Música para una banda sonora vital – Benny Goodman

Sintonía cinematográfica donde las haya, Sing, sing, sing, del gran clarinetista Benny Goodman, aparece innumerables veces citada o directamente sonando a lo largo de los últimos decenios de celuloide. Por no ceñirnos a Woody Allen una vez más cuando de jazz se trata, nos quedaremos con el periplo de Vanessa Paradis y Daniel Auteuil por la Costa Azul francesa en busca de un nuevo guardarropa para ella en La chica del puente, de Patrice Leconte.

Anuncios

9 comentarios sobre “Música para una banda sonora vital – Benny Goodman

  1. Bueno, bueno, bueno: ésa sí es una buena música para una soleada mañana de domingo.

    Mientras la escuchaba, me daba cuenta de lo bien grabada que está usando los canales estereofónicos para coadyuvar a la sensación que estás frente o en medio de la estupenda banda.

    Un dia alguien podría hacer una nueva película sobre Goodman dando a conocer el valor de su contribución musical y social en una época en la que los negros entraban por la puerta de atrás y en la que, curiosamente, composiciones como la que hoy nos traes eran populares y hoy se han visto casi que reducidas a círculos mínimos con visos intelectualoides y el palabro está aplicado con toda intención.

    Un abrazo.

    1. Me doy cuenta ahora que estoy apareciendo como anónimo, seguramente porque al cambiar de sistema (he vuelto a Debian) las cookies se habrán ido al carajo… 🙂

      Un abrazo.

  2. Efectivamente; el otro día pensaba algo parecido tras leer algo sobre Fred Astaire. Gente como Barisnikov y Nureyev lo proclamaron el más grande bailarín del siglo XX, precisamente porque consiguió hacerse popular gracias a un arte popular sin dejar de ser arte; hoy, ¿quién puede decir por debajo de cierta edad que sabe quién es?
    Un abrazo

  3. Sing, sing, sing… qué buen rollo.

    Y también recuerdo con cariño La chica del puente… otra en blanco y negro. De circos, melancolías, suicidas e historias de amor imposible…

    Gracias

    Besos
    Hildy

  4. Hay que quitarse el sombrero ante Benny Goodman y esta banda, este sonido por el que no pasa el tiempo. Cuántas veces ha sido imitado ese comienzo y qué moderno es escuchado todavía hoy. Abrazos.

  5. De esa película, Hildy, me gusta especialmente ese Mediterráneo tan distinto en blanco y negro; otra luz, otro mar, otro Estambul…
    Besos

    Pues sí, y luego volver a ponerse el sombrero, que ya va refrescando.
    Abrazos.

  6. Basta, compa Alfredo, darse una pasadita por la página correspondiente al músico en la IMDB para quedar abrumado con el ingente número de films en los que, efectivamente, suena esta pieza musical; una de esas a la que, por cierto, no le viene nada grande el calificativo de clásico, y que, además, hace que, como mínimo, se te vayan los pies tamborileando con el “piloto automático”… Un fuerte abrazo y buena semana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s