Diálogos de celuloide – Fort Apache

CAPITÁN YORK (JOHN WAYNE): Coronel Thursday, si manda al regimiento, Cochise creerá que le ha engañado.

CORONEL THURSDAY (HENRY FONDA): Exacto. Le “hemos” engañado. Le hemos engañado devolviéndole a suelo americano. Y tengo la intención de ver cómo se queda allí.

CAPITÁN YORK: Coronel Thursday, le di mi palabra a Cochise. Nadie va a convertirme en un mentiroso, señor.

CORONEL THURSDAY: ¿”Su palabra” a un maldito salvaje? ¿A un analfabeto, un asesino por civilizar, a alguien que no respeta un pacto? Entre un oficial americano y Cochise no existe el honor.

CAPITÁN YORK: Para mí sí, señor.

Fort Apache. John Ford (1948), con guión de Frank S. Nugent.

Anuncios

19 comentarios sobre “Diálogos de celuloide – Fort Apache

  1. Que mítico este diálogo Alfredo. Hay otro entre Thursday y York muy bueno, cuando Fonda le dice a Wayne que ha visto apaches mientras se dirigía al fuerte y Wayne le dice: “Si los ha visto, no eran apaches”.
    ¿Has leído el libro de Torres-Dulce sobre la trilogía de la caballería de Ford? En medio de todo su discurso (muy) conservador, dice alguna cosa muy interesante.
    Un saludo.

  2. Pues lo tengo en la recámara, Víctor, pero sí tengo muy trabajado a John Ford, en especial sus westerns, y rechazo abiertamente el colorido político que se le ha querido colocar a veces. Digamos que se interesa mucho por motivos como la tradición y la familia, pero en cuanto al patriotismo y al nacionalismo americano, habría mucho que decir. Leyendo sus filmes entre líneas, hay mucha más subversión de la que algunos creen. El señor Torres-Dulce, cinéfilo de pro, de esos que apetece siempre leer y escuchar, encaja desde luego ideológicamente con cierta visión de esos aspectos, y es lo suficientemente agudo como para ver y dar importancia a aquellos otros que no encajan en su postura personal.
    Por darle la vuelta a uno de sus argumentos clásicos: la Caballería no supuso tanto el hallazgo de un hogar y del sentido de la vida para una generación perdida o marginada tras la Guerra Civil; supuso más bien el único modo de que miles de inmigrantes (especialmente irlandeses, alemanes y polacos) lograran la carta de naturaleza americana que una sociedad racista y clasista les negaba por razones espurias. En fin, nos haremos eco del libro, seguro.
    Saludos.

  3. Claro, luego uno se va al cine y se encuentra según qué cosas, se acuerda de guiones como ése, y le entra un cabreo incomprensible para muchos.

    ¿Sabes, Alfredo? Estoy tan chalado, que a veces he llegado a pensar que la del Cine es una asignatura que, por lo menos como optativa (no sé si todavía existe eso) habría que impartir en primaria, a la misma hora y en día distinto a la de cocina, y así nadie tendría excusa para descuidar su mente y su físico.

    Nà, locuras mías…. 😉

    Un abrazo.

  4. Pues compartimos esa locura, amigo Josep; siempre he sido partidario del uso educativo del cine, no sólo como asignatura, sino como aplicación para algunas otras, especialmente de Letras. Pero no lo veremos, me temo. Justamente la educación lleva el rumbo contrario. Antes entrará Youtube en los libros que el cine.
    Un abrazo.

  5. Creo que ya lo hemos hablado alguna que otra vez. Para mí, y por mucho que gente tan excelsa como tú y como el Sr. Torres-Dulce apreciéis lo contrario, SÍ que existe un discurso pelín caduco y algo retrógado en Ford -el mejor director, sin paliativos, que nos ha dado este invento-, lo que no impide que su visión destile pureza, hermosos sentimientos, e incluso como has apuntado alguna que otra vez, una lectura crítica y exigente del modelo de sociedad que tan bien defiende.

    Dicho esto, voy a lo importante: Con lo difícil que es resultar odioso teniendo esos ojos, y cómo borda el papel de capullo Fonda. Viéndole aquí, se entiende perfectamente que años después Leone se empeñara en darle una vuelta de tuerca incluso sádica.

  6. Aunque la de John Ford, compa Alfredo, nunca es una asignatura fácil de aprobar, tal es el calibre de su figura y de su obra, lo mío es de muy deficiente: he visto poco, mal y muy desordenado, con lo cual no tengo una visión global que me permita entrar en valoraciones propias (curiosamente, creo que es más lo que he leído sobre ella que lo que, propiamente, he visto). Ésta sí la ví, hace ya bastante tiempo, y ni siquiera recuerdo los detalles de su trama. Más tarea al zurrón (de la jubilación; en activo será complicado…). Un fuerte abrazo y buen día.

  7. No niego, y lo sabes, amigo Raúl, que ese discurso elegíaco alrededor del pasado está presente; es más, no puede entenderse a Ford sin su presencia. Pero yo niego categóricamente que los westerns de Ford sean fascistas o se alineen con el republicanismo norteamericano más exacerbado. Es cierto que hay una cierta tendencia en Ford posterior a la II Guerra Mundial, sobre todo por influencia de Wayne y Ward Bond para abrazar esa causa, pero luego hace “El gran combate” y “Siete mujeres”… Eso por no hablar de “Las uvas de la ira”:
    Pues me temo, Raúl, que Fonda sabía muy bien ser odioso: a Peter Fonda le preguntaron una vez cómo había sido eso de ser hijo de una estrella de cine; él contestó: “¿recuerdas el coronel Thursday que interpretó mi padre en ‘Fort Apache”? Pues ahí lo tienes’.

    Pues hala, Manuel, ya tienes tarea (ingente, vive Dios). Un placer acercarse a descubrir paso a paso la obra de este monstruo. Para ir abriendo boca, ¿recuerdas a Custer y Little Bighorn? Pues la historia de “Fort Apache” cambia los nombres, la fecha y el lugar, pero los hechos son los mismos.
    Abrazos.

  8. Hola. Cuando hablaba del discurso conservador me refería al de Torres-Dulce, yo tampoco comparto la idea del Ford fascista, aunque sea cierto que después de la IIGM tiene una deriva personal hacia la derecha y que como apuntabas, hubiera una fuerte influencia de sus amigos Wayne y Bond, aunque creo que Ward Bond era mucho más activo políticamente y Wayne un conservador más simplón y algo lastrado por su imagen pública.
    Pero el espiritu rebelde e incluso izquierdista de Ford es innegable, sólo hay que ver toda sus actividades en el sindicato de directores de cine, asociaciones en favor de la II República Española, ligas antinazis y su oposición (algo miedosa) al macarthismo. Y eso se refleja como también decías en peliculas anteriores y posteriores a la IIGM. Junto a personajes racistas y clasistas como Thursday, retrató la dignidad de las minorías de EEUU antes que ningún otro.
    Pero, aspectos políticos aparte, por lo que nos gusta Ford es por el desamparo de Ethan Edwards cuando lleva a su sobrina a casa y se queda en la puerta, o por la paliza que se dan Sean Thornton y el pelirrojo Danaher, mientras a un pequeño duendecillo irlandés aquello le parece “Homérico”.

  9. Sí, sí, si yo me refería también a eso, a lo bien que encaja Torres-Dulce con la parte conservadora del discurso de Ford, y viceversa, como bien corresponde a un señor Fiscal de Sala. Creo personalmente que las profundas contradicciones de su personalidad y de muchos de sus personajes vienen de su doble prisma acerca de sí mismo, a su condición de inmigrante de segunda generación. Ansioso de integrarse en el país y al mismo tiempo deseoso de honrar a su pasado, en distintos momentos glorifica y en otros critica ácidamente a los Estados Unidos, y quizá por eso refleja muy bien el espíritu de esos idealizados soldados de caballería: quejosos de un sistema que no funciona, excluyente, miope y prisionero de la burocracia y de la política, pero al mismo tiempo orgullosos y chovinistas con respecto a la ciudadanía entendida como cuna de héroes anónimos, de ciudadanos ejemplares por encima de quienes los gobiernan. Y, curiosamente, este espíritu de comunidad, esta dualidad entre el sistema norteamericano (objeto de crítica) y el ensalzamiento del hombre común, prendió en alguien como Clint Eastwood (¿qué son, si no, películas como “El fuera de la ley” o “El jinete pálido” sino tributos a la idea de comunidad, a la idea de refundación del Estado?).
    Y ya que citas a Barry Fitzgerald, hay una de sus citas de “El hombre tranquilo” que me encanta: “hace una noche estupenda; creo que me reuniré con unos cuantos amigos a conspirar un poco”.

  10. No hace mucho vi “La muerte tenía un precio” y me gustó… nunca he prestado atención al western, pero creo que voy a hecharle un vistazo un día de estos a otra peli del género. Me voy apuntando esta.
    Besos.
    Rosa.

  11. Bueno, Marcos, si recuerdas la película, ese ejemplo presuntamente edificante se disuelve al final como un azucarillo.
    Un abrazo

    ¿En serio, Carmen? ¿También las del Oeste? Bueno, no me sorprende; cuando se es capaz de ver más allá de los tópicos del género, aparece el genio.
    Saludos

    Ay, Rosa, aún haremos de ti una forajida en toda regla… Es un género con algunas películas sencillamente soberbias. Apunta ésta: “Johnny Guitar”. Si no la has visto, la vas a flipar.
    Besos

  12. Dos diálogos magníficos, llenos de contenido. Uno, el primero, el “diálogo de celuloide”, y el otro, el diálogo posterior con los comentarios tan interesantes que ha provocado. He llegado un poco tarde pero se ve que justo a tiempo.

  13. Ford da para mucho, Celebes, aunque durante décadas e incluso hoy los propios americanos no lo ven así. Joseph McBride, en su monumental (por extensa sobre todo) biografía de Ford, comenta que un supervisor de guionistas de un estudio de Hollywood, cuando oyó hablarle de Ford, le dijo: “no lo conozco; ¿qué tipo de películas hacía?”. Por otro lado, también menciona que una profesora de la famosa UCLA (Universidad de California, en Los Ángeles) le comentó que sí conocía a Ford, pero que no había visto ninguna de sus películas… Hablamos de una profesora de cine y arte audiovisual… Y hablamos del único director con 4 Oscars, autor de obras maestras como “Centauros del desierto”… En fin.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s