Mis escenas favoritas – Arsénico por compasión

Para quien escribe, la mejor película de Frank Capra, con diferencia, abandona sus sentimentalismos facilones y las sensibleras historias sobre el anónimo héroe americano que se sobrepone a los dramas de la Gran Depresión para abrazar con ironía y mala baba la encantadora historia de dos angelicales ancianitas que suelen enviar al otro barrio a todo señor mayor desamparado que hallan en su camino. La que podría considerarse como la mayor rareza de la familia tiene en abierta competencia al primo que se cree el presidente Teddy Roosevelt, al hermano criminal que se parece a Boris Karloff, y a Mortimer Brewster, crítico teatral y columnista decidido enemigo de la institución matrimonial que, paradójicamente, está a punto de casarse con una hermosa joven. Capra construye así una magistral comedia en la que todos sus participantes, desde los guardias que hacen la ronda por el barrio al taxista que aguarda en la puerta durante todo el filme, están como verdaderas cabras. Para muestra, la escena en la que Mortimer descubre el “pasatiempo” de sus ancianas tías, todo un prodigio de comicidad del actor más elegante que jamás haya aparecido en pantalla. Una película desternillante, deliciosa, una carcajada continua.

Anuncios

24 comentarios sobre “Mis escenas favoritas – Arsénico por compasión

  1. Veo, compa Alfredo, que profesas auténtica veneración por esta celebradísima peli de Capra. No le voy a negar unos méritos que, indudablemente, están ahi (ya los glosas tú con tanta concisión commo exactitud), pero a mí, personalmente, se trata de una peli que no me llega, no sintonizo con su humor y las varias veces que la he visto me ha dejado bastante indiferente. En fin, como decía aquel, “ca’uno” con sus “ca’unás”: el humor de la screwball (al menos, de las que ví hasta la fecha insertables en ese subgénero) no es el que me hace a mí tilín…

    Un fuerte abrazo y seguimos trasteando.

  2. Reconozco, querido Manuel, que siento una enorme debilidad por las películas, sean o no puramente screwball, en las que todo el mundo está mochales. Desde “Vive como quieras” a “Amanece, que no es poco” siempre ha sido así. Ya sabes, sólo los niños y los locos dicen la verdad.
    En cualquier caso, entrando en terrenos de subjetividad privada, a cada uno le tocan las cosas de diferente manera. A mí me ocurre igualmente con otras “vacas sagradas” (Almodóvar, por ejemplo, que jamás me ha emocionado lo más mínimo pese a apelar continuamente a la emoción, o incluso Fellini, cuya rareza intencionada me suele dejar bastante frío, o como poco, muy poco entusiasta).
    Abrazos.

  3. … también tenemos derecho a tener nuestros secretillos.

    Humor negro a raudales y divertidísimo.

    Me quedo sobre todo con el recital de caras de alucinación e incertidumbre que nos ofrece un Cary Grant genial.

    A mí ya sabes que Capra es mi debilidad incluso con sus películas de ingenuos.

    Besos
    Hildy

  4. Creo que Arsénico por compasión es el mejor ejemplo de que de situaciones descabelladas y absurdas se puede hacer una excelente película de humor, sin caer en el despropósito. Y aunque algunos me mirarán extrañados, prefiero esta screwball comedy a La Fiera de mi niña.

  5. Bueno, Deyre, no andan muy lejos una de otra, en todo caso. Cuando la gente alaba, por otro lado, las comedias de los hermanos Coen, yo suelo acordarme en cambio de este periodo del cine, y para mí hay una diferencia palmaria: no es lo mismo hacer reír mediante la acumulación de frikis, que hacer humor a costa de la excentricidad humana.

  6. Como bien sabes, venero esta escena y en general, toda la peli. Creo que, junto a “El guateque”, es de las únicas que consiguen hacerme reir en las mismas escenas, todas las veces que las veo, aunque prefiero la de Capra. Un abrazo.

  7. Bueno, yo de esas tengo unas cuantas más, Marcos. Añadiría, por ejemplo, Ninotchka.
    Un abrazo.

    Pues nada, nada, Carmen, a hacer los deberes.

    Lo sé, Carmen, lo sé. He estado lento de reflejos; tendría que haberte dedicado el vídeo.
    Saludos.

  8. Suelo pararme a comentar en las entradas que más llaman mi atención, y esta lo hace por partida doble. Porque también a mi me ha parecido siempre una película deliciosa y divertida, con unos actores esplendidos y porque era la favorita de mi padre, y al verla, rio a carcajadas y recuerdo.

  9. Una de mis favoritas de siempre. No me canso de verla. Supongo que la habbrás visto en VO, ¿no? Es más desternillante y más absurda todavía, por los juegos de palabras insustanciales y deliciosos. Dios bendiga a Capra y a Cary Grant forever.

  10. En efecto, Noe, el cine siempre que sea posible hay que verlo como se filmó, tanto en imagen como en sonido. Con todo, respecto al cine de aquella época al menos los doblajes intentaban conservar la esencia del producto, traducir dentro de los contextos o de la manera más próxima a ellos, sin alterar la esencia del contenido. Hoy, ni eso. Se han perdido la mayoría de las voces carismáticas de antaño, pero también la calidad última de sus interpretaciones.

  11. Yo, alguna vez lo hemos hablado, tengo verdadera veneración por Grant (el actor, no el presidente) al que considero el mejor actor de todos los tiempos. Como suena.
    Esta película es sencillamente maravillosa y la escena que has elegido, descacharrante.
    Hola, Alfredito.

  12. Lo sé, lo sé, Raúl. A mí me parece que anda escaso de registros, aunque los que atesora los cumple con maestría, como para tanto, pero…
    Tienes cosas que contarme, muchacho, de tu periplo alemán…

  13. Después de ver esta escena uno tiene que hacer acopio de fuerzas para no levantarse, ir a la estantería y ponerse a ver el dvd, porque mira que engancha.

    Precisamente pensaba, viéndola en versión doblada, en lo bien que hicieron su trabajo entonces, porque mantienen el ritmo y la expresión perfectamente.

    Es una locura el conjunto de esas gentes, colección de majaretas.

    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s