Diario Aragonés: El discurso del rey

Primer artículo resultante de la colaboración de este blog con Diario Aragonés.



Título original:
The King’s speech
Año: 2010
Nacionalidad: Reino Unido / Australia
Dirección: Tom Hooper
Guión: David Seidler
Música: Alexandre Desplat
Fotografía: Danny Cohen
Reparto: Colin Firth, Helena Bonham Carter, Geoffrey Rush, Guy Pierce, Michael Gambon, Timothy Spall, Derek Jacobi
Duración: 118 minutos

Sinopsis: Tras la abdicación de Eduardo VIII de Inglaterra, su hermano menor accede al trono con el nombre de Jorge VI. Su tartamudez le obliga a buscar la ayuda de un excéntrico logopeda que, a través de métodos poco ortodoxos, intenta conseguir que el monarca recupere lo antes posible una dicción correcta, máxime en un momento histórico en que es de crucial importancia el efecto que las palabras del rey puedan tener en la población británica, cuando en el horizonte se cierne la amenaza de Hitler y el fantasma de una guerra de exterminio.

Comentario: Resulta de lo más estimulante encontrarse de vez en cuando en las carteleras con una sólida película británica en la que refugiarse de la epidemia de cintas de animación, de superhéroes, de salvadores del mundo, de comedias románticas de cuarentones que interpretan a treintañeros que se comportan como quinceañeros y de pirotecnias de cristal, chapa y pintura que acaparan el panorama de estrenos en los últimos lustros [continuar leyendo].

28 comentarios sobre “Diario Aragonés: El discurso del rey

  1. Me alegra comprobar, compa Alfredo, que coincidimos sustancialmente en las apreciaciones sobre la peli, y que tú también la has disfrutado como merece. La verdad es que, como bien señalas, y por desgracia, no son frecuentes en la cartelera productos de este nivel (no es una obra maestra, pero sí una propuesta más que estimable..). Ah, y felicidades por esta nueva vía de colaboración, supongo que fructífera para ambas partes: que la disfrutes por mucho tiempo.

    Un fuerte abrazo y seguimos trasteando.

  2. Gracias Raúl, intentaremos ser, de todos modos, menos académicos.

    Gracias, Manuel, eso espero. La película es de lo poquito destacable de una cartelera cada vez más abocada a la molicie. Sin embargo, no puedo dejar de pensar en que, en otro tiempo, esta película sería se segunda línea, no sé cómo explicarte. Digamos que, en el país de los ciegos (o mudos…), etc.
    Abrazos.

  3. Enhorabuena por la reseña y por esa colaboración profesional, Alfredo.

    Por mi parte me mantengo en una duda vital, pues este sábado me la ofrecen al lado de casa, pero, eso sí, en versión doblada, y temo que si la dejo pasar -o sea, que no voy a verla a Barna el mismo sábado en v.o.s.e. – luego igual la pierdo en pantalla grande. Le tengo muchas ganas desde que supe de ella y por lo que he leído, dudo que me defraude.

    Saludos.

  4. Gracias Josep. Yo pondría muchas comillas a “profesional”…
    Uf, gran dilema. Yo intentaría hacer una escapada por la v.o.s.e. Sale más a cuenta que disfrutarla a medias (o no disfrutarla en absoluto). Si la ves doblada, tendrás que verla otra vez, como me ha pasado a mí, así que, ¿por qué no hacerlo de principio bien?
    Vamos, en mi opinión.
    Saludos.

  5. Como ya he comentado en algún otro blog, yo la vi doblada y me quedé con la sensación de haberme perdido más de media película. Diría que, si no es en VO, no merece la pena verla. Me gustó mucho, eso sí, Helena Bonham-Carter como reina madre.

  6. Pues más o menos es así, Noe, se queda uno a medias. De la reina madre eché en falta que se evidenciara más claramente su gusto por conservarse en alcohol, pero bueno, qué se puede esperar…
    Besos.

  7. Sigues creciendo…qué envidia me das. Y está guay leer tu opinión sobre los estrenos aunque me da que igual me pierdo alguno por tu influencia.
    Pues ésta si que iré a verla. Que apetece.

  8. Comparto esa sensación contigo, Alma. Pero a veces conviene sobreponerse. De todos modos, yo he vuelto al cine porque alguien me ha arrastrado del brazo.

    Gracias, Carlos, espero que sea envidia sana. Soy muy cuidadoso con los estrenos que elijo, Carlos, mi intención es no comentar morralla pero sí, del cine “serio” a veces hay cosas que decir no muy positivas.

    Incluso un bidón, Noe…

  9. Me apetecía mucho ir a verla,ahora después de leer tu crítica,no me la pierdo ni beoda perdida.
    Enhorabuena por esa colaboración.Espero que,una vez abierto el pastel…….
    Saludicos.

    1. Ya,pero,a mi eso de los pasteles,tartas y demás dulces ,como que me gustan más que un melón.Y ,a parte,este blog es tan exquisito como el mejor pastel.
      Saludicos. Me voy al de arriba a escucharlo,me encanta Cocker.

  10. Ok, Dante, a mí, como digo en el texto, se me queda un poco a medias por esas ganas de edulcorarlo todo que transmite en ciertos momentos. Creo que es una película que hoy destaca y que sin embargo en otros momentos cinematográficos más afortunados no habría llamado demasiado la atención.
    Abrazos.

    1. Gracias, Francisco. Es de lo poquito salvable hoy en día, aunque son películas que terminan destacando por culpa del desierto cinematográfico en que se han convertido las carteleras comerciales.
      Abrazos

  11. Me ha parecido preciosa, la segunda mejor en lo que llevo viendo este año. Le darían algún öscar de esos ¿no? Es cierto como dices que al que le gusta la Historia se queda un poco sin la satisfacción de ver un poco más sobre el contexto político internacional de la época, sobre el mecanismo diplomático entre Alemania e Inglaterra, etc, `pero claro, la peli no va por ahí. Qué curioso la fascinación que despierta en el nuevo rey la elocuencia y “facilidad de palabra” de Hitler… Me gusta, me gusta esa profunda amistad en términos de igualdad que nace entre los dos protagonistas yno puedo evitar simpatizar con esa Familia Real seguramente tan poco real. Pues que Good save the king, hala.

  12. Pues, si no recuerdo mal, Carlos, se llevó cuatro, incluido mejor actor, película y director. Pero eso es lo de menos, porque en una edición más competitiva, o en otra época de más calidad, no hubiera ganado ninguno, probablemente. A lo que voy es que formalmente es más que correcta, pero internamente es bienintencionada, blanda, “americanizada”, con una historia facilona de superación y sentimentalismo demasiado evidente. En conjunto está bien, sí, puede disfrutarse enormemente, pero si miras los huecos te das cuenta de que casi todo es envoltorio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.