1.000.000 de Escalones. ¡¡¡1.000.000 de GRACIAS!!!

El 4 de abril de 2007 nacía esta bitácora casi por casualidad, una mañana de aburrimiento en la que no tener nada que hacer provocó que, no sin cierta desgana, nos asomáramos por vez primera al mundo de la blogosfera.

Sin mucha fe en lo incierto de su rumbo, en lo corto de su vida, en su dudosa utilidad e inútil finalidad, y con enormes lagunas en unos erráticos contenidos que estaban todavía por determinar, la primera entrada, el primer movimiento de la Sinfonía del Nuevo Mundo de Dvorak, subió al marcador la primera visita en la primera jornada. Al día siguiente, fueron ocho. Hoy, cuatro años, cinco meses y dos días después, tras novecientos sesenta y cinco posts y casi diecinueve mil comentarios, las visitas han llegado a la mágica cifra del millón. En este tiempo, el blog ha saltado a la organización de proyecciones de películas, a la presentación de libros, a la prensa digital, a la radio, ocasionalmente a los periódicos y, dentro de nada, al papel impreso en forma de libro.

Todas esas cifras, sin embargo, palidecen ante el hecho de haber descubierto y trabado amistad con el impagable tesoro que suponen decenas de personas a las que hemos llegado, o que han llegado a nosotros, gracias al cine, a su amor por ver y hablar de cine, a compartir películas, secuencias, momentos, músicas, alegrías, lágrimas, sustos y emociones. Y algún que otro café.

Y eso no es todo. El blog nos ha permitido viajar, acercarnos a la naturaleza.

Y, modestia aparte, también ha proporcionado ocasiones de triunfar con el bello sexo.

Por no mencionar las invitaciones a los restaurantes más caros para degustar, por ejemplo, algunos de los pescados más exóticos.

Incluso el éxito del blog, traducido a petrodólares, nos ha permitido agenciarnos una pequeña propiedad en el campo de la que disfrutar los fines de semana.

Por más que a veces sea desagradable discutir en las juntas de vecinos.

En suma, más de cinco años en la mejor de las compañías, esas personas que, a modo de los 39 escalones de Alfred Hitchcock en su película de 1935, permanecen en la sombra, al otro lado de la red, haciendo cada día de esta bitácora un lugar hecho desde el cine, para el cine y por las personas que aman el cine, pero sin limitarse al cine.

Aunque resulta un tributo demasiado escaso y triste a todas ellas, lo único que podemos decir es ¡¡¡¡UN MILLÓN DE GRACIAS!!!! (Por cierto, ¿alguien tiene cambio para el billete de más arriba?)

Y nada, que he llamado a unos colegas para celebrarlo en el salón de mi casa; aquí está el vídeo…

Anuncios

36 comentarios sobre “1.000.000 de Escalones. ¡¡¡1.000.000 de GRACIAS!!!

  1. Gracias mil, Tarquin; viniendo de quien viene, es todo un elogio. No sé yo si tengo ánimos para más millones, tengo los tornillos ya algo oxidados…

    Ya estoy pensando en qué pondremos para el 1000; se me ha agotado la reserva de instantáneas de Karloff, así que no tengo más remedio que pensar en otra cosa.
    Abrazos

    El millón ya podía ser de euros, Roberto…

  2. Las cosas buenas siempre surgen por casualidad o por accidente; mira si no la penicilina.
    Un millón de gracias a ti, monstruo.

    Pd.- ¿Por qué has tenido que invitar a Elton si nos va a dejar sin canapés?

  3. Me alegra haberte acertado, David, al menos con la canción.
    Gracias a vos.

    Pues, Celebes, aún me he dejado alguna que otra fotografía sin poner no apta para menores…
    Ay, si ese millón fueran parneses…
    Gracias.

  4. … realmente emocionante.

    Divertido.

    Emotivo.

    Un post de celebración genial para ese millón de buenos momentos que haces pasar.

    Por cierto ¿cómo va ese libro en papel? ¡Qué ganas de tenerlo en mis manos!
    Besos
    Hildy

  5. Eso, Mima, cuando Telecinco suelte la mosca…

    Pienso ponerme los tornillos del revés, MAD, no lo dudes.
    Gracias.

    Dos millones, Carmen, otros cuatro años y pico… No tengo yo cuerpo para esto, se me abren todas las cicatrices y llevo los pies por culpa de los zapatos… En 39 me paro.
    Besos

    Pues progresa adecuadamente, mi querida Hildy. Pero me da miedo incumplir las expectativas, no esperes gran cosa. ¿Qué se puede esperar de un Frankenstein de todo a cien? Pero se ha hecho con cariño y con voluntad de que la gente se lo pase leyéndolo tan bien como yo escribiéndolo.
    Besos

  6. La leche, compa Alfredo, vaya pasada, un millón; algunos tendríamos que acumular varias “ciber-vidas” para llegar a esos números. Pero no creo que sea una cosa casual ni gratuita, es nada más que el resultado lógico de la tarea hecha con calidad y con cariño (basta, como botón de muestra, ver la reseña con que lo celebras…). Un fuerte abrazo, y a por los dos millones…

  7. Gracias, Rosa, ya sabes lo que tienes que seguir haciendo para que lleguemos a esos dos millones…
    Besos

    Pues sí, menudo tajo, amigo Manuel… Todo es ponerse, que diría aquel.
    Lo importante, en cualquier caso, es compartirlo.
    Abrazos.

  8. No tengo cambio Alfredo. ENHORABUENA!!! Esto es todo un logro, amigo. Me alegro de haber caído por aquí, hace ya unos años, de haber aprendido tanto a tu lado y descubrir tantas y tantas películas ( y no solo películas) en este rincón cada día más y más grande. Un fuerte abrazo, Franky.

    PD: Muy buena la relación entre tus frases y las fotografías.

  9. Gracias a ti,mi querido y admirado amigo,por tu generosidad .Tener este blog a nuestra disposición es una delicia y un lujo.
    Ya me gustaría mandarte un millón de parneses en vez de un millón de…
    Saludicos

  10. Muchas felicidades, querido amigo: eso es consecuencia del trabajo bien hecho que alcanza varios mares bañando muchas orillas con tus inteligentes y en ocasiones mordaces comentarios: una audiencia como ésa es para celebrarlo a fondo, sin que falte de nada….. 🙂

    Un abrazo.

  11. Gracias, Marcos, somos un millón más viejos… Gracias a estas fotos he descubierto que tengo un lado fotogénico, en concreto, de espaldas y de lejos.
    Abrazos

    De momento ve sumando, Carmen, que si no llega al millón exacto, a mí me da igual…
    Saludos

    Amigo Dante, lo espeluznante es que aún tengamos ganas de más. Te prometo que antes del verano estaba más inclinado a echar la persiana, o colgar los tornillos en este caso.
    Abrazos

    Ya nos hemos dopado convenientemente, amigo Josep. Seguiremos en la brecha, no sé si inteligentes, pero intentaremos seguir siendo mordaces.
    Un abrazo

  12. Go raibh milliún maith agat, a chara! Un millón de gracias a ti por hacernos disfrutar del mejor blog de cine del mundo. 😉
    Enhorabuenísima y ahora no te duermas en los laureles… Así que has dicho algo de pasar al papel impreso, a ver, a ver… ¿Tenemos libro? Cuenta, cuenta…
    Esto habrá que remojarlo. ¿Hace una pinta?
    Un abrazo,
    Chesús

  13. Gracias JoseAngel, la cosa está difícil, y somos un millón más viejos…

    El mes que viene, ya con papel de por medio, amigo Chesús, lo remojamos todo de una vez.
    Gracias.
    Abrazos

    ¿Plas, plas? ¿Son aplausos o bofetadas…?
    Gracias, my darling.
    Besos.

  14. Magnífico Alfredo,de verdad. Un millón que se reduce,al fin y al cabo,a un par de amigos,y el resto,lectores agradecidos.
    ¿Cómo se mira eso de la estadística? Nunca lo he mirado y no sé cómo se hace.Me haría gracia saber cuánta gente han pasado sin leer lo que uno escribe.Jejeje.
    Un fuerte abrazo.

    1. Pues depende de la plataforma que utilices; yo conozco wordpress, nada más, y no sé en la tuya…
      Es una curiosidad matemática, poco más. La santificación de los números, redondos o rojos…
      Abrazos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s