Diálogos de celuloide – Robinson Crusoe

– ¿Entiendes, Viernes? El diablo es el enemigo de dios en el corazón del hombre. Usa toda su malicia y poder para destruir el reino de Cristo.

– Pero señor, has dicho [a] Viernes que dios [es] mucho más poderoso que [el] demonio.

– Sí. Mucho más fuerte que el diablo. Está por encima del diablo. Por eso le rezamos a dios.

– Entonces, ¿por qué no mata [al] demonio para que no haya mal?

– ¿Qué cosa, Viernes, qué cosa dijiste?

– ¿Por qué no lo mata?

– Pues, ¿sabes por qué? Sin el demonio no habría tentaciones ni pecado. El diablo debe existir para obligarnos a escoger entre el bien y el mal.

– Entonces, dios quiere que el demonio nos tiente.

– Mmmm, sí.

– Entonces, ¿por qué se enoja dios si pecamos?

Robinson Crusoe. Luis Buñuel (1952).

20 comentarios sobre “Diálogos de celuloide – Robinson Crusoe

  1. Ole, ole y ole. ¡Bravo por Viernes! Eso pensaba yo también de pequeña en clase de religión. Me decía, pero bueno, si Dios es tan bueno ¿por qué ocurren tantas cosas malas? Nadie pudo contestarme y claro desde ese momento decidí creer en otras cosas…
    Ay, ay, ay, este Buñuel, cómo nos hace pensar. Por cierto, me compré Nazarín que para mi vergüenza no la he visto, ¿me la recomiendas, verdad?
    Besos
    Hildy

  2. Viernes es un personaje clave de la literatura. En alguna traducción le llaman “Domingo” pero pierde su gracia.

    Estoy de acuerdo en que debe existir el diablo pero que luego no se cabree Dios si le hacemos caso a aquel!! 🙂

  3. Pues sí, pero como el que lo nombró era de la cuerda, pues eso…

    Encarecidamente, mi querida Hildy: es esto mismo corregido y aumentado hasta el infinito y más allá.
    Besos.

    Efectivamente, Alberto. Hay traducciones criminales.
    En fin, los teólogos modernos niegan la existencia del Cielo, del Infierno y del Demonio en los términos tradicionales. Incluso el Papa anterior declaró su inexistencia, aunque Ratzinger, como buen inquisidor, los ha recuperado para la causa de la manipulación de sus fieles. Agárrate, la moderna teología incluye la inexistencia del Pecado Original: eso conlleva varios efectos que no han calculado bien: si éste no existía, tampoco es necesario el bautizo ni tampoco lo era que Jesucristo se sacrificara por los pecados del hombre. Luego el Nuevo Testamento se queda en mera “performance”…

    Pues sí, Celebes, aunque todos sabemos que el negocio lo tienen a medias.

  4. Muy buen diálogo, no sabía que Buñuel hizo una peli de Robinson Crusoe… hoy está el día medio lluvioso y estos días me ponen de buen humor, viene bien para ver pelis de aventura,a ver si la encuentro por ahí.
    Besos.
    Rosa

  5. En fin, este Viernes es muy normal, de hecho la religión siempre me ha parecido mucho más complicada que las matemáticas o incluso que la política, y eso que muchas veces me la recuerda bastante… Muchas preguntas… y las respuestas no terminan de aclararme nada… Ains… Mera curiosidad amigo… ¿Has llegado a leerte la biblia? Vaya preguntica, eh?
    Besos
    Ana

  6. Una película poco conocida de Buñuel,tanto como La joven.A mí me gusta mucho,quizá,la mejor versión de la novela con grandes componentes surrealistas bastante ocultos.Me emociona escuchar al perro cuando Crusoe abandona la isla y el perro lleva mucho tiempo muerto.

    Un fuerte abrazo.

  7. Aquí otro, compa Alfredo, que, al igual que Rosa, desconocía que Buñuel hubiera hecho una peli sobre Crusoe; en cualquier caso, el diálogo es muy revelador, Buñuel puro. Lo tenía tan claro que yo creo que hasta en un hipotético documental sobre la cría de la gamba en Corea, el comecuras de tu paisano se las hubiera ingeniado para colar una buena diatriba contra el sotaneo y terrenos aledaños. Genio y figura…

    Un fuerte abrazo y hasta pronto.

  8. Un placer encontrar tu blog.

    El diálogo estupendo. No conocía esta película de Buñuel, aunque no es de extrañar, porque reconozco que no soy muy aficionada a sus trabajos.

    Un saludo.

  9. Aquí otro que tampoco sabía de la existencia de esa crusoniana pelicula de Buñuel; aunque tampoco he leído la novela, supongo que será una versión libérrima y adaptada a las querencias particulares del artista.

    Saludos.

  10. Pues veo, Rosa, que es algo común, lo de no tener presente esta película, digo. Hombre, como paradigma de cine de aventuras, yo vería otra. Ésta, como siempre en Buñuel, es más bien una excusa para hablar de muchas otras cosas que no son precisamente aventureras. Pero vale la pena.

    Pues he leído poca cosa, el Pentateuco, los cuatro Evangelios, el Apocalipsis y alguna que otra cosa. Lo justo para percatarme por mí mismo de la gran cantidad de insensateces que contiene. No me extraña que la religión en general y la católica en particular te recuerden a la política: es que son lo mismo. El origen del catolicismo es político: es un invento de San Pablo y del emperador Constantino a partir de la muerte de un pobre infeliz condenado a la cruz por sedición. Eso sí, mediante la imposición del dogma y el terrorismo de Estado, la cosa ha calado dos milenios largos. No está mal. Es el mayor y mejor ejercicio de lavado de cerebro de la historia.
    Besos.

    Esa es la idea, Marcos, de dejar el apunte y que el espectador se haga cruces, nunca mejor dicho. Por supuesto, los creyentes, portadores de la verdad suprema (eso se creen), no reparan en estos juegos de sutileza.

    A mí me gustan las dos películas. Esta en particular es la primera en color de Buñuel, si no ando equivocado, y, llámame loco, pero la veo como antecedente de su etapa francesa.
    Abrazos.

    Puedes estar seguro de que Buñuel no dejaría pasar la ocasión, con gambas o no, de ir a lo suyo. Que es lo nuestro, sólo que a la mayoría de la gente se le ha olvidado que la libertad y la democracia empiezan por el propio cerebro.
    Abrazos

    Bienvenida, Ana, un placer que nos encuentres. Si no eres gran aficionada a sus trabajos puede deberse a que nunca te los han sabido presentar con la suficiente pasión como para entrar en el juego que plantea. Con un poco de interés y disciplina tienes una oportunidad única de adentrarte en un estado de casi virginidad en la obra de -más allá de su condición de cineasta- uno de los mayores artistas de la historia.
    Saludos

    Ambas son muy recomendables, Josep. Evidentemente, hay episodios de la novela muy reconocibles. Otros son llevados a su terreno por Buñuel, amplificados o ninguneados según su interés. Pero detrás de todo siempre van sus cargas de profundidad, como este diálogo o como ciertos tics visuales de su inconfundible estilo.
    Saludos.

  11. Un diálogo estupendo,nada clarificador para Viernes,el cual ,creo yo, se queda con bastantes dudas con respecto a la existencia y cometido del diablo.
    Saludicos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.