Música para una banda sonora vital – Intrusos (III)

Patrick MacNee en Don’t look back in anger, de Oasis.

Danny Aiello en Papa don’t preach, de Madonna (a su vez intrusa inadmisible y bastante repelente en el cine).

Aquí consideramos que Madonna es uno de los peores engendros que generaron los años 80, así que no podemos evitar recordar Reservoir dogs y su famosa escena del desayuno

Anuncios

7 comentarios sobre “Música para una banda sonora vital – Intrusos (III)

  1. Hubo un tiempo en que frecuentaba el bar de un amigo mío y el tío tenía una tele todo el día con video clips: allí descubrí a Madonna y desde entonces, y ha llovido, cada tanto aparece por algún lado u otro: es como una plaga, la tía. Pero he de reconocer que se lo curra…

    Un abrazo.

  2. Bueno, su publicitario, su manager, su agente o como sea, se lo ha currado tanto o más que ella: no sabe cantar, no sabe componer, no sabe bailar, no sabe moverse, no sabe actuar, pero ha dado mucho de sí. Cosas de América; de ser búlgara, ni un rosco…
    Un abrazo

  3. Don’t Look Back in Anger es un temazo. No soy gran fan de Oasis pero ese disco y el anterior (es decir, los 2 primeros) son joyas.

    De Madonna diré que al menos la conversación de la cafetería de Reservoir Dogs es divertida.

    Un abrazote

  4. A Patrick MacNee le tengo yo poco ubicado… su papel más famoso como uno de los vengadores yo no lo viví… tal vez le viera en alguno de los episodios del maestro del suspense… también estuvo ahí…

    A Danny Aiello le recuerdo con amor en Hechizos de Luna. En sus intervenciones en películas de Allen… Ahhh y también en mis películas de mafiosos favoritas Érase una vez en América o en El padrino… No sabía yo de su incursión en el mundo del videoclip… y con Madonna… mamma mia.

    De Oasis, no me tiréis piedras sus fervientes seguidores, estoy yo totalmente perdida, mi eclecticismo musical no ha llegado a ellos…, llegaré, llegaré…

    Y de Madonna qué decir de Madonna y sus pantalones de pitillo/piratas negros… qué cantar sobre ella. Guste o no guste fue fenómeno mediático. Quién no conoce alguna canción, quién no se sabe alguna anécdota de su vida. A mí ni fu ni fa… pero ya sabes (aunque te duela) que disfruto con el musical de Moulin Rouge… y ahí está una versión sin igual de una canción de la Madonna… que es que me parto cada vez que la veo. Madonna ya sabemos que siempre se ha sentido atraída por el mundo del cine (incluso imitó a la mismísima Monroe)… Ahora su huella en el séptimo arte… ufff… Ay, hablo de esta mujer y siento meterme en un berenjenal sin salida posible…

    ¡Vaya rollo que te he metido!

    Besos
    Hildy

  5. Poco, o nada más, puede decirse, Alberto. Excepto que quizá los hermanos estos de Oasis hubieran podido aparecer en alguna de Tarantino soltándose mamporros mutuamente…
    Un abrazo

    Si no recuerdo mal, Hildy, aparece también en alguna película de James Bond. ¿”Moonraker”, quizás? Bueno, Oasis no me interesan mucho (bueno, ahora ya, nada) y Madonna, pues, guste o no, no “fue un fenómeno mediático” sino que “la hicieron un fenómeno mediático”, lo cual, a mi entender, es muy distinto. Porque los fenómenos mediáticos no “son”, sino que alguien “los hace” para vender.
    Ay, “Moulin rouge”… Pústulas me salen, oye.
    Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s