Cine en fotos – Buñuel el sucio

Fotografía robada del imprescindible blog del imprescindible David Mayor, con dedicatoria incluida, cómo no.

El uso frecuente de la pistola no es exclusivo de México. Se halla extendido por gran parte de América Latina, especialmente en Colombia. Hay países en este continente en los que la vida humana -la propia y la ajena- tiene menos importancia que en otras partes. Se puede matar por un sí, por un no, por una mala mirada o, simplemente “porque tenía ganas”. Los periódicos mexicanos ofrecen todas las mañanas el relato de algunos sucesos que asombran siempre a los europeos. Por ejemplo, entre los casos más curiosos: un hombre espera tranquilamente el autobús. “”¿Llega a Chapultepec?”. “Sí”, responde el primero. “¿Y para ir a tal sitio?”. “Sí”, responde el otro. “¿Y para ir a Santa Ángel?””Ah, no”, responde el hombre interrogado. “Bueno -le dice el otro-, pues toma por los tres”. Y le mete tres balazos en el cuerpo, dejándole seco, como habría dicho Breton, un acto surrealista puro.

O también (…): un hombre entra en el número 39 de una calle y pregunta por el señor Sánchez. El portero le responde que no conoce a ningún señor Sánchez, que seguramente éste vive en el 41. El hombre va al 41 y pregunta por el señor Sánchez. El portero del 41 le responde que, sin duda alguna, Sánchez vive en el 39 y que el portero del primer inmueble se ha equivocado. El hombre vuelve al 39, llama al primer portero y le explica lo que pasa. El portero le ruega que espere un momento, pasa a otra habitación, regresa con un revólver y abate al visitante. Lo que más me asombró de esta historia fue el tono con el que la contaba el periodista, como si diese la razón al portero. El titular decía: Lo mata por preguntón.

(…) Otra vez, para La vida criminal de Archibaldo de la Cruz, el Sindicato me obligó a grabar una música. Se presentaron treinta músicos en un auditorio y, como hacía mucho calor, se quitaron todos la chaqueta. Les aseguro que las tres cuartas partes de ellos llevaban un revólver metido en una funda sobaquera.

Mi último suspiro. Luis Buñuel y Jean-Claude Carrière.

16 comentarios sobre “Cine en fotos – Buñuel el sucio

  1. Glup! Espero que la globalización no nos traiga más cositas de éstas a nuestro, hasta hace poco tiempo, “civilizado” país. Porque claro, al lado de este terror, el de ETA, el de la policía de la dictadura, los GRAPOS, Hacienda, etc, no son nada…

  2. Bueno, cada uno lleva lo suyo, Carlos. No hay que olvidar quién fue la metrópoli colonial de esta gente, los que se supone que les insuflaron la “civilización” y sus modos y maneras. Aunque, también hay que reconocerlo, los nativos de la zona ya iban bien servidos de brutalidad antes de llegar allí Cortés y compañía.

  3. Mi último suspiro está a punto de convertirse en libro que más veces leí a mis dieciocho años;año en el que se publicó sus memorias.Lo tenía en mi mesita de noche como “despertador”.
    Hay que reconocer que la afición de Buñuel hacia las armas no tenía nada que ver con la afición americana a las armas.Buñuel era un romántico del siglo XIX.En la maravillosa película Belle de jeur,vemos la escena del duelo en donde el maestro armero monta las pistolas.Esas manos que se ven son las de don Luís.
    Él era muy peligroso,pero no con la pistola,sino con sus películas.Buñuel no rodaba películas,fabricaba bombas.
    Un abrazo.

  4. Tranquila, hija, que todavía no nos hemos dado a las armas (no por falta de ganas, viendo la cartelera…); pregunta, pregunta, que probablemente, cuando nos acojamos a la violencia, pasaremos directamente a los explosivos plásticos…
    Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.