Cine en fotos – ¡Harpo habla!

Lo que no soy ahora ni he sido nunca es una Celebridad. No me paran desconocidos en la calle para pedirme autógrafos. La gente no me reconoce sin mi disfraz. El público nunca ha oído mi voz. En ese sentido, soy muy diferente de mi hermano Groucho, que es una auténtica Celebridad de catorce kilates.

No serviría de nada que os describiera mi aspecto; seguiríais sin reconocerme. ¿Habéis visto un hombre que responda a la siguiente descripción?:

Un poco por debajo de la altura promedio. Movimientos lentos y fáciles. Ojos, verdes. El pelo tal vez fue castaño en otros tiempos; ahora es demasiado escaso para saberlo. Piel tostada de jugador de golf. Ningún rasgo distintivo salvo, quizás, las cejas, que generalmente están levantadas: podrían indicar azoro o curiosidad; es difícil decir cuál de las dos cosas. Poco perceptible en las reuniones sociales. Capaz de permanecer sentado en silencio con las manos en el borde de la mesa, sonriendo a la gente que pasa. De vez en cuando dice algo por la comisura de la boca, pero nadie puede oírlo. Edad indefinida. Podría ser más viejo de lo que parece, o prematuramente maduro.

(…)

En este punto debo hacer una confesión. Existe un personaje que lleva el mismo nombre que yo y que sí es una especie de celebridad. Lleva una peluca roja y desaliñada y un impermeable harapiento. No puede hablar, pero puede hacer muecas imbéciles, tocar una bocina, silbar, soplar burbujas, guiñar los ojos y saltar tras las rubias y poner en escena toda suerte de charadas y prestidigitaciones. No le envidio a este personaje su fama y su fortuna… porque empezó sin talento alguno.

Si habéis visto alguna vez una película de los hermanos Marx, ya sabéis cuál es la diferencia entre él y yo. Cuando persigue a una chica por toda la pantalla es Él. Cuando se sienta a tocar el arpa, soy Yo. En cuanto toco las cuerdas del arpa, dejo de ser actor.

¡Harpo habla! Seix Barral (2010).

19 comentarios sobre “Cine en fotos – ¡Harpo habla!

  1. No debe ser fácil, compa Alfredo, vivir un éxito descomunal a la sombra de una figura que proyecta una imagen de tal potencia que lo ensombrece todo a su alrededor (como era el caso de la de Groucho); las palabras de Harpo quizá denotan eso, una mezcla de resignación y alivio ante tal fenómeno, y cierto ánimo de justificación, también. Bien interesante debe ser el libro en cuestión, desde luego que sí.

    Un fuerte abrazo y seguimos trasteando

  2. Bueno, eso se desprende de este fragmento, pero ya te adelanto que del resto del libro no saca uno la misma conclusión. Digamos que ese éxito enorme estaba compartimentado y era vivido en unos círculos y unos ambientes muy distintos por cada uno de los hermanos. Curiosamente, Groucho, que era el único intelectual de la familia, tuvo un reconocimiento más popular, y Harpo, que abandonó la escuela de niño no tenía estudios, fue acogido por la aristocracia cultural americana como uno más.
    Te recomiendo vivamente el libro: divertido, tierno, desternillante a ratos, muy inteligente y agudo. Una verdadera delicia.
    Abrazos trasteadores.

  3. Debe ser una auténtica maravilla este libro, Alfredo. Tengo ganas de leerlo. Lo del arpa es muy curioso y lo que dice sobre ello, también. A propósito del arpa y de Harpo y de Cary Grant… En “La mujer del obispo”, en una escena en la que Grant toca el arpa, dijo aprender los movimientos de Harpo. No me extraña. La primera fotografía o está muy joven o sin el disfraz es irreconocible. Me gusta mucho la forma en la que se define. Un abrazo.

  4. Ya lo tengo en mis manos,el libro, claro.A Harpo no hay quien le de caza.Su personaje me parece fascinante por muchas cosas.Es un niño mágico que en muchas ocasiones se asombra de él mismo y de lo que le pasa.Por ejemplo,en Tienda de locos.Se imagina que es un músico del siglo XVIII,toca el harpa junto a dos espejos.Se mira y se sorprende que sus movimientos no van sincronizados.Silba y su propia imagen le mira.Entonces queda convencido de que todo va bien.En Sopa de ganso corta con sus tijeras todo lo que sobra.Imprevisible,violento,surrealista,sensible,inolvidable.
    Mañana mismo me pongo a leerlo.
    ¡Choca esas manos!Jajaja.Te has quedao con un palmo de narices.Tienes entre tus manos un brazo de maniquí.¿Quieres llamar a la policía? Mira lo que tengo bajo mi gabardina;una colección de chapas de poli.

  5. Desde que lo ví en una tienda sé que lo compraré. Si es la mitad de bueno y divertido que la biografia de su hermano Groucho, “Groucho y yo” será una maravilla.

  6. Hace poco lei una biografía de los hermanos Marx, de los cinco. Y la personalidad de Harpo fue la que más me llamó la atención. Un hombre de personalidad extraña que pasaba por ahí… y a mí sinceramente me hace reír con esa mezcla de mudo impertinente, sin hogar, pero tierno…, basta con visionar una de sus películas y sólo centrarse en los matices de su rostro. Increíble.

    El libro que mencionas… Harpo habla… a mi cajón de pendientes.

    Besos y más besos
    Hildy

  7. Lo es, Marcos. Y, curiosamente, Harpo reconoce que con el arpa su técnica es… ¡ninguna!
    Libro muy recomendable, de verdad.

    Francisco, moc!, moc!, me has obligado a tocarte la bocina… En el libro Arthur Marx explica minuciosamente el nacimiento de Harpo Marx. No tiene desperdicio.
    Abrazos

    Bruja Truca, digamos que es otro estilo, pero es igualmente disfrutable.

    No te creas Hildy, tal como él cuenta las cosas es así sólo en parte. Ponlo en el cajón, pero en el montoncito de arriba, de verdad, que no hay que dejar que se enfríe.
    Besos.

  8. El libro tiene muy buena pinta. Yo leí hace tiempo “Groucho y yo” (que es una pasada) y “Memorias de un amante sarnoso” de Groucho Marx, así que, ahora me falta leer algo de su hermanito.
    Besos

  9. Pues muchas gracias por la recomendación: tan pronto como me pase por esa librería a la que faltaste, me lo agencio; se van a poner contentos, porque llevo una lista larga….

    Seguro que ese mudo gamberro dice cosas muy sabrosonas y sin desperdicio…

    Saludos.

  10. No me va a quedar otro remedio que leerlo tiene una estupenda pinta.Como me gustaban los Hermanos Marx,todos y cada uno de ellos,pero es que Harpo despertaba una cierta ternura.
    Saludicos

  11. Reconozco que lo vi en una librería y me atrajo pero finalmente no me decidí a comprármelo. Harpo fue uno de los míticos Marx y es bueno que, al menos por una vez, le “oigamos” hablar y le escuchemos.

    Buen post, Alfredo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .