Diálogos de celuloide – El último tren de Gun Hill

Busco a Rick Belden. ¿Le conoces?

No. Tal vez se ha equivocado usted de ciudad.

No me he equivocado de ciudad. Tal vez de informador.

Aquí todos somos iguales, sheriff.

¿Sí? En este caso será un placer suprimir a unos cuantos.

Yo no le diría a usted dónde está Rick Belden ni aunque estuviera a su espalda.

Ya veo que Belden tiene buenos amigos aquí.

Los tiene.

¿Y ningún enemigo?

Sí. ¡Muchos!

¿Y dónde están?

A las afueras del pueblo, en el cementerio.

Last train from Gun Hill. John Sturges (1959).

19 comentarios sobre “Diálogos de celuloide – El último tren de Gun Hill

  1. No he visto la peli, compa Alfredo, pero el diálogo que reproduces es una muestra absolutamente canónica del diálogo acerado y críptico de lo mejor del género: te aparece un sudorcillo frío por el cogote según vas leyendo… Genial, desde luego, y una magnífica elección.

    Un fuerte abrazo y buen día.

  2. Pues no perdérsela, Manuel. Como el buen western, va mucho más allá de su género. Y tampoco perderse la filmografía de Sturges, tremenda de verdad, uno de los genios escondidos del periodo clásico.
    Abrazos.

  3. Buena elección seguro! He podido escuchar mientras lo leía esa música de fondo… Y me ha transportado directamente a aquellas tardes de domingo de hace muchos años en las que mi abuelo (puro en mano) disfrutaba de su cine favorito. Sin duda este diálogo es mucho más que palabras!
    Gracias
    Un beso

  4. No hará ni un mes que la volví a ver.
    Joder; con qué serenidad y aplomo afronta Kirk la putada que le hacen. Qué cojones tenían los héroes de antes, Alfredo.

  5. Ay, cuánto tiene el cine de nostalgia, Ana, incluso para quienes no vivimos las películas en su momento…
    Besos.

    Pues sí, Raúl, eso eran tipos duros e íntegros (y me acuerdo ahora de Lee Marvin); uno ve a Bruce Willis o al Mel Gibson ése y le entra la risa floja.

    Lapidaria, en efecto, muy bien traído tratándose de cementerios… Claro que, si uno ve la escena completa, Kirk es Kirk.

  6. Es legendario este diálogo, lo recordaba mientras lo leía como si los estuviera viendo. Vaya duelo de actorazos hay aquí. Prefiero a Kirk Douglas pero Quinn no se queda demasado atrás…
    La manera de terminar este diálogo es memorable.

  7. ¡Ay! Ya no hay diálogos así… 😦

    ¿Y la escena en que Kirk hace una demostración circense con el revolver?

    Eso eran actores preparados y lo demás son tonterías.

    El otro día hablábamos por aquí y por allá de “duros del cine” y esa pareja que hoy nos traes a la memoria eran un buen par, también: esos sí que daban miedo; y encima con diálogos como el de hoy.

    No te digo… ya me entran ganas de volver a verla: esto no puede ser, Alfredo, no puede ser…. 🙂

    Saludos.

  8. Pues no, Josep, no puede ser… Con lo cortos que son los días. A mí Douglas me encantaba en “Asalto al carro blindado”, cuando era capaz de saltar por encima de un caballo y montar en el que había justo detrás.
    Saludos.

  9. No la he visto o no la recuerdo. Otra nueva película que disfrutar. Siempre es una alegría. El diálogo que ofreces corto, duro e impactante. Genial.

    Sí me acuerdo de Douglas y Quinn juntos tres años antes en El loco del pelo rojo. Uno Van Gogh, otro Gauguin. Gustaron los dos.

    Sí, Kirk tiene papeles soberbios de tipo duro. A mí me gustó y ‘dolió’ su personaje en Brigada 21, un detective de los duros, duros, durísimos pero con unas dosis de sufrimiento increíbles además de mala leche y muchos prejuicios (le compadeces).
    Besos
    Hildy

  10. Admiro a John Sturges.Tenía y tiene la capacidad de la espectacularidad sin hacer demasiado ruido.Su dominio del cinemascope me sigue fascinando tanto como las obras de Anthony Mann.
    Un fuerte abrazo.

  11. En efecto, Carmen. Suena a ya visto, a vacile del oeste, pero viéndolo, uf…
    Saludos.

    Uno de mis directores favoritos, Francisco. Por ejemplo, “Conspiración de silencio” la tengo en los altares.
    Abrazos.

  12. ¿Y que me dices de La gran evasión? Dediqué dos post a ésta película y a Conspiración de silencio fuertemente marcada por mi infancia.Dos peliculones que se aprecian en la pantalla gigante con sus ricos colores sus bandas sonoras y los ojos de un niño enclaustrado en una provincia de tedio y plateresco.Creo,mi querido Alfredo,que el cine es eso en toda su grandiosidad;grandiosidad hoy ya perdida.Incluso los cines en donde la vi.
    Un abrazo.

  13. Los recuerdo, Francisco, en efecto. Y “Duelo de titanes”, y muchas otras… Acertada reflexión la tuya sobre la capacidad de impresionar del cine de antes, del buen cine. Como tantas cosas relativas a él, se ha perdido por el camino.
    Abrazos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.