas, porque depende de qué directores, productores y empresas se trata, y también de las épocas. Precisamente habrá en el futuro otro encuentro en Tardes de Blog para hablar de todo eso. Pero así, a bote pronto, piensa en que durante décadas los profesionales eran asalariados de los estudios; eran éstos, a veces conducidos por auténticos magnates que controlaban todos los aspectos de la producción (Selznick, Thalberg, Zanuck, Warner, Goldwyn…), quienes pilotaban la nave y distribuían los diversos proyectos entre sus directores y actores asalariados o los cedían a otros estudios para otras películas. Sólo unos pocos (Chaplin, Keaton) eran “autores”. Orson Welles rompió con todo eso en 1941, convirtiéndose en paradigma de “director-autor” al margen del poder de los estudios (así le fue: todas sus películas excepto la primera fueron mutiladas, cortadas, en la sala de montaje cuando los estudios le retiraron sus films). Con Hitchcock la cosa empieza a cambiar: se hizo tan rico y tan poderoso que, cosa absolutamente infrecuente, llegó a ser propietario de algunas de sus películas (los filmes siempre son propiedad de los estudios que las financian). Pero la revolución llegó con el cine europeo posterior a la II Guerra Mundial, el neorrealismo italiano, la nouvelle vague, etc., con el concepto “cine de autor”. Eso también llegó a América y entre 1967y 1980-82 hubo una fuerte corriente en la cual los autores y directores dominaron a los estudios (Coppola, Scorsese, Beatty, Friedkin, Ashby, Hopper, De Palma, Bogdanovich, Polanski, etc.). Eso acabó gracias a que Spielberg y Lucas recuperaron el poder de los estudios entregándose a un cine mediocre pero comercialmente rentable, entre otras muchas razones. Desde entonces, hemos vuelto a la situación inicial, pero con criterios más ligados a la publicidad que a la calidad a la hora de conseguir rentabilidad para las películas. De ahí que a veces se usen ciertos nombres como reclamo comercial.
    De todos modos, es un tema amplio y complejo para abordarlo aquí exhaustivamente; en resumen, puede decirse que es el prestigio (ahora más comercial que artístico) el que permite a un director las mayores dosis de libertad creativa y de control del proyecto (localizaciones, actores, medios técnicos, dinero, montaje final…). Quienes no han llegado a ese nivel, son unos meros mandados cuya creatividad y libertad están limitadas por las decisiones de los jefes, esto es, los productores de los estudios.
    De momento, sin entrar en más minuciosidades, valga como explicación genérica.
    Gracias a ti.

  6. Genial vídeo de presentación de un acto. He disfrutado y he reído. Suerte con una celebración que seguro será todo un éxito porque si se habla apasionadamente de cine, el disfrute está asegurado. Lástima de vivir en Madrid y no tener coche, no me hubiera importado estar presente entre el público asistente.
    Besos
    Hildy

  7. Gracias, Dante; la verdad es que estuvo muy bien. Algo flojo de público, pero los que estuvieron, estuvieron muy muy bien.
    Abrazos.

    Tomo nota, Josep, gracias. Ahora mismo mando mi book de fotos a Almodóvar, a ver si me empareja con la Pé…
    Lo del cierzo fue sobrevenido: la mañana se levantó serena y fue estropeándose conforme grabábamos. Una pena, sí, pero le da otro aire, nunca mejor dicho… Siempre podremos decir que es un efecto premeditado.
    Un abrazo.

    Tú sí que eres un lujo, Carmen. Gracias por todo.

  8. La localización de exteriores me parece muy acertada, ya que en los alrededores de “el charco” podemos emular, muy bien, quizás no la desértica Arizona, pero si muy correctamente los exteriores almerienses de los “spaguetti-westerns”.

    Me gusta el final, sin abrazos, sin apretón de manos, sin palabras, sólo una aceptación tensa, pero elegante y obligada de un cruce de caminos en el futuro de ambos.

    Saludos,

  9. Vamos, Celebes, lo que viene a ser: lamentable…
    Sí, el final está bien; sobre todo porque se acaba…
    Pero nos lo pasamos estupendamente, que es lo que cuenta.
    Saludos.

    Ah, amigo Raúl, lo que os eché de menos a algunos amigos virtuales para charrar de cientos de cosas de cine. Quedó bastante bien e incluso fue divertido; nos echamos unas buenas risas.

  10. jajaja, la era tecnológica llega al Far West zaragozano.
    Es la segunda vez que oigo hablar de ese pequeño teatro de los libros. Debe ser una delicia.

    Abrazos
    P.D.: Espero que todo haya ido genial.

  11. Lo es, AdR, es un paraíso de cultura en un barrio que en ese aspecto es casi un desierto. Y además las instalaciones bien lo valen. Todo fue genial, pasamos un rato (largo, más o menos una hora y media) charlando de películas con anécdotas y buenos recuerdos.
    Abrazos.

  12. podías contar algo del “rodaje” ¿no?. ¿Fue idea tuya el guiño peliculero y el guión y la planificación de los encuadres etc? ¿Cuánto duró la grabación? ¿pasó alguna anécdota aparte de la cierzera? Desde luego, que estás muy relajado, parece que lo hayas hecho toda vida y que no sé p’que se matan la cabeza los del Goya buscando al mejor actor… ¡que lo teniamos aquí!

  13. Nada Carlos, todo el mérito es de Javier, “el feo de la boina”, guión, planificación, puesta en escena e incluso transporte y logística. La cosa se rodó en apenas un par de horas, quizá tres (excluyendo almuerzos), en los montes de Valdespartera City, ciudad sin ley.
    ¿Relajado? Supongo que sí; cuando uno es consciente de que lo que está haciendo es patético (y de eso se trata, de que así sea), todo es mucho más fácil. From lost to the river, que suele decirse.
    Un Goya no, pero una etiqueta de Anís del Mono, puede…

  14. Hola Alfredo
    Ya he editado cuarente minutos de tardes de blog… si los de youtube respetan el montaje… la cosa esta quedando aparente.
    He pensado que la semana que viene será la semana 39 escalones en La Curvatura de la Córnea: A video de diez minutos por día y hasta seis días.

    Salu2 Córneos, en fin, para los despistados, soy el de la boina
    jajajajajajajaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.